Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Webs comunitarios

La "World Wide Web", o Telaraña, se tejió en 1990 como herramienta del conocimiento y la información, en el seno de la comunidad de físicos. La funcionalidad de la herramienta y las proyecciones de ingresos comerciales en línea han dado a la popularidad de la telaraña un impulso exponencial. Últimamente se ha observado un renovado interés por los webs dedicados a comunidades, como, por ejemplo, los de personas que comparten objetivos o conocimientos fundamentales comunes. Un web comunitario de esas características es el que ha ideado y desarrollado el proyecto C-Web, con una tecnología genérica y abierta que salva las barreras entre los datos, los documentos y los conocimientos compartidos por la comunidad.

Economía digital

Internet, y por ende la Telaraña se está utilizando en mayor grado por la red de servicios y las funciones de recuperación de información que ofrece. La aplastante mayoría de los usuarios navega por la Red en busca de información y contenido. Suelen ser lectores pasivos, excepción hecha de los que puedan llegar a publicar información en un sitio web determinado; aún así, no dejan de ser espectadores pasivos de los demás sitios. Contrastando con este enfoque los webs comunitarios respaldan el intercambio de conocimientos y documentos en amplias comunidades abiertas, cuyos miembros comparten un cuerpo común de conocimientos fundamentales. Lo que distingue a los usuarios de estas comunidades –lo mismo comunidades de investigación científica que de empresas o demás organizaciones– de los de Internet es que son miembros activos y no se reparten entre un pequeño colectivo de productores de información y un público mucho más extenso de consumidores de información. En un web comunitario, pueden construir y compartir conocimientos todos y cada uno de los usuarios. Las unidades cognitivas van conectadas entre sí mediante relaciones semánticas que facilitan la consulta y la navegación. El proyecto C-Web ha diseñado y desarrollado una plataforma genérica basada en normas abiertas y distribuidas como fuentes abiertas. Recoge además toda la metodología y los conocimientos necesarios para sustentar webs comunitarios. C-Web asume la gestión de tipos de recursos arbitrarios recuperables de depósitos de información y bases de datos heterogéneas. El carácter innovador de la funcionalidad de C-Web se articula básicamente en torno a cinco elementos genéricos: Su capacidad de apoyar una edición de esquemas como es un conjunto de clases o conceptos, y las relaciones entre éstos. Un esquema C-Web podrá concebirse como la necesaria interconexión entre repertorios de conocimientos dentro de una base de datos de documentos. C-Web deberá respaldar asimismo la creación de recursos elementales, siendo transcendental el dinamismo del usuario. El proyecto utilizará, optimará y ampliará protocolos de creación existentes. La consulta se fundamentará en conceptos con significado definidos en el modelo conceptual de C-Web. La generación de documentos se entiende como una de las propiedades más originales de C-Web dado que la información procedente de distintos depósitos puede "confluir" en un documento generado dinámicamente. La última función es la navegación. A través de la función de búsqueda, C-Web ejerce de base de datos en la que los recursos de información salen indizados en función de un sistema estructurado y flexible de metadatos. El proyecto C-Web validará la plataforma de software y la metodología desarrollada a través de experiencias en dos comunidades diferentes. En la actualidad, concluida ya la primera fase, se han publicado informes técnicos relativos a la propuesta de arquitectura de sistema de C-Web.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación