Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

En el Día Mundial de la Salud, los donantes pierden la oportunidad de financiar la paz

Una nueva investigación del Consejo de Investigación Económica y Social (ESRC) con sede en Reino Unido ha resumido cómo los principales donantes del mundo están perdiendo la oportunidad de financiar la paz a través de la financiación de los sistemas de salud local en áreas dev...

Una nueva investigación del Consejo de Investigación Económica y Social (ESRC) con sede en Reino Unido ha resumido cómo los principales donantes del mundo están perdiendo la oportunidad de financiar la paz a través de la financiación de los sistemas de salud local en áreas devastadas por la guerra. El estudio, elaborado en conjunción con la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres y la Universidad de Gales en Aberystwyth, señala que "la pandemia de VIH/SIDA, el hambre, los efectos mortales de las guerras y los desastres naturales matan a millones de personas y son el objetivo de importantes cantidades de ayuda internacional y de donativos benéficos", declaró el Profesor Colin McInnes, de la Universidad de Gales en Aberystwyth. "Nuestro estudio analizó si una orientación hacia la salud pudiera constituir, a su vez, una fuente de beneficio potencial. Examinamos la posibilidad de centrarnos en la salud para contribuir a la seguridad, en vez de sólo responder a las amenazas", declaró. El informe examinó cómo las iniciativas en materia de salud eran capaces de generar en los países en conflicto un entorno de mayor estabilidad. Identificaron dos formas en las que la atención sanitaria puede influir, en primer lugar, impulsando la salud, quizá una conclusión obvia y, en segundo lugar, contribuyendo a una paz duradera, una conclusión más complicada, ya que los beneficios varían según el país y la situación. "Se están perdiendo las oportunidades de tener un efecto positivo sobre la paz y la seguridad. Los Gobiernos y otros donantes internacionales deben comprender esto mejor y crear programas para beneficiarnos más de los vínculos entre el sector sanitario y la paz", declaró el coautor, el Dr. Simon Rushton. Sólo unos pocos estudios internacionales en marcha tienen en cuenta las diferencias que pueden suponer los avances en infraestructuras sanitarias, especialmente cuando estas estructuras de salud se centran en la no segregación, la ética profesional y los derechos humanos. Entre los ejemplos figuran "Health as a Bridge for Peace programme" [la salud como un puente para el programa de la paz de la Organización Mundial de la Salud] y la "Peace through Health project" de la McMaster University. Administrar eficazmente la atención sanitaria supone una forma importante de que los gobiernos precarios puedan construir la confianza entre ellos mismos y sus ciudadanos. A su vez puede aportar a estos gobiernos legitimidad, el inicio del contrato social entre el ciudadano y el Estado. El proyecto analizó varias sociedades que habían pasado por conflictos, desde Sierra Leona a Croacia, Kosovo y Sudáfrica. En Croacia, por ejemplo, la reintegración de los serbios y de las poblaciones étnicas croatas en los entornos hospitalarios "tuvo mucho éxito durante la administración transitoria de las Naciones Unidas y podría servir como modelo para que otros países salgan de los conflictos civiles", señala el resumen del proyecto. En Sierra Leona, las inversiones en el sector sanitario tras la guerra no han estado vinculadas a iniciativas para promover la paz y la estabilidad, lo que podría considerarse como una oportunidad perdida.

Países

Reino Unido

Artículos conexos