Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La red CAREN moderniza el acceso a Internet en la antigua Ruta de la Seda

El desarrollo en Asia de una red regional educativa y de investigación de gran capacidad que a la vez resulte rentable es una de las prioridades de la Unión Europea. Funcionarios europeos de Bruselas quieren que los países menos desarrollados estén conectados con el resto del ...

El desarrollo en Asia de una red regional educativa y de investigación de gran capacidad que a la vez resulte rentable es una de las prioridades de la Unión Europea. Funcionarios europeos de Bruselas quieren que los países menos desarrollados estén conectados con el resto del mundo para que les sea más fácil intercambiar información con el exterior. El proyecto CAREN («Red de investigación y educación de Asia central») se ha sumergido por completo en dicha tarea y ya está siendo muy fructífero. CAREN, que empezó a funcionar en enero de este año, ha recibido 5 millones de euros de financiación procedentes de la Oficina de Cooperación EuropeAid (AIDCO) para el periodo de 2009 a 2011. Las Redes Nacionales de Investigación y Educación (NREN) de Asia central proporcionan ayuda financiera adicional. El proyecto CAREN está gestionado por la organización de redes de investigación mundiales DANTE («Prestación de Tecnología Avanzada de Redes a Europa»). Varios proyectos a gran escala, cofinanciados por la UE, están coordinados por DANTE. Un total de un millón de estudiantes e investigadores de más de doscientas universidades y centros de investigación ubicados a lo largo de la antigua Ruta de Seda en Kazajstán, Kirguistán, Tayikistán, Turkmenistán y Uzbekistán tendrán acceso a Internet de gran capacidad, lo cual servirá para mejorar la comunicación tanto a escala local como con el exterior y promoverá la cohesión y el desarrollo regional. GÉANT, la red paneuropea de alta velocidad, hará posible esta comunicación. Almaty, la antigua capital de Kazajstán, acogió recientemente dos encuentros de alto nivel de CAREN, una reunión del comité ejecutivo y la reunión inaugural del Grupo Directivo, que se centraron en el progreso de la red. El Grupo Directivo, presidido por la Comisión Europea, destacó lo importante que es el proyecto CAREN tanto para esa región como fuera de ella. «La red CAREN es un proyecto extraordinario que facilitará el contacto entre los investigadores de la UE y de Asia central», comentó el embajador Norbert Jousten, Jefe de la Delegación de la Comisión Europea. «Nos alegra mucho esta iniciativa y los beneficios que conllevará.» Los socios creen que CAREN contribuirá en gran medida a los proyectos actuales y futuros que cubren una serie de campos, entre los que se incluye la telemedicina, el control medioambiental, el aprendizaje virtual y la paleontología. Se espera que CAREN empiece a funcionar a principios del año que viene. Ahora los socios han propuesto la construcción de una red terrestre de banda ancha que ofrecería mejores conexiones a través de una infraestructura de red más estable y de bajo coste. Su red reemplazará las conexiones actuales del proyecto vía satélite Autopista Virtual de la Seda (también conocido como «Proyecto Seda»), financiado por la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte), que proporciona acceso a Internet a los investigadores de Asia central y el Cáucaso meridional. Los socios indicaron que CAREN se basa en programas de redes de investigación dirigidos por la UE, como la Red Transeurásica de Información (TEIN), que conecta unas 4.000 instituciones con más de 30 millones de usuarios en 10 países de la región Asia-Pacífico. Aprovechando el éxito de TEIN, la UE aprobó más apoyo financiero para impulsar las redes TEIN2 y TEIN3, las cuales dan cobertura a más países de la región sur de Asia. «La comunidad investigadora actual necesita ser realmente global para poder resolver los desafíos a los que se enfrenta la humanidad», afirmó Dai Davies, director general de DANTE. «La creación de la red CAREN supone una progresión natural para fomentar la colaboración mundial. Nos alegra que las habilidades y conocimientos de los investigadores de Asia central se incorporen a la comunidad investigadora mundial.» Por su parte, el profesor Askar Kutanov, coordinador regional de CAREN, afirmó: «La modernización de las conexiones de la antigua Ruta de la Seda entre Oriente y Occidente nos permitirá beneficiarnos de una mayor colaboración y de la capacidad de cooperar con nuestros colegas de todo el mundo.»

Artículos conexos