European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

Article Category

Noticias
Contenido archivado el 2023-03-02

Article available in the following languages:

La naturaleza de Europa, en peligro

El cambio climático ya está repercutiendo en la biodiversidad europea, según afirmó Jacqueline McGlade, Directora Ejecutiva de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) el 22 de mayo, Día Internacional de la Diversidad Biológica. «Ya observamos cambios alarmantes en la pr...

El cambio climático ya está repercutiendo en la biodiversidad europea, según afirmó Jacqueline McGlade, Directora Ejecutiva de la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA) el 22 de mayo, Día Internacional de la Diversidad Biológica. «Ya observamos cambios alarmantes en la prolongación de las estaciones», comentó J. McGlade. «Muchas especies se están desplazando hacia el norte a medida que aumentan las temperaturas.» Las zonas montañosas, las zonas litorales, el Ártico y partes del Mediterráneo están entre las zonas para las que el cambio climático supone un mayor riesgo. Ese mismo día la Comisión Europea publicó un estudio que muestra que uno de cada seis mamíferos europeos se encuentra en peligro de extinción. La situación de los mamíferos marinos es especialmente delicada, ya que el 22% de estos se considera en peligro de extinción. En el caso de las aves esa cifra es del 13%. Según el mismo informe, las principales amenazas para los mamíferos europeos son las pérdidas de hábitats, la contaminación y la sobreexplotación de recursos. Los mamíferos marinos son perjudicados sobre todo por la contaminación y la mortalidad accidental (las capturas incidentales y las colisiones con embarcaciones). «Este informe pone de manifiesto el formidable reto que afrontan los gobiernos europeos para cumplir su promesa de detener la pérdida de biodiversidad antes de 2010», declaró Stavros Dimas, Comisario europeo de Medio Ambiente. «Queda claro que si queremos proteger las especies de Europa, es de vital importancia aplicar plenamente la Directiva sobre Hábitats, que abarca casi todos los mamíferos que están en peligro.» No obstante, la AEMA ha advertido que el cambio climático supondrá que algunas zonas protegidas dejarán de ser aptas para las especies que debían proteger en un principio. El IPCC también ha avisado de que el cambio climático exigirá que los distintos países adopten un planteamiento más dinámico de la conservación de la biodiversidad. Proteger la biodiversidad de Europa requiere contar con datos científicos sobre la situación de las especies de este continente. Con esto en mente, hay una serie de proyectos de investigación financiados por la UE que están estudiando la biodiversidad de Europa y los factores que la afectan, como el cambio climático. Uno de esos proyectos es ALARM («Evaluación a gran escala de riesgos medioambientales para la biodiversidad con métodos probados»), que estudia las amenazas a la biodiversidad con vistas a reducir al mínimo las repercusiones directas e indirectas de las actividades humanas. El cambio climático es uno de los temas centrales de su labor, junto con las invasiones biológicas y los productos químicos en el medio ambiente. Por otra parte, el proyecto ALTER-Net es una Red de Excelencia que se estableció para promover la integración de la investigación europea sobre la biodiversidad en los ecosistemas terrestres y de agua dulce. De esta manera contribuye a la meta de detener la pérdida de biodiversidad antes de 2010. Mientras, el proyecto BRANCH («Biodiversidad, ordenación territorial y cambio climático») se centra en el modo en que ciertos cambios de los sistemas de uso del suelo y de la ordenación territorial podrían ayudar a que la flora y la fauna se adapten al cambio climático.