Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La UE mira al Ártico y propone una nueva política

La Comisión Europea ha adoptado una comunicación sobre «La Unión Europea y la Región Ártica» en la que se detallan los intereses comunitarios y los objetivos políticos de la UE, entre los que se incluyen recursos energéticos, pesca y nuevas rutas de navegación. Esta región ha ...

La Comisión Europea ha adoptado una comunicación sobre «La Unión Europea y la Región Ártica» en la que se detallan los intereses comunitarios y los objetivos políticos de la UE, entre los que se incluyen recursos energéticos, pesca y nuevas rutas de navegación. Esta región ha atraído cada vez más atención debido a que la riqueza de recursos que contiene podría remediar los quebraderos de cabeza de Europa en relación con la seguridad energética. Por su parte, grupos ecologistas han alertado con frecuencia sobre el efecto que el cambio climático y la actividad humana ejercen sobre el Ártico. Este documento, afirma la Comisión, es el primer paso hacia una política ártica comunitaria y resultará fundamental a la hora de modelar y poner en práctica una política marítima integrada para la Unión Europea. En un comunicado adjunto, la Comisaria Benita Ferraro-Waldner indicó que «el Ártico es una región única y vulnerable situada realmente cerca de Europa. Su evolución tendrá repercusiones importantes en la vida de las próximas generaciones de europeos.» Al aumentar sus contribuciones en la región, la UE podrá fortalecer sus múltiples asociaciones con países del Ártico, declaró la Comisaria responsable de Relaciones Exteriores y Política Europea de Vecindad. «La UE está dispuesta a cooperar con ellos para fomentar la estabilidad y la gobernanza multilateral del Ártico a través de los marcos legales existentes así como a mantener un equilibrio adecuado entre el objetivo prioritario de conservación del medio ambiente y la necesidad de proceder a un uso sostenible de los recursos naturales, incluidos los hidrocarburos», subrayó. La Comisión recalcó que las políticas comunitarias que tengan un impacto mundial también afectan al Ártico. El Comisario Joe Borg, al cargo de Asuntos Marítimos y Pesca, declaró: «No podemos quedarnos de brazos cruzados ante los hechos alarmantes que afectan al clima del Ártico y, por consiguiente, del resto del planeta. Por otro lado, la combinación del cambio climático con los más recientes avances tecnológicos plantea nuevas oportunidades y desafíos.» Dado que las políticas comunitarias cubren una gran variedad de áreas que afectan al Ártico como pueden ser medio ambiente, energía, investigación y transporte, es necesario llevar a cabo una acción coordinada, comentó el Comisario Borg. «La Política Marítima Integrada puede servir de base para una muy necesaria plataforma colaborativa.» En la comunicación se marcan tres objetivos políticos primordiales: mejora de la gobernanza multilateral del Ártico, protección y conservación del Ártico junto con su población y fomento de un uso sostenible de los recursos. La Comisión confía en que estos objetivos se conseguirán mediante la implementación de varias propuestas, como aumentar la contribución de la Comisión al Consejo del Ártico como observador permanente, asegurar que los temas árticos se sitúan en posiciones privilegiadas en la agenda internacional, promocionar la plena aplicación de las normas existentes y mejorar las normas medioambientales y de seguridad de la Organización Marítima Internacional. La Comisión mantiene que una política ártica comunitaria se engranaría a la perfección con la política marítima integrada, sobre todo si se tiene en cuenta que el objetivo de esta última es la coordinación de todas las políticas comunitarias relacionadas con el mar.

Artículos conexos