Skip to main content

Prosperity through innovation and promotion of Sustainable Urban Mobility Plans

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un necesitadísimo impulso a la movilidad sostenible en las ciudades de la Unión Europea

Un gran programa de sensibilización, divulgación, formación y aprendizaje transversal ha permitido a ciudades de trece países y regiones de la Unión Europea (UE) recuperar el tiempo perdido en planes de movilidad urbana sostenible (PMUS). Todos estos países ahora están trabajando en un programa nacional específico o ya disponen de uno.

Cambio climático y medio ambiente
Sociedad

Tanto los ciudadanos corrientes como las administraciones públicas queremos lo mismo para nuestras ciudades: menos contaminación, menos tráfico y soluciones de movilidad más inteligentes. Sin embargo, aunque cumplir estas condiciones depende básicamente de PMUS eficaces, estos planes aún no se han materializado en la mayoría de ciudades europeas. El proyecto Prosperity se propuso solucionar este problema creando «grupos interservicios» nacionales sobre PMUS. Durante tres años, estas plataformas se convirtieron en un foro para debatir las necesidades y requisitos de las ciudades y, más específicamente, la planificación y puesta en práctica de programas de apoyo de PMUS nacionales adaptados a las necesidades de cada ciudad participante. «La idea era provocar un cambio cultural en la planificación del transporte en todos los niveles de gobierno», comenta Robert Pressl, coordinador del proyecto en nombre de Austrian Mobility Research FGM-AMOR. «En particular nos centramos en desarrollar nuevas actividades de gobierno nacional para estimular una planificación de la movilidad urbana sostenible. Además reunimos a ciudades con agencias nacionales en cada país para generar una comprensión mutua de los PMUS y desarrollar capacidades gracias a intercambios nacionales de experiencias y eventos de formación». El proyecto abarcó un total de trece países que no adoptaban los conceptos de PMUS o debían seguir desarrollándolos, y les ayudó a preparar un programa nacional adecuado. El equipo también llevó a cabo numerosas sesiones de formación para representantes municipales, prestando especial atención a los gestores de la ciudad y de instalaciones, los responsables de la elaboración de presupuestos, el personal técnico y los políticos. En total, pudieron participar en estas sesiones de formación más de tres cientos representantes municipales. Utilización de un enfoque entre homólogos Para garantizar el éxito, el consorcio del proyecto utilizó un enfoque entre homólogos: identificaron ciudades que habían obtenido grandes resultados con los PMUS y seleccionaron a sus líderes de desarrollo para que se convirtieran en formadores en otras ciudades menos avanzadas. «Esto garantiza que la información y el contenido del material de formación y de sensibilización se basen en la experiencia de ciudades reales; así esos mensajes calan más en las otras ciudades, porque aportan pruebas reales», destaca Pressl. Para aquellos que no pudieron asistir a las sesiones de formación, el proyecto ofreció material de formación y, además, creó «guías de innovación» describiendo ideas y enfoques innovadores en planificación y puesta en práctica de medidas de movilidad urbana sostenible. Desde la puesta en marcha del proyecto en 2016, las ciudades asociadas han actuado como bancos de pruebas y modelos ejemplares. El proyecto seleccionó a propósito ciudades muy diferentes en cuanto a tamaño y población para poner a prueba diversas ideas. En Lisboa, por ejemplo, las partes interesadas están desarrollando una plataforma digital para detallar medidas y objetivos, así como métodos de control y evaluación. En Fagaras, se seleccionaron medidas de movilidad urbana acordes con las necesidades y objetivos en el ámbito del desarrollo urbano y la eficacia energética, armonizando el PMUS con los planes de urbanismo y la estrategia de eficacia energética. En barrios residenciales de alta densidad, por ejemplo, la ciudad introdujo estacionamiento de pago en las calles. Mantener vivos los PMUS Pressl confía en que la disponibilidad de programas de apoyo nacionales y regionales de los PMUS impulsará dichos planes a un nivel político más alto en los países participantes. El consorcio se está preparando para mantener grupos interservicios en materia de PMUS tras el proyecto, mientras que todas las redes de PMUS nacionales siguen en funcionamiento y han obtenido una visibilidad considerable en sus propios países. La red eslovena de PMUS, por ejemplo, actualmente cuenta con 210 miembros activos, incluyendo instituciones nacionales, organismos regionales, municipios, ONG, operarios de transporte público, medios de comunicación y expertos en transporte.

Palabras clave

Prosperity, PMUS, Plan de Movilidad Urbana Sostenible, sostenibilidad, movilidad urbana

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación