CORDIS
Resultados de investigaciones de la UE

CORDIS

Español ES

A fast non-intrusive vapour detection system that rapidly identifies explosives in public areas

Español ES

Un olfato electrónico antiexplosivos para detectar olores extraños en zapatos

Las crecientes medidas de seguridad están obligando a los terroristas a idear nuevas maneras de introducir explosivos en los aviones. Gracias al trabajo innovador del proyecto AirBrush, ya no podrán usar los zapatos.

SEGURIDAD

© Monkey Business Images, Shutterstock

Lo siguiente ocurrió pocos meses después del terrible atentado en el World Trade Centre. El 22 de diciembre de 2001, Richard Reid entró en el avión del vuelo 63 de American Airlines, que hacía la ruta de París a Miami. Estaba lloviendo y el vuelo se retrasó. Sin embargo, la incomodidad del retraso resultó ser un enorme golpe de suerte: Reid tenía en sus zapatos una gran cantidad de explosivos plásticos y la lluvia evitó que detonaran y que acabaran con la vida de los doscientos pasajeros. Uno de los pasajeros notó un olor a quemado, Reid fue detenido y actualmente está condenado a cadena perpetua en EE. UU. Las cosas han cambiado mucho en los aeropuertos desde que cogieron al «terrorista del zapato». En Estados Unidos es obligatorio realizar un escáner con rayos X del calzado de los pasajeros, lo que aumenta la seguridad, pero también aumenta su coste y provoca largas colas. «Obligar a la gente a embarcar descalzos es como la peregrinación de Canossa de Enrique IV. Además, la tecnología de rayos X que se usa actualmente para escanear el calzado tiene un coste muy elevado. La seguridad y la reducción de costes son dos caras de la misma moneda», explica Yuri Udalov, director de tecnología y cofundador de Eye on Air. En 2018, Eye on Air obtuvo financiación de la Unión Europea para el proyecto AirBrush (un sistema no invasivo de detección de vapores que identifica explosivos con rapidez en áreas públicas). Su objetivo consistía en desarrollar y comercializar una tecnología de «olfateo electrónico» basada en la espectrometría de movilidad iónica (IMS, por sus siglas en inglés). Aunque esta tecnología ya se había empleado con éxito para detectar rastros de explosivos, aún no era suficientemente sensible como para detectarlos en los escáneres de calzado. Udalov afirma con entusiasmo que «nuestro espectrómetro es muy diferente a los dispositivos IMS tradicionales, ya que detecta los vapores de los explosivos en lugar de sus rastros. Los módulos de detección tienen un espacio de deriva de 10 mm, diez veces inferior al de los espectrómetros IMS convencionales. El aparato puede registrar todo el espectro iónico en menos de un milisegundo sin deteriorar en absoluto la señal y es capaz de detectar masas de explosivos más pequeñas que un picogramo». La tecnología Eye on Air funciona de la siguiente manera: el sistema recoge los vapores explosivos y los introduce en la unidad de detección. Cuando no se espera una gran concentración de materiales energéticos, las muestras de moléculas se almacenan inicialmente un preconcentrador. Las moléculas de la muestra se ionizan con una fuente externa de ionización. Estos iones flotan en un campo eléctrico hasta que llegan a un electrodo colector (un detector de corriente iónica). La deriva de los iones a través de un flujo de gas neutro con el efecto de un campo magnético permite la separación de iones en función de su movilidad. «Los iones más pesados son más lentos y llegan al electrodo colector más tarde. Gracias a esto, se mide la corriente iónica en función del tiempo y es posible obtener el espectro del tiempo de llegada de los iones. AirBrush dispone de una base de datos exhaustiva y puede detectar explosivos específicos mediante la unidad de detección y el seguimiento del tiempo de llegada en cada explosivo. La lista se puede ampliar con cualquier material específico que el cliente solicite», comenta Udalov. Eye on Air ya ha recibido varios pedidos para su dispositivo AirBrush y confía en que esté disponible en los aeropuertos en 2020. Según Udalov, una opción interesante sería integrar el aparato en una puerta de escaneado de seguridad en la que se realizaran de manera simultánea varias exploraciones a los pasajeros: escáneres de cuerpo completo por microondas o terahercios, detectores de metales y una versión adaptada del AirBrush.

Palabras clave

AirBrush, sistema de detección de vapores, espectrometría de movilidad iónica, explosivo, exploración de pasajeros, bomba, seguridad en aeropuertos, terrorismo

Información del proyecto

Identificador del acuerdo de subvención: 811977

Estado

Proyecto en curso

  • Fecha de inicio

    1 Abril 2018

  • Fecha de finalización

    31 Marzo 2020

Financiado con arreglo a:

H2020-EU.3.

H2020-EU.2.3.

H2020-EU.2.1.

  • Presupuesto general:

    € 1 529 150

  • Aportación de la UE

    € 1 070 405

Coordinado por:

EYE ON AIR BV

Este proyecto figura en…