Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una nueva era para la energía sostenible

El panorama energético está en devenir: se está pasando de los combustibles fósiles hacia fuentes de electricidad más sostenibles y de monopolios integrados a un mercado más competitivo e independiente. Los mercados energéticos se articulan históricamente en torno a fuentes centralizadas; sin embargo, la generación de energía renovable exige un enfoque distinto: la integración de diferentes fuentes no centralizadas, el almacenamiento de la energía y el refuerzo de los vínculos con el usuario.

Energía

La liberación del mercado eléctrico ha aumentado la competencia y la rentabilidad de la producción de energía en varios países de la Unión Europea, lo que ha reducido los precios de la electricidad. Los agregadores de energías renovables actúan como intermediarios entre el suministro y la demanda en el mercado eléctrico, lo que ha permitido que la producción y el consumo a pequeña escala formen parte del mercado mayorista, algo que antes estaba reservado a productores y consumidores a gran escala. Su funcionamiento consiste en agregar pequeñas unidades de generación y producción y desarrollar servicios energéticos para el uso industrial, comercial o doméstico. La agregación de fuentes eléctricas distribuidas fomenta la competencia en el sector de la energía renovable. Modelos comerciales para la energía renovable El proyecto financiado con fondos europeos BestRES ha investigado los obstáculos que existen en el mercado y ha aportado sugerencias de cara a una mejora futura del papel de los agregadores de energías renovables. El proyectó aglutinó a once organizaciones asociadas que trabajan en nueve países europeos. Silvia Caneva, coordinadora del proyecto, lo explica en los siguientes términos: «Queríamos implementar buenas prácticas contrastadas en diferentes países europeos para impulsar la integración de energías renovables en el mercado». Con este fin, los socios identificaron, revisaron y optimizaron trece modelos comerciales innovadores. Ocho de ellos se pusieron en práctica en condiciones reales en Bélgica, Alemania, Italia, Austria Portugal y Reino Unido. Estos modelos permiten que los agregadores participen de manera satisfactoria en el mercado al combinar suministro de energía renovable, almacenamiento energético, demanda flexible y TIC en un producto comercialmente viable. Además, el proyecto identificó, por un lado, ventajas sociales, medioambientales, técnicas y de mercado y, por otro, obstáculos legales y normativos que impiden una implantación satisfactoria. El modelo del Reino Unido logró cambiar el consumo eléctrico doméstico gracias a un dispositivo inteligente que está asociado a una aplicación para el móvil, y que muestra el consumo y coste energético de cada aparato. La implementación supuso un beneficio del 2 % en las facturas eléctricas, y el modelo también demostró el potencial existente para implicar a los clientes e interactuar con ellos mediante una aplicación móvil. En Austria, BestRES analizó el potencial energético de plantas fotovoltaicas ya operativas en edificios de viviendas y métodos para desarrollarlo al máximo. El valor económico de estas plantas era mayor y ofrecían la posibilidad de intercambiar energía solar entre los apartamentos, lo que ayudaba a reducir aún más los costes por el suministro de energía. En Bélgica, el comercio con fuentes de electricidad basadas en factores climáticos (como la energía solar fotovoltaica o la eólica) en los diferentes mercados energéticos fue todo un éxito. Las fuentes de energías renovables resultaron ser alternativas competitivas que aumentaron considerablemente la capacidad. La exactitud en las predicciones sobre la actividad eólica o solar también mejoró, lo que aumentó la confianza de los clientes. Hacia un futuro con energía sostenible «El principal mensaje que queremos transmitir es que la agregación de energías renovables establece nuevas oportunidades para que los consumidores europeos participen de forma activa en lo relacionado con el consumo eléctrico», recalca Caneva. BestRES ha aumentado el conocimiento en materia energética mediante modelos en los que se han implementado tarifas especiales, y también ha fomentado el desarrollo de plantas energéticas virtuales a partir de unidades energéticas 100 % renovables. Los agregadores marcan una nueva era para las fuentes de energía renovables, abren nuevos mercados y servicios y contribuyen a descentralizar el sector. Un factor especialmente importante es la flexibilidad, que garantiza la adaptación del sistema energético para lograr la descentralización de la producción de energía y la regionalización del sector eléctrico. Con la experiencia obtenida durante el proyecto, los socios de BestRES elaboraron un conjunto de recomendaciones para dar apoyo a futuras estrategias y facilitar la transición hacia fuentes de energía más limpias. Caneva también destaca la importancia de «una legislación europea actual y futura que fomente una implementación sencilla de la agregación de energías renovables en toda Europa». Sin lugar a dudas, debemos seguir fomentando las inversiones en el sector de las energías renovables, una estrategia mucho más beneficiosa para nuestro planeta.

Palabras clave

BestRES, energía renovable, electricidad, agregador de energía, energía sostenible, modelo comercial, fotovoltaico, producción descentralizada de la energía

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación