Skip to main content

Transitions pathways and risk analysis for climate change mitigation and adaption strategies

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un marco para la formulación de políticas en materia de cambio climático

En la actualidad, el riesgo y la incertidumbre en la formulación de políticas sobre el clima es un ámbito poco investigado. Estos factores deben tenerse plenamente en cuenta para evitar consecuencias imprevistas.

Cambio climático y medio ambiente

Los modelos relativos a la evolución del clima futuro y sus repercusiones contienen un alto nivel de incertidumbre, al igual que los modelos para evaluar los costes y beneficios asociados a las diferentes vías de mitigación. El proyecto financiado con fondos europeos TRANSrisk abordó esta brecha del conocimiento con el objetivo de ayudar a los responsables políticos a aplicar políticas climáticas más eficaces mediante una mejor comprensión de los costes, los beneficios, los riesgos y las incertidumbres asociados a las diversas opciones políticas. Los investigadores desarrollaron un marco de evaluación en el que incorporaron el análisis de riesgos e incertidumbres respecto a los costes y beneficios de las vías de transición y los diseños de políticas consiguientes. Estas vías proporcionan información sobre una serie de innovaciones tecnológicas que pueden contribuir a una transición sostenible con bajas emisiones de carbono en los sectores de la energía, el transporte, la agricultura y la industria. Un conjunto de herramientas de apoyo a la toma de decisiones también ayudó a los responsables políticos y al diseño de estas políticas. «Algunas de nuestras herramientas pueden explorar, categorizar y analizar la experiencia de las principales partes interesadas del sector, mientras que otras pueden ayudar a hacer estimaciones rápidas y sencillas de los impactos de los cambios políticos propuestos», declara la doctora Jenny Lieu, coinvestigadora del proyecto. Estudios de caso examinados Los socios del proyecto probaron ampliamente las herramientas y la orientación desarrolladas por TRANSrisk en catorce estudios de caso en países de Europa y América del Norte y las economías de rápido crecimiento de África, Asia y América Latina. «Cada estudio de caso se centró en sectores económicos y tecnologías hipocarbónicas fundamentales para el país en cuestión, mediante la aplicación de un marco común a tecnologías y contextos muy diferentes (sociales, económicos y políticos)», explica el otro coinvestigador del proyecto, el profesor Gordon MacKerron. Los estudios de caso incluyeron la energía solar fotovoltaica en los Países Bajos, tanto a escala de tejado como de parque solar, y la transición del carbón a las energías renovables en el sector de generación de energía de Polonia. Un estudio de caso indonesio examinó el uso de biodigestores y biogás para la generación de electricidad tanto a escala de pequeño municipio como a mayor escala. En Chile, los investigadores examinaron la producción de energía solar y cómo se pueden perfeccionar las medidas de mitigación contra el carbono para mejorar la calidad del aire urbano. La colaboración con un grupo diverso de partes interesadas puede ayudar a mejorar la comprensión de los problemas principales y los riesgos potenciales y cómo estos repercuten en los diferentes grupos. Por lo tanto, TRANSrisk colaboró con las partes interesadas, como las organizaciones no gubernamentales y la industria, a través de sus talleres de estudios de caso y entrevistas. Según el profesor MacKerron: «La mayoría de los estudios de caso utilizaron un proceso bidireccional, en el que las partes interesadas proporcionaban información y resultados sobre las posibles vías hipocarbónicas, y recibían comentarios al respecto». Beneficios múltiples Este proceso tuvo dos repercusiones principales. En primer lugar, se proporcionó a las partes interesadas un análisis académico innovador de sus tecnologías y vías hipocarbónicas preferidas. En segundo lugar, las asociaciones creadas entre las partes interesadas y el ámbito académico pueden ser utilizadas por ambas partes en el futuro para comprender mejor los avances de las tecnologías con bajas emisiones de carbono y su despliegue. Las vías para la transición hacia un futuro hipocarbónico a menudo se perciben como intrínsecamente positivas, pero los estudios de caso revelaron varios casos de concesiones que provocan repercusiones sociales, económicas o ambientales negativas a escala local. En algunos casos, estas concesiones pueden conducir a la resistencia social, por ejemplo, si un gran número de personas (o aquellos que trabajan en sectores políticamente influyentes) se enfrentan a la pérdida de sus empleos. TRANSrisk aportará beneficios a los responsables políticos y a los investigadores, así como a los ciudadanos. «El proyecto ayudará a quienes deseen comprender no solo los costes asociados al cambio climático, sino también los riesgos, las incertidumbres y los efectos secundarios relacionados con las diferentes vías de mitigación, así como la aceptación pública (o la falta de ella) de las tecnologías hipocarbónicas», concluye la doctora Lieu.

Palabras clave

TRANSrisk, política, parte interesada, riesgo, transición, cambio climático, hipocarbónico, solar, académico, responsable político, incertidumbre

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación