Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Reding apuesta por la eliminación de las barreras artificiales al crecimiento de las tecnologías de la información y las comunicaciones y rechaza las "vacaciones reguladoras"

La Comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, Viviane Reding, ha reiterado su llamamiento a las autoridades nacionales para que sean cautelosas a la hora plantear la introducción de las "vacaciones reglamentarias", con las que se pretende incentivar la i...

La Comisaria de Sociedad de la Información y Medios de Comunicación, Viviane Reding, ha reiterado su llamamiento a las autoridades nacionales para que sean cautelosas a la hora plantear la introducción de las "vacaciones reglamentarias", con las que se pretende incentivar la inversión en economía digital, principalmente para la asimilación de las redes avanzadas de banda ancha. El concepto de "vacaciones reguladoras" se refiere a la decisión pública y deliberadamente anunciada de un regulador de abstenerse de regular durante un cierto tiempo o hasta que se cumplan determinadas condiciones, como en el caso, por ejemplo, de un candidato a ser regulado que haya logrado alcanzar con éxito una posición dominante en el mercado. Los proponentes de estas medidas pertenecientes al sector europeo de telecomunicaciones argumentan que aportarán un incentivo para las inversiones en este mercado. Sin embargo, los que se oponen han manifestado su preocupación por el riesgo que existe de que los reguladores favorezcan discriminadamente servicios o tecnologías anticipadas decisivas. En su intervención durante el Foro de la Nueva Economía celebrado en Madrid el 8 de mayo, la Sra. Reding afirmó que aunque eliminar las barreras artificiales es una necesidad para desvelar el potencial innovador de la economía digital, la introducción de las vacaciones reguladoras sería un error. "Supondría un paso atrás y originaría como resultado la vuelta de los monopolios". "He manifestado firmemente a las autoridades políticas de los Estados miembros que va en contra del espíritu y los objetivos del Derecho comunitario". Las últimas cifras apuntan a que la asimilación en Europa de la banda ancha avanza con rapidez y el 1 de enero de 2006 ya había cerca de 60 millones de abonados. Esta tendencia, según la Comisaria, se debe al actual marco reglamentario para las comunicaciones electrónicas que está ayudando a crear el entorno necesario para que se produzca una inversión continuada. "El último informe de aplicación [del sector de telecomunicaciones] es una muestra clara de que la competitividad impulsa la asimilación de la banda ancha. Los países con el índice más elevado de asimilación de banda ancha tienen todos extensas redes de cable que compiten con las redes de los titulares. También desarrollan a menudo regimenes de acceso reglamentario", señala la Sra. Reding. "La cuestión clave es conseguir el equilibrio adecuado, entre un mínimo de regulación para promover la competencia, el crecimiento, la inversión y la innovación por parte de la industria y la garantía de ofrecer las mejores condiciones para los usuarios", añadió. La Comisión Europea ha decidido que adoptará a finales de junio la Comunicación relativa a la revisión de los actuales reglamentos, con la que se pretende identificar, según explica la Sra. Reding, los cambios legislativos necesarios para mejorar el rendimiento de las comunicaciones electrónicas. Las propuestas incluidas en la Comunicación se someterán después a una consulta pública que estará vigente hasta septiembre y para finales de año se esperan las propuestas legislativas concretas de la Comisión.