Skip to main content

Implementation of cost-optimized childhood vision and hearing screening programmes in middle-income countries in Europe

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una herramienta digital dirigida a un cribado infantil rentable

La cobertura y la calidad de los programas de cribado de visión y audición infantiles varían sobremanera en Europa. Una herramienta rentable y de acceso libre podría ayudar a mejorar esta situación.

Salud

El cribado de trastornos auditivos y visuales en los niños es una manera sumamente efectiva de evitar discapacidades a largo plazo. Detectar y tratar un ojo vago en la segunda infancia, o una hipoacusia en los neonatos, puede evitar una vida con discapacidad visual o retrasos en el desarrollo del lenguaje y el habla. «Los programas de cribado difieren mucho en lo que se refiere a la edad del cribado, las pruebas realizadas, la ubicación del cribado y qué profesional lleva a cabo el examen», señala el coordinador del proyecto EUSCREEN, Huib Simonsz, de la Universidad Erasmo de Róterdam (los Países Bajos). «A menudo, el cribado de visión y audición infantiles solo está disponible en los países de renta alta».

Desvelar la situación de los cribados

Primero, el equipo del proyecto EUSCREEN estudió la situación general en Europa para identificar los defectos y desarrollar herramientas para efectuar mejoras. Se realizó un estudio ambicioso en cuarenta y seis países con el objetivo de recopilar datos sobre la prevalencia del ojo vago y la hipoacusia, la edad de cribado, las pruebas de cribado, la cobertura y la asistencia. También se fijó en los profesionales de los cribados, las tasas de derivación, la falta de seguimiento, los tratamientos, los costes de cribado y otras cuestiones. «Respecto a la visión, descubrimos que los cribados los realizan trece tipos diferentes de profesionales», afirma Simonsz. «En las mediciones de agudeza visual de menores de entre tres y siete años, se utilizan treinta y cinco gráficos diferentes con imágenes o números». En lo que se refiere a la audición, el estudio descubrió que el cribado de los neonatos se lleva a cabo en veintiséis países de renta alta y en tres países de renta media y baja. También reveló que la frecuencia y la elección del método de cribado están íntimamente relacionadas con el gasto sanitario y el índice de desarrollo humano. Se desarrolló un modelo de rentabilidad en línea para la introducción o modificación de un programa de cribado. Los profesionales sanitarios y los responsables políticos pueden introducir varios parámetros (pruebas de cribado, edad, frecuencia, ubicación, profesional, etc.) para calcular el coste y la efectividad de un programa de cribado.

Introducción de nuevos programas

El objetivo final del estudio de EUSCREEN era comparar la rentabilidad de los programas de cribado en toda Europa. El modelo de rentabilidad puede hacerlo, pero se basa en la introducción de datos disponibles y precisos. Sin embargo, el estudio desveló una gran falta de supervisión, recopilación de datos, controles de calidad y evaluaciones, incluso en los programas de cribado más desarrollados. «Las diez variables fundamentales para calcular la rentabilidad de los programas de cribado se desconocen o no se registran en la mayoría de los países europeos. Registrarlas es esencial, pues la imposibilidad de comparar los programas de cribado provoca que la diversidad y la ineficacia permanezcan», añade Simonsz. El proyecto también introdujo cribados de visión en Rumanía y cribados de audición en Albania. «Con ellos, identificamos requisitos, facilitadores y barreras de los cribados», explica Simonsz. En el distrito de Cluj (Rumanía), se midió la agudeza visual de niños de cuatro o cinco años. «En las ciudades, el cribado realizado por enfermeras residentes en guarderías fue muy bien», destaca Simonsz. «En las zonas rurales, sin embargo, las guarderías son pequeñas y el cribado fue difícil». Se contrató a una enfermera itinerante que llevó a cabo con éxito el cribado de muchos niños en zonas rurales. En Albania, primero se realizó el cribado a los neonatos en las clínicas de maternidad, un proceso que funcionó muy bien. Para los exámenes de cribado posteriores, los padres tenían que volver a la clínica. Sin embargo, debido a las distancias, no se llevaron a cabo algunos seguimientos. Esto subraya la necesidad de seguir el rastro de los menores con una administración, supervisión y vigilancia adecuadas. Un manual para la aplicación o modificación de programas de cribado resume todos los conocimientos adquiridos en el estudio. «Sirve como guía», comenta Simonsz. «Contiene capítulos sobre planificación del cribado, gobernanza, contextos locales, aplicación práctica de los cribados, comunicación pública y supervisión».

Palabras clave

EUSCREEN, visión, audición, lenguaje, cribado, niños, maternidad, enfermero, clínica

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación