Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

El tratamiento de la demencia en los servicios de atención sanitaria europeos

Las poblaciones de Europa, inmersas en un proceso de envejecimiento, están padeciendo un incremento proporcional en la incidencia de casos de demencia. Los sistemas sanitarios deben proporcionar una atención asequible y de la mayor calidad para satisfacer las necesidades a largo plazo de los pacientes aquejados por dicha enfermedad.

Salud

El proyecto RIGHTTIMEPLACECARE, financiado por la Unión Europea, se dedicó a desarrollar directrices sobre buenas prácticas para la atención prolongada relativa a este trastorno. Diversos investigadores con conocimientos de carácter multidisciplinar procedentes de ocho países europeos unieron fuerzas para llevar a cabo un estudio comparativo entre países a escala europea sobre la atención que se ofrece en los casos de demencia. Se recopilaron datos clínicos sobre la asistencia domiciliaria formal y sobre la asistencia sanitaria institucional a largo plazo a través de cuestionarios a personas con demencia y sus cuidadores informales, de entrevistas grupales a tales pacientes y sus cuidadores (formales e informales), de comisiones de especialistas y de revisiones bibliográficas. Entre los aspectos objeto de estudio se incluían las condiciones de vida, la calidad de la asistencia sanitaria prestada y la transición a la atención en un centro sanitario, además de los sistemas europeos tanto de bienestar social como de apoyo a los cuidadores. Los resultados revelaron un elevado grado de variabilidad entre los distintos países en los niveles de competencia del personal de enfermería que proporciona este tipo de atención, de calidad de vida y de los cuidados que reciben los pacientes, así como relativos a las cargas para los cuidadores informales. Inglaterra, Países Bajos y Suecia aplicaban pautas bien definidas para la atención a los pacientes de demencia, mientras que Estonia, Alemania y España sólo contemplaban un cuidado de los ciudadanos de la tercera edad en general. Se descubrió que el patrón básico en lo que se refiere a la atención en los países europeos abarcados estaba orientado a la familia y centrado en el paciente. Los aspectos que requerían ser abordados no eran sino la planificación proactiva de la atención, el apoyo a los cuidadores y sus actuaciones así como los cuidados paliativos destinados a los pacientes con demencia. Los investigadores también evaluaron el impacto económico que supone la transición de la atención domiciliaria a la ofrecida por profesionales de manera prolongada en instituciones. Se detectaron grandes diferencias entre los diferentes países en cuanto a los costes, a la estimación de estos y al tratamiento relativo a los distintos grados de severidad de la demencia. Una fórmula que podría mejorar la atención de forma considerable, reduciendo a su vez los citados costes, consistiría en potenciar y valerse de los servicios de atención comunitarios. Esto también permitiría a algunos pacientes de demencia recibir asistencia domiciliaria durante un mayor periodo de tiempo. Las actividades de RIGHTTIMEPLACECARE también destacaron los aspectos que requieren de una mejora para ofrecer a las personas con demencia de Europa una atención a largo plazo de la máxima calidad y asequible. Estos hallazgos han conducido a la redacción de directrices sobre buenas prácticas que resultarán de un valor inestimable para los grupos de interesados involucrados en la adopción de políticas y en la toma de decisiones. Asimismo, los resultados del proyecto allanaron el camino para profundizar en la investigación en materia de atención a los enfermos de demencia.

Palabras clave

Envejecimiento, demencia, atención sanitaria, directrices, atención domiciliaria, cuidados de enfermería, sondeo, entrevista, cuidados paliativos, comunidad

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación