Skip to main content

PROGRESSIVE STANDARDS AROUND ICT FOR ACTIVE AND HEALTHY AGEING

Article Category

Article available in the folowing languages:

La ética respalda normas relacionadas con las TIC para un envejecimiento activo y saludable

Aunque las personas mayores constituyen casi una quinta parte de la población, ¿se escuchan sus voces en el mundo normativo? PROGRESSIVE se asegura de que sea así en lo que respecta a las TIC para un envejecimiento activo y saludable.

Salud

Según la Organización Internacional de Normalización, al elaborar normas, los profesionales deberían incluir «información de una amplia gama de partes interesadas». Sin embargo, para el 20 % de la población de la Unión Europea (UE) —a saber, las personas mayores (de 65 años o más)— puede que no sea así. Dado que la mayoría de las personas mayores son activas y contribuyen a la sociedad como empresarios, innovadores y consumidores, este descuido resulta preocupante. Advirtiendo de las soluciones descendentes, que consideran a las personas mayores como problemas y cargas, el proyecto PROGRESSIVE, financiado con fondos europeos, promovió unos enfoques para productos y servicios relacionados con las TIC para un envejecimiento activo y saludable a través de la cocreación de normas. Fundamentalmente, el proyecto pidió el reconocimiento explícito de que las personas mayores poseen conocimientos, capacidades e intereses relacionados con las TIC y que, por tanto, deben ser incluidas en el proceso de normalización. PROGRESSIVE estableció nuevos indicadores de referencia para buenas prácticas en lo que se refiere a las normas para las TIC y un envejecimiento activo y saludable. El proyecto, que concienció sobre los problemas, aportó una plataforma para la discusión y el debate entre una gran variedad de partes interesadas que van desde responsables políticos a organismos de normalización (internacionales y nacionales), de forma que básicamente se facilita la participación de las personas mayores. El trabajo ha incluido el desarrollo de un sitio web que ofrece un boletín informativo y, entre otras prestaciones, acceso a información sobre más de doscientas cincuenta normas pertinentes. Coproducción normativa «La mayoría de las personas no son conscientes de las normas incluso si repercuten en toda nuestra vida al incrementar nuestra seguridad. Queda un largo camino por recorrer para lograr una mayor concienciación sobre las normas, pero una condición previa debe ser que las normas y procesos de normalización sean más inclusivos y abiertos», declara el jefe del proyecto, el doctor Malcolm Fisk. PROGRESSIVE formuló nueve principios éticos creando un marco para ayudar a identificar y fomentar buenas prácticas. Dichos principios aprovecharon el trabajo del anterior proyecto financiado con fondos europeos ICT for ALL y el de la Organización Mundial de la Salud sobre las ciudades adaptadas a las personas mayores. Los principios instaban a que productos y servicios relacionados con las TIC tuvieran en cuenta lo siguiente: la accesibilidad y usabilidad; la asequibilidad; el beneficio y no perjuicio; el cuidado, la protección y el apoyo; la igualdad, la equidad y la justicia; la inclusión, la no discriminación y el impacto social; la interoperabilidad; y la intimidad y la seguridad. Estos principios sustentaron después la coproducción de unas directrices que pueden aplicarse con carácter general, así como orientaciones sobre normas relacionadas específicamente con la interoperabilidad, las comunidades para todas las edades y los hogares inteligentes. Cambio de mentalidad Al reconocer a las personas mayores como activos y contribuyentes dinámicos en lo que se llama la «economía plateada», PROGRESSIVE contribuye a las perspectivas políticas europeas que apoyan una mayor inclusión e integración social, a la vez que promueve la innovación y la actividad comercial relacionada con el envejecimiento activo y saludable. Tres organismos de normalización europeos CEN, CENELEC y ETSI están considerando la adopción de la labor del proyecto en materia de directrices sobre buenas prácticas, en particular sobre coproducción. Además, la concienciación sobre los problemas prosigue a través de la plataforma STAIR STAIR-AHA y las actividades de proyectos de la UE relacionados, como REACH y Homes4Life. «Sin duda pusimos en práctica lo que recomendamos, porque creamos un grupo de trabajo de personas mayores que aportaron información clave para los principios éticos, así como para la forma y finalidad de un nuevo foro y organismo de coordinación que se convirtió en STAIR-AHA», explica el doctor Fisk.

Palabras clave

PROGRESSIVE, normas, personas mayores, economía plateada, TIC, envejecimiento activo, cocrear, interoperabilidad, comunidades para todas las edades, hogares inteligentes, ciudades inteligentes

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación