Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

El cambio climático en el Mediterráneo Oriental

Turquía, tierra de altas montañas y extensas llanuras semiáridas, se encuentra en la región oriental del Mediterráneo, en la encrucijada entre los climas marítimo y continental. Un equipo de investigadores identificó las estrategias más adecuadas para detener el deterioro de los ecosistemas de la zona.

Cambio climático y medio ambiente

El proyecto CLIMED analizó los ciclos bioquímicos e hidrológicos para establecer la relación existente entre el cambio climático y la productividad de los ecosistemas. Para realizar un análisis a gran escala de los cambios ecológicos en términos espacio-temporales, el equipo empleó datos adquiridos mediante teledetección, sistemas de información geográfica (SIG) y modelos de simulación basados en procesos. Los investigadores elaboraron un modelo de las dinámicas actuales y futuras de productividad primaria neta (PPN) y las características hidrológicas de la cuenca del Río Seyhan, que desemboca en la costa mediterránea oriental de Turquía. El objetivo de CLIMED era llevar a cabo un estudio de caso detallado y correlacionar la hidrología con la estructura y función de la cobertura vegetal en una cuenca hidrográfica montañosa del Mediterráneo. Los socios elaboraron dos conjuntos de herramientas basadas en tecnologías geoespaciales para el estudio del cambio climático. La escasez de agua es un problema especialmente preocupante en la región del Mediterráneo, donde los recursos son limitados. El primer grupo de herramientas aborda el cambio climático y la gestión de los recursos hídricos. El equipo lo utilizó para elaborar un modelo de dinámicas de agua, solutos y erosión, basándose en el análisis de datos obtenidos mediante SIG y sistemas de teledetección. El segundo conjunto de herramientas permite cuantificar y analizar información sobre el uso de la tierra y recopilar datos climatológicos, edáficos y biológicos para establecer la relación existente entre el cambio climático y la productividad de los ecosistemas. Por otra parte, los investigadores calcularon los presupuestos de carbono y nitrógeno y elaboraron simulaciones con varias hipótesis de aumento de las temperaturas. Los datos proceden de cuarenta y cinco estaciones meteorológicas situadas en la zona objeto de estudio y se aplicaron a un modelo climático regional para el año 2070. Dicho modelo se empleó para predecir las precipitaciones, la evapotranspiración y las escorrentías. Asimismo, el equipo calculó los valores mensuales del flujo de PPN, esto es, la fijación neta de dióxido de carbono por la vegetación. Por otra parte, CLIMED estimuló la capacidad de investigación mediante un programa de intercambios para jóvenes científicos. Esta actividad puso en contacto a las comunidades de expertos en hidrología y teledetección de Alemania, Estados Unidos, Inglaterra y Turquía. Las herramientas desarrolladas en el marco de CLIMED aportan pues nuevas claves para esclarecer las consecuencias del cambio climático en los ecosistemas del Mediterráneo Oriental.

Palabras clave

Cambio climático, Mediterráneo Oriental, ecosistema, hidrológico, ciclo bioquímico, productividad de los ecosistemas, cambios ecológicos, productividad primaria neta, hidrología, estructura de la vegetación, tecnologías geoespaciales, gestión de recursos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación