Skip to main content

Winning social acceptance for wind energy in wind energy scarce regions

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un proyecto para mejorar la aceptación social de la energía eólica en Europa

La energía eólica pasó de ser un área un tanto exclusiva a convertirse en una de las energías renovables más importantes y, en la actualidad, es el mayor impulsor de la transición energética de la Unión Europea. A pesar de su enorme potencial, la escasa aceptación social que sufre está ralentizando la implantación de proyectos de energía eólica.

Energía

La aceptación de este tipo de proyectos puede influir en el grado al que la UE es capaz de cumplir con sus objetivos energéticos y climáticos. Es por eso que el proyecto financiado con fondos europeos WinWind se ha propuesto aumentar la aceptación de la energía eólica entre la población Europa. El objetivo del proyecto es analizar, probar y difundir soluciones viables para mejorar el respaldo social a este tipo de energía. La prioridad son algunas regiones en Europa donde hay una cantidad importante de energía eólica pero una escasa penetración en el mercado. Centros Nacionales «Los debates sobre proyectos de energía eólica muestran que, para respaldar los objetivos de la energía limpia, es imprescindible contar con el compromiso de las partes interesadas. Este compromiso, junto con un proceso justo de participación, son quizá los elementos más importantes para establecer una estrategia eficaz que nos permita superar las barreras que se interponen a la aceptación de la energía eólica», comenta la doctora Maria Rosaria Di Nucci, coordinadora del proyecto. Los socios del proyecto fortalecieron su relación con partes interesadas de diferentes países mediante el diálogo y la organización de talleres sobre factores a favor y en contra de una implantación de energía eólica que cuente con aceptación social. Algunas de las regiones seleccionadas fueron Sajonia y Turingia en Alemania, Lacio y Abruzos en Italia, la provincia de Varmia y Masuria en Polonia, Islas Baleares en España, Noruega central y Letonia. En cada una de estas zonas se estableció un mesa encargada de supervisar las operaciones del proyecto. Junto con los socios locales del proyecto, algunas partes interesadas y agentes del mercado identificaron factores críticos que dificultaban la aceptación social de la energía eólica en esas regiones. No eran solo razones técnicas. Había motivos como la intrusión visual y el tamaño de las turbinas, el impacto medioambiental o la sensación de que los procesos de participación en la planificación e implementación de los proyectos no eran imparciales. Soluciones a medida Mediante WinWind, los socios del proyecto elaboraron diferentes medidas de buena práctica en sus propios países para mejorar la aceptación social de la energía eólica en las regiones en las que se trabajó. Redactaron un conjunto de treinta buenas prácticas específicas para cada región, teniendo en cuenta aspectos medioambientales, socioeconómicos y territoriales a todos los niveles. Estas medidas pueden, además, servir como ejemplo para su implantación en otros lugares, a nivel regional o incluso nacional. Este conjunto de buenas prácticas está organizado en cinco categorías principales. Una de ellas incluye modelos de participación innovadores que garantizan la transparencia y fomentan la participación de toda la comunidad en la planificación de los proyectos eólicos. Dos de las categorías están relacionadas con medidas para gestionar la participación económica, directa e indirecta, de las comunidades y los ciudadanos, así como con actuaciones para evaluar el impacto medioambiental de los parques eólicos. Una cuarta categoría abarca las acciones para distribuir de manera equitativa las ganancias y los costes relacionados con la producción de energía renovable, y la última consiste en estrategias eficaces de comunicación. De cara al futuro «WinWind ha logrado un importante reconocimiento político en todos los países en los que ha participado», observa Michael Kru, coordinador del Centro Nacional de Alemania. «En algunos casos, los responsables políticos regionales o nacionales invitaron a socios para que ofrecieran recomendaciones sobre los procesos existentes de formulación de políticas». En los próximos meses, los socios del proyecto establecerán criterios y principios rectores para lograr un desarrollo justo y aceptable de la energía eólica. Estos deberían servir de guía para la redacción de políticas a escala regional, nacional y europea. Además de diez medidas de buenas prácticas transferibles y una guía de transferencia, en las regiones de «aprendizaje» se realizarán actividades con equipos de mentoría.

Palabras clave

WinWind, energía eólica, Europa, aceptación social, energía renovable, transición energética, centro nacional, medidas de buenas prácticas, turbina, parque eólico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación