Skip to main content

Immunoglobulin IgY pseudomonas A clinical trial for cystic fibrosis treatment

Article Category

Article available in the folowing languages:

Inmunoterapia oral para la fibrosis quística

La fibrosis quística (FQ) es una enfermedad hereditaria relacionada frecuentemente con infecciones bacterianas potencialmente mortales. Ahora, una estrategia terapéutica novedosa basada en la administración de anticuerpos de gallina va a suponer un punto de inflexión en el tratamiento de esta afección.

Salud

La FQ, provocada por una mutación en el gen CFTR, favorece la acumulación de mucosidades en los pulmones, predisponiendo a los pacientes con FQ a infecciones y, en último lugar, a una obstrucción pulmonar crónica. Hasta el momento, se han identificado más de 1 700 mutaciones con una prevalencia global de un caso por cada 2 500 personas. La gran mayoría de los pacientes con FQ pueden padecer infecciones por la bacteria Gram negativa Pseudomonas aeruginosa (PA). El tratamiento con antibióticos solo es eficaz en las fases iniciales de la infección. Así, las infecciones recurrentes ineluctables desembocan en una infección pulmonar crónica. Curiosamente, las cepas de PA de pacientes con FQ son más resistentes a antibióticos que las cepas de PA aisladas en otros grupos de pacientes. Dado que la FQ es una afección potencialmente mortal y la aparición de resistencia farmacológica supone un riesgo cada vez mayor, el descubrimiento de alternativas eficaces para reemplazar los antibióticos empleados actualmente constituye una prioridad de primer orden. Diez países europeos colaboraron a fin de desarrollar anticuerpos terapéuticos IgY de origen aviar contra PA con designación de fármaco huérfano. Esto fue posible gracias a la puesta en marcha de la iniciativa financiada por la Unión Europea IMPACTT (Immunoglobulin IgY pseudomonas A clinical trial for cystic fibrosis treatment). Anticuerpos producidos en la yema de huevo Los anticuerpos aviares IgY se obtuvieron a partir de la yema de huevo de gallinas ponedoras vacunadas contra PA. Los anticuerpos de la yema de huevo fueron purificados mediante extracción acuosa con el fin de producir una formulación que solo contiene proteínas de huevo y agua. «Una vez administrada por vía oral, el riesgo de aparición de reacciones adversas graves frente a esta formulación no debería ser mayor que el riesgo asociado con el consumo de huevos», explica el profesor Larsson, coordinador del proyecto IMPACTT. Los ensayos clínicos de fase I previos demostraron que si los pacientes realizan un enjuague bucofaríngeo con la solución IgY cada noche se evita la propagación de PA en los pulmones. Es más, un único enjuague bucofaríngeo diario fue suficiente para prevenir infecciones recurrentes y crónicas. Por tanto, los socios de la iniciativa IMPACTT se propusieron mejorar la inmunoterapia con anticuerpos IgY anti Pseudomonas en aras de desarrollar un tratamiento farmacéutico que beneficiara al conjunto de pacientes con FQ de la Unión Europea y de todo el mundo. El trabajo preclínico del equipo de IMPACTT reveló que la administración oral de anticuerpos IgY anti Pseudomonas presenta una buena tolerancia, no daña el tracto gastrointestinal y no afecta a la microflora bacteriana normal y patogénica en ratones tratados. Los estudios de los mecanismos de acción señalaron que los anticuerpos IgY opsonizan la bacteria y aumentan su internalización en neutrófilos polimorfonucleares. Esto se traduce a su vez en una eliminación más rápida de las bacterias en las vías respiratorias en la FQ y sugiere que los anticuerpos IgY podrían ser empleados para favorecer la inmunidad innata frente a PA. Asimismo, los socios del consorcio estudiaron más de veinte cepas de PA, incluyendo algunos de los antígenos empleados en estrategias de inmunización. «Los anticuerpos IgY anti Pseudomonas exhibieron una buena inmunorreactividad frente a todas las cepas evaluadas, consolidando su uso potencial como tratamiento profiláctico frente a PA», añade el profesor Larsson. Ensayo clínico El objetivo principal de la iniciativa IMPACTT era llevar a cabo un ensayo clínico doble ciego aleatorizado con grupo control de fase III en diferentes centros de toda Europa. En este contexto, se seleccionaron 164 pacientes con FQ a fin de estudiar los principales efectos profilácticos y terapéuticos de los anticuerpos IgY anti Pseudomonas en pacientes con FQ. El ensayo evaluó la recurrencia de PA en el esputo de los pacientes que recibieron anticuerpos IgY anti Pseudomonas o un placebo por vía oral durante dos años. Además, se demostró que estos anticuerpos estaban presentes en la cavidad oral de los pacientes hasta un máximo de veinticuatro horas sin producir ninguna reacción inmunitaria o alérgica adversa. La infección crónica por PA es la causa más común de morbilidad y mortalidad en pacientes con FQ. La estrategia terapéutica basada en anticuerpos desarrollada por IMPACTT constituye un método profiláctico idóneo que minimiza el riesgo de aparición de resistencia a antibióticos. Los descubrimientos de este estudio van más allá de la FQ, favoreciendo el desarrollo de inmunoterapias orales basadas en anticuerpos IgY destinadas a reemplazar los antibióticos existentes. Un método parecido podría emplearse también para la prevención de infecciones bacterianas en animales.

Palabras clave

Fibrosis quística, Pseudomonas aeruginosa, IMPACTT, anticuerpos IgY, ensayo clínico de fase III

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación