Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Completan una versión provisional del genoma del Neanderthal

Científicos alemanes y estadounidenses presentaron una versión provisional completa del genoma del Neanderthal en el Congreso Anual de 2009 de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) celebrado en Chicago (Estados Unidos) el pasado 12 de febrero. Los investi...

Científicos alemanes y estadounidenses presentaron una versión provisional completa del genoma del Neanderthal en el Congreso Anual de 2009 de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) celebrado en Chicago (Estados Unidos) el pasado 12 de febrero. Los investigadores opinan que esta información ayudará a dilucidar la relación que existe entre el ser humano actual y los neandertales y a esclarecer los factores genéticos que hicieron posible la rápida migración de los humanos desde África hace alrededor de 90.000 años. Los neandertales convivieron con los seres humanos modernos en Europa y algunas regiones de Asia durante miles de años, hasta su extinción hace alrededor de 29.000 años. Gracias a que algunos fragmentos de ADN pueden pervivir durante milenios, la comunidad científica ha podido estudiar el ADN de fósiles de Neanderthal desde 1997. Comparando partes del genoma del Neanderthal con el de seres humanos modernos, descubrieron similitudes asombrosas entre ambos que les han llevado a creer que los seres humanos modernos y los neandertales podrían tener un antepasado común. En este estudio, un equipo dirigido por el profesor Svante Pääbo de la Sociedad Max Planck, el primero en secuenciar ADN mitocondrial de Neanderthal en 1997, empleó métodos nuevos para secuenciar más de mil millones de fragmentos de ADN procedentes de tres fósiles de Neanderthal hallados en Croacia. Con la ayuda de una empresa privada, los investigadores consiguieron secuenciar más de tres mil millones de fragmentos de ADN de Neanderthal, lo cual representa más del 60% del genoma del Neanderthal. La tecnología empleada se utilizó por primera vez en 2006 para estudiar este tipo de ADN. Desde entonces la técnica se ha perfeccionado. Los científicos crearon «bibliotecas de secuenciación» en condiciones de sala blanca para prevenir que los experimentos fueran contaminados con ADN del propio personal del estudio. Además, diseñaron «etiquetas de secuencia de ADN», unos identificadores únicos que se asocian a las moléculas de ADN primitivo para asegurarse de que las muestras no son contaminadas por otras fuentes de ADN. También se utilizó ADN marcado radiactivamente para ubicar dónde se pierde material durante el procedimiento de secuenciación, de forma que el proceso gana en eficiencia. Gracias a la eficiencia de esta técnica de secuenciación mejorada se redujo drásticamente la necesidad de material. En total se utilizó menos de medio gramo del valioso hueso fosilizado. La mayor parte de la secuencia se conformó utilizando muestras de huesos de neandertal procedentes de la cueva de Vindija, en Croacia. También se estudiaron varios millones de pares de bases de neandertal procedentes de otros yacimientos, como El Sidrón (España) y la cueva de Mezmaiskaya, en el Cáucaso. Asimismo, se examinó otra muestra de un espécimen de 40.000 años de edad de tipo Neanderthal que se encontró en 1856 en el valle de Neander (Alemania), un espécimen que ha servido para definir como grupo a los neandertales. Los científicos estudiaron los errores que se hallaban en las secuencias primitivas de ADN y marcaron las que podrían atribuirse a cambios sufridos por los restos fosilizados por la acción del tiempo. Seguidamente identificaron los fragmentos de ADN fósil que pertenecían a neandertal y los que pertenecían a microorganismos que habían colonizado los huesos con los años. Terminada esta tarea, se utilizó un algoritmo informático novedoso y muy preciso para ordenar los fragmentos de ADN de neandertal y compararlos con el genoma humano. Los resultados preliminares sugieren que sólo puede atribuirse a los neandertales una pequeña fracción de la variación que se observa en las poblaciones modernas de humanos. Ahora un consorcio internacional de investigadores se propone investigar muchos genes de interés especial en la evolución humana reciente, como el FOXP2, que guarda relación con el habla y el lenguaje en el ser humano moderno. También se estudiarán otros genes que están implicados en el envejecimiento y desarrollo cerebral, pues hay quien sugiere que ciertas variantes de éstos que se encuentran en humanos modernos podrían proceder de los neandertales. Se espera que una comparación minuciosa de este «borrador preliminar» del genoma de Neanderthal con los genomas ya secuenciados del ser humano y del chimpancé permita explicar el motivo de que los humanos consiguieran migrar mientras que sus «vecinos» acabaron extinguiéndose.

Países

Alemania, Estados Unidos

Artículos conexos