Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La integridad en la investigación, en primer plano

«¿Son creíbles las fuentes de la información que obtenemos? ¿Son competentes todos los implicados? ¿Y se sienten éstos lo suficientemente motivados por el interés público?», preguntó Janez Potocnik, Comisario de Ciencia e Investigación de la UE, en el debate de apertura de la ...

«¿Son creíbles las fuentes de la información que obtenemos? ¿Son competentes todos los implicados? ¿Y se sienten éstos lo suficientemente motivados por el interés público?», preguntó Janez Potocnik, Comisario de Ciencia e Investigación de la UE, en el debate de apertura de la primera conferencia mundial sobre la «integridad en la investigación». «Dada la inquietud por las crisis alimentarias, la posibilidad de epidemias extendidas, tecnologías nuevas y polémicas, y los casos recientes de plagio y fraude científicos, de gran repercusión mediática, tenemos la obligación de dar con respuestas positivas a estas cuestiones», afirmó. Desde el sonado caso de falta de ética profesional protagonizado por el científico surcoreano Hwang Woo-suk, que sacudió a la comunidad científica, el tema de la credibilidad y la competencia en la ciencia se ha convertido en centro de la atención pública. También ha sido el tema de la primera conferencia mundial sobre «La integridad en la investigación: la promoción de una investigación responsable» («Research Integrity: Fostering Responsible Research»), coorganizada por la Fundación Europea de la Ciencia (FEC) y la Oficina para la Integridad en la Investigación (ORI) como parte de la Presidencia portuguesa del Consejo de la Unión Europea. En su conferencia inaugural de este acontecimiento, el Sr. Potocnik destacó las importantes implicaciones de este asunto crucial para la ciencia y la sociedad. «Los retos no se circunscriben al comportamiento de investigadores concretos y de sus instituciones, sino que afectan a la solidez del sistema de gobernanza científica en su totalidad», señaló el Sr. Potocnik. Subrayó la importancia de estos dos asuntos complementarios y apuntó que es necesario acometerlos de forma paralela «para lograr sistemas de gobernanza sólidos, justos y proporcionados». «Las cuestiones son numerosas y complejas, ya que debemos abordar no sólo la falta de ética (en forma de falsedad, falsificación y plagio) y las prácticas de investigación cuestionables, sino también la ética, el fraude económico y la tergiversación en la publicación y la interpretación de datos e información», explicó el Sr. Potocnik. Todo ello se complica aún más por la creciente internacionalización de la ciencia y la consiguiente dificultad para toda iniciativa que se proponga lograr una convergencia de las definiciones, las directrices y las pautas de la integridad en la investigación y la lucha contra la falta de ética en la investigación. Este evento, en el que se dieron cita más de 300 científicos, directores científicos y editores de revistas de 52 países, supuso un hito para la comunidad científica, al poner en contacto a los interesados en un esfuerzo mundial por abordar de frente la compleja cuestión de la integridad en la investigación.