Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Procesos innovadores para los bioplásticos

Los materiales de embalaje son una de las causas principales de polución, causando toda esta basura no biodegradable gran daño al ambiente y, en último término, a la salud humana también. Consciente de este grave problema en la Unión Europea, un grupo de investigadores se dedicó a diseñar un método de comprobación de la biodegradabilidad de los bioplásticos (alternativa al plástico corriente), mediante la utilización de cultivos específicos de microorganismos.

Cambio climático y medio ambiente

Los materiales de embalaje, como el plástico, por ejemplo, forman parte de la vida cotidiana; sin embargo, los plásticos plantean una amenaza ecológica. Para solventar esta crisis en la UE, consumidores y responsables políticos, por igual, deberían promover el uso de bioplásticos, materiales de embalaje biodegradables. De hecho, los bioplásticos brindan una alternativa interesante a los plásticos tradicionales, al poder convertirse en abono orgánico sin peligro de contaminación y al no generar basuras semipermanentes esparcidas por playas, bosques y carreteras. Ahora bien, el concepto de bioplástico abarca todo un catálogo de materiales con disparidad de propiedades químicas que tampoco muestran un perfil único de biodegradabilidad. Por consiguiente, es necesario disponer de técnicas de evaluación capaces de determinar exactamente el nivel de biodegradabilidad de cada plástico. A este efecto, investigadores de Bélgica, Alemania, Suiza e Italia diseñaron una prueba in vitro innovadora y rápida, mediante cultivos de microorganismos que determinan la biodegradabilidad de los plásticos. Así, este consorcio descubrió microorganismos específicos capaces de degradar bioplásticos, que a continuación aprovecharía para diseñar pruebas in vitro normalizadas destinadas a analizar rápidamente la biodegradabilidad. Además, estas pruebas son versátiles y pueden evaluar bioplásticos diversos, tales como polihidroxialcanoatos, policaprolactona, plásticos basados en policaprolactona (MaterBi), poliésteres sintéticos (Bionolle) y poliuretanos. Estas pruebas innovadoras podrían resultar esenciales en la conservación del medio ambiente y en asegurar que los bioplásticos son biodegradables de la manera más eficaz.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación