Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un nuevo servicio para los residuos de la construcción y la demolición

En la actualidad, cerca de la mitad de los desechos del sector de la construcción acaba en vertederos. Un grupo de científicos financiado con fondos europeos ha logrado desarrollar una serie de herramientas rentables y de alta tecnología para la recuperación de materiales, algo muy positivo tanto para el sector como para el medio ambiente.

Cambio climático y medio ambiente
Tecnologías industriales

Cualquiera que haya hecho alguna reforma es consciente de la inmensa cantidad y variedad de desechos que se pueden llegar a generar al reconstruir, por ejemplo, un cuarto de baño pequeño. Imagine el volumen de residuos generados al construir, renovar y demoler edificios a escala mundial. El proyecto HISER, financiado con fondos europeos, ha unido a veinticinco socios (ocho grandes empresas, ocho pymes, una confederación, seis organizaciones de investigación y dos organismos públicos) para abordar este enorme problema. El equipo desarrolló herramientas y tecnologías avanzadas que prometen mejorar significativamente el estado actual del reciclaje de residuos de construcción y demolición (RCD).

El ciclo se cierra

El índice actual del reciclaje de RCD en la Unión Europea es del 50 %. En toda la cadena de reciclaje se presentan problemas que impiden que los materiales de desecho puedan volver al mercado. Los obstáculos principales son la falta de precisión al predecir el volumen de residuos antes de la demolición, la incapacidad de realizar un seguimiento de los materiales de desecho a lo largo del proceso de reciclaje y la baja calidad o pureza de los materiales reciclados. Este último factor genera puntos de vista negativos, lo que dificulta que nuevas empresas quieran formar parte del sistema. HISER ha cerrado el ciclo. David García, coordinador del proyecto, comenta: «Hemos hecho posible una economía circular en el sector de la construcción combinando tecnologías para identificar de forma preliminar los desechos, clasificarlos en el propio lugar y separarlos y reciclarlos automáticamente».

Una nueva vida para los RCD

Uno de los resultados más importantes del proyecto HISER es la creación de una herramienta inteligente para el modelado de información para la edificación para la demolición inteligente (BIM-SD). La herramienta genera un inventario de construcción, lo que ayuda a los ingenieros a determinar el tipo, la calidad y la cantidad de residuos de edificación que se van a generar. Al ser un programa compatible con casi cualquier dispositivo portátil, se puede usar con facilidad en cualquier lugar de trabajo, y su precisión y rentabilidad se han validado en cuatro tipos de edificios diferentes. El BIM-SD clasifica eficientemente los materiales desde el principio, lo que permite que haya grandes cantidades de desechos disponibles para el reciclaje y la reutilización. Se han desarrollado diferentes tecnologías para colaborar con la clasificación, la separación y el control automático de calidad a fin de ofrecer no solo grandes cantidades de material, sino elementos de calidad. Estas tecnologías pueden producir materias primas con un nivel de pureza del 80-100 % para que se integren en nuevos productos de construcción. Según García, HISER ha producido «cementos de baja energía embebida, hormigones verdes y rentables, ladrillos, tableros de yeso laminado y compuestos de polímero de madera (con áridos pedregosos, cerámica, arena, yeso recuperado y madera recuperada) y lana mineral». Todas las tecnologías y los productos relacionados con las cerámicas, el hormigón, el yeso, la madera y la lana mineral han sido validados a gran escala en cinco casos prácticos. HISER finalizó el trabajo técnico con evaluaciones integradas del aspecto económico y medioambiental mediante dichos casos, y la identificación de las ventajas y desventajas sirvió para que el equipo preparara una serie de recomendaciones sobre políticas y normativas. Aunque no era un objetivo al inicio del proyecto, uno de los logros más importantes de HISER fue la organización de la Conferencia Internacional HISER en colaboración con el proyecto BAMB, financiado con fondos europeos. García explica: «Se trata del primer evento internacional centrado exclusivamente en la gestión y el reciclaje de los RCD. El programa duró tres días y se realizaron setenta y siete presentaciones». Hay otra conferencia planeada para 2020. El proyecto HISER ha terminado, pero su trabajo y su visión continúan, ya que ha generado un importante impacto en el sector de la construcción, los RCD y el medio ambiente.

Palabras clave

HISER, edificación, desecho, reciclaje, materiales, residuos de construcción y demolición (RCD), construcción, herramienta, clasificación, madera, medio ambiente, hormigón, yeso, lana mineral

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación