Skip to main content

Child Advanced Safety Project for European Roads

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una mejor protección de los niños en las carreteras europeas

Un grupo de investigadores en Europa ha contribuido a los esfuerzos por reducir el número de niños heridos y fallecidos en accidentes de tráfico.

Tecnologías industriales

El proyecto «Child advanced safety project for European roads» (CASPER) identificó la necesidad de aplicar un enfoque exhaustivo para reforzar la seguridad infantil en el transporte por carretera que abarque los aspectos de la normativa pública, educación vial, infraestructuras viales, compatibilidad entre vehículos, así como de dispositivos de seguridad activos, pasivos y terciarios. Los socios de CASPER se centraron en muchos aspectos analizados anteriormente en otros proyectos de investigación en la materia, en los cuales sin embargo no se abordaron aspectos específicamente relacionados con los niños (los ocupantes adultos, la biomecánica, la tolerancia a las lesiones, modelado de maniquíes y del cuerpo humano, así como simulaciones virtuales). Por lo tanto, no es de sorprender la falta de datos biomecánicos sobre niños, como tampoco lo es que las normas, regulaciones y procedimientos de prueba que actualmente conciernen a los menores se basen en una versión a escala reducida de los datos que aplican a los adultos. Debido a estas y otras carencias, el proyecto CASPER se centró en mejorar la protección de los más pequeños mediante el desarrollo de herramientas innovadoras que permitan a los fabricantes de sistemas de retención infantil (CRS) optimizar el desarrollo y prueba de sus productos. Los investigadores del proyecto también analizaron las razones y las consecuencias de una utilización incorrecta de los CRS, así como las condiciones para el transporte infantil. Tras movilizar a un colectivo importante de expertos empresariales y científicos en el área de la seguridad pasiva para niños de Europa, los quince socios del proyecto CASPER procedentes de siete países distintos se propusieron utilizar los datos disponibles sobre lesiones en niños y completar las lagunas de información existentes en la medida de lo posible. Los resultados del proyecto apuntan a una serie de cuestiones importantes en el transporte infantil así como en la utilización que las personas con niños a su cargo hacen de los sistemas de retención. Algunos de los logros más importantes de este proyecto incluyen el desarrollo y validación de un sensor abdominal para maniquís de niños y, sobre la base de reconstrucciones físicas de accidentes, la actualización de los criterios de lesión infantil, los cuales se publicarán e integrarán en los procedimientos de prueba. El proyecto CASPER, financiado con fondos comunitarios, ha logrado avances significativos en materia de transporte y seguridad infantil, como por ejemplo la armonización de los procesos de recogida y almacenamiento de datos, así como la propuesta de nuevos criterios de protección para su aplicación en los procedimientos de prueba, entre otros. La implantación práctica de las diversas conclusiones del proyecto servirá indudablemente para que disminuya el número de fallecimientos y lesiones sufridas por los menores durante el transporte por carretera.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación