Skip to main content

The Russian World Proposal: From the Geopolitical Utopia to Affective Community

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una nueva mirada al «mundo ruso»

Habida cuenta del importante número de exiliados y las amplias poblaciones rusohablantes que habitan más allá de las fronteras de la actual Rusia, la idea de «mundo ruso» adquiere innumerables matices. Una nueva investigación arroja luz sobre este importante término geopolítico.

Sociedad

El concepto de «mundo ruso» surgió tras la disolución de la Unión Soviética para referirse de forma conjunta a los más de veinticinco millones de rusohablantes que conforman la diáspora rusa. Rusia se refiere a esta población en el exilio para definir su identidad, un fenómeno que quedó patente en la reciente anexión de Crimea. Con este telón de fondo, los responsables del proyecto RUSMIR (The Russian world proposal: From the geopolitical utopia to affective community), financiado con fondos europeos, abordaron el análisis del concepto de «mundo ruso» desde un punto de vista ideológico y geopolítico. Para ello, recabaron datos de informes sobre políticas, ensayos de opinión y libros de texto, así como de la prensa y las redes sociales. A partir de dichas fuentes documentales se identificaron nociones culturales, geopolíticas, religiosas e ideológicas superpuestas, como «gran poder» o «civilización ortodoxa». Los socios observaron una evolución en la concepción del universo postsoviético: de una red descentralizada de comunidades de compatriotas diseminados por todo el mundo en la década de 1990, a una entidad más aislada a partir de 2014. El estudio de RUSMIR también pone de relieve la resistencia de la diáspora a ser incorporada ideológicamente a Rusia, lo que obedece a que la relación entre ambas partes ha vivido numerosos altibajos. Esta tensa relación amor-odio se vio exacerbada por la colonización de distintas regiones de Eurasia y los reasentamientos forzosos. El carácter postimperial de la diáspora y la disolución de la Unión Soviética, de donde procedían muchos colonos, no contribuyeron precisamente a mejorar las relaciones. Cabe destacar, además, que los emigrantes voluntarios, tales como los asentados en Europa, Israel y Norteamérica, no están en buena sintonía con aquellos que se consideran compatriotas de la antigua Unión Soviética. RUSMIR logró aclarar y contextualizar el concepto de «mundo ruso» en la era postsoviética. Por otra parte, aportó importantes nociones sobre la cultura geopolítica rusa postsoviética y posibles escenarios futuros. Los resultados del proyecto se plasmaron en numerosas publicaciones, artículos, capítulos de libros, ensayos y volúmenes de colecciones. Paralelamente, los integrantes de RUSMIR participaron en entrevistas, congresos y seminarios, en los cuales dieron a conocer sus relevantes investigaciones sobre la materia. En un mundo caracterizado por las tensiones geopolíticas, estos conocimientos poseen un valor incalculable para políticos y analistas.

Palabras clave

Mundo ruso, diáspora, Unión Soviética, RUSMIR, geopolítico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación