Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

La UE y China consolidarán la cooperación en investigación agraria

La UE y China buscan reforzar sus lazos en el área de la investigación agraria, según representantes de la Dirección de «Biotecnología, agricultura y alimentación» de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea y la Academia China de Ciencias Agrarias (CAAS). ...

La UE y China buscan reforzar sus lazos en el área de la investigación agraria, según representantes de la Dirección de «Biotecnología, agricultura y alimentación» de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea y la Academia China de Ciencias Agrarias (CAAS). Hace tiempo que hay socios chinos en proyectos de investigación agraria financiados con fondos comunitarios. Veinticinco proyectos financiados por el área temática «Calidad y seguridad de los alimentos» del Sexto Programa Marco (6PM) incluían socios chinos. Además, cada vez son más los investigadores de aquel país que trabajan en proyectos del Séptimo Programa Marco (7PM). La Comisión Europea tiene actualmente un especial interés en promover una mayor colaboración con China en el área de la investigación agraria y está debatiendo con la CAAS las mejores formas de materializar dicha colaboración. Alimentar a la inmensa población de China es un reto de gran envergadura, sobre todo si tenemos en cuenta que la población y el nivel de vida continúan en aumento y que los agricultores se ven sometidos a una presión creciente para reducir el impacto ambiental de sus actividades. Para atajar estos retos, la investigación desempeña un papel fundamental, y ahí es donde la CAAS entra en escena. La CAAS es la organización nacional de investigación agraria de China y está adscrita al Ministerio de Agricultura. El Dr. Huqu Zhai, Presidente de la CAAS, informó a CORDIS Noticias durante su último viaje a Europa que «la Academia China de Ciencias Agrarias es el centro de investigación agraria más grande de China. Tenemos más de 11.000 empleados, más de 6.000 de los cuales son investigadores, y nuestros 40 centros de investigación tratan todos los aspectos agrarios, pero no la pesca y la silvicultura.» La CAAS está también muy volcada en la educación y forma a unos 3.000 estudiantes de doctorado y postgrado. Esta organización trabaja estrechamente con los agricultores chinos. Así, por ejemplo, sus científicos viajan con regularidad para difundir nuevas técnicas entre los agricultores y transmitirles las más novedosas variedades de cultivos. La CAAS trabaja de forma intensiva con socios internacionales, tanto a través del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (GCIAI) como mediante proyectos bilaterales de investigación. De acuerdo con el Dr. Timothy Hall, director en funciones de la Dirección de «Biotecnología, agricultura y alimentación» de la Dirección General de Investigación de la Comisión Europea, la Comisión tiene un especial interés en trabajar con China en tres áreas clave: enfermedades y salud animal (sobre todo enfermedades contagiosas como la gripe aviar); mejorar la resistencia de plantas de cultivo frente a factores como la sequía, la salinidad o el calor; y seguridad alimentaria. Las condiciones exactas de la cooperación en investigación agraria entre la UE y China se decidirán en sucesivas reuniones, pero probablemente comenzará a funcionar mediante mecanismos relativamente simples como el hermanamiento de proyectos. La mencionada Dirección de «Biotecnología, agricultura y alimentación» promueve la cooperación internacional en materia de investigación con una gran cantidad de países mediante distintos métodos. Se han publicado convocatorias de propuestas conjuntas con las autoridades competentes de Rusia e India en varios temas clave. Las primeras impresiones sugieren que estas iniciativas son bien recibidas entre los investigadores. No obstante, la organización de las convocatorias conjuntas es una tarea que consume mucho tiempo para ambas partes. Un mecanismo más sencillo es el del hermanamiento de proyectos, por el cual la UE y el centro de financiación científica del país correspondiente gestionan sus propias convocatorias de propuestas. Los proyectos seleccionados se comparan y, si dos presentan similitudes, se anima a los investigadores encargados de dichos proyectos a colaborar mediante el intercambio de conocimientos e ideas y profundizar en la cooperación. La Dirección de «Biotecnología, agricultura y alimentación» utiliza este tipo de fórmula con el Programa de Innovación para Bioproductos Agrícolas (ABIP) de Canadá.

Países

China

Artículos conexos