Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Aumentar al tres por ciento del PIB el gasto en I+D logrará un impulso de hasta el 10 por ciento del PIB de la UE, según Potocnik

El Comisario europeo de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, ha declarado que si la UE aumenta su inversión en investigación al tres por ciento del PIB, como resultado se producirá un aumento medio del PIB de entre un tres y un 10 por ciento para 2010. El Comisario intervi...

El Comisario europeo de Ciencia e Investigación, Janez Potocnik, ha declarado que si la UE aumenta su inversión en investigación al tres por ciento del PIB, como resultado se producirá un aumento medio del PIB de entre un tres y un 10 por ciento para 2010. El Comisario intervino en la conferencia de la Comisión sobre el método abierto de coordinación (OMC) en investigación, celebrada el 18 de mayo en Bruselas. Las cifras son aportadas por la Oficina nacional para el Análisis Político Económico de Países Bajos, y vienen a respaldar el apoyo del Sr. Potocnik a los objetivos de Lisboa y el informe del grupo Aho sobre innovación en la UE. Para lograr este objetivo, el Comisario reclamó a los Estados miembros que aumentaran su gasto en investigación y desarrollo (I+D), porque "por el momento en torno a un 94 por ciento de todas las inversiones públicas en I+D son realizadas por los Estados miembros. A pesar de que se producirá un aumento sustancial en el presupuesto destinado al Programa Marco comunitario, los Estados miembros deben continuar aumentando su inversión en I+D en el futuro". El Comisario Potocnik continuó sugiriendo que el "Método abierto de Coordinación (OMC)" es la mejor manera de supervisar la inversión que los Estados miembros realizan en I+D, especialmente en acciones coordinadas. "Los Programas Marco, por ejemplo, son una clara evidencia de que, en muchos casos, las acciones coordinadas son respuestas políticas más eficaces que las acciones sin coordinar". El objetivo del tres por ciento del OMC está diseñado para conseguir tres cosas: - mejorar el aprendizaje mutuo, las revisiones paritarias y la identificación de buenas prácticas; - ayudar a los Estados miembros a desarrollar políticas concertadas más coherentes, así como iniciativas comunes sobre temas de interés común; - ayudar a identificar áreas donde las iniciativas comunitarias podrían reforzar las acciones a nivel de Estados miembros. El Comisario Potocnik cree que hasta la fecha, el enfoque del OMC ha sido un éxito. "Creemos que el aprendizaje mutuo por parte de los Estados ha sido muy intenso, que se han identificado buenas prácticas en una serie de áreas y se han aportado orientaciones con el fin de que los Estados miembros puedan mejorar sus políticas. Creemos que todos los Estados miembros se han beneficiado del tres por ciento del OMC", declaró. Concretamente, señaló que los Estados miembros han utilizado el OMC para informar sobre las decisiones políticas y, por lo tanto, sobre el gasto, en el que entran en juego miles de millones de euros procedentes de los presupuestos nacionales. Por ejemplo, los Estados miembros han analizado cómo otros países han reformado sus organizaciones públicas de investigación y, después, como resultado han llevado a cabo sus propias reformas. Seis Estados miembros han optado por la revisión paritaria para sus combinaciones políticas de investigación. El Comisario reclamó el fortalecimiento de dos áreas: la colaboración transnacional entre la industria y la universidad y medidas fiscales para la investigación. Según informó, la Comisión ha elaborado algunos documentos con recomendaciones para cada una de éstas áreas. También destacó las convocatorias piloto específicas OMC-NET, destinadas a que los Estados miembros coordinen las áreas políticas de interés común. Estas convocatorias se mantendrán durante el VII Programa Marco (VIIPM). El Sr. Potocnik resumió un próximo informe elaborado por el Comité de investigación científica y técnica (CREST) sobre los enfoques adoptados por los Estados miembros en torno a la agenda de Lisboa. En el informe se incluirán los informes de progreso sobre cada uno de los Programas nacionales de Reforma de los Estados miembros con el fin de hacer recomendaciones específicas al Consejo. Por último, el Comisario declaró que el avance realizado por los Estados miembros hasta la fecha es alentador y que, en términos generales, deben continuar haciendo lo mismo, pero prestando especial atención a las cuatro siguientes áreas clave: 1. El OMC debería centrarse en áreas donde son mayores las dimensiones transnacionales y se pueda aumentar el impacto. Las áreas específicas de aprendizaje mutuo y coordinación podrían hacer uso de los Fondos Estructurales para el desarrollo regional con el fin de apoyar la investigación y la innovación. 2. El aprendizaje mutuo deberá producirse entre los responsables políticos a nivel de CREST, así como a nivel de expertos. Este sería el caso, por ejemplo, del aprendizaje mutuo en los Programas Nacionales de Reforma. 3. Los procesos del OMC deben producir orientaciones claras, que identifiquen las buenas prácticas y elaboren recomendaciones sólidas, si Europa quiere avanzar con rapidez hacia una economía basada en el conocimiento y mejorar su productividad, especialmente a la luz del aumento de la competitividad de las economías emergentes y de rápido crecimiento como India y China. 4. El OMC debería participar en la elaboración de políticas de investigación en los Estados miembros, a fin de garantizar la respuesta eficaz de los resultados. Las buenas prácticas y las orientaciones deben ser utilizadas de inmediato.

Artículos conexos