Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Investigadores comunitarios desarrollan un nuevo buscador de contenidos audiovisuales

Cada vez es mayor la cantidad de vídeos que se suben a Internet. Pero ¿cómo encuentran los usuarios lo que están buscando? En la actualidad las tecnologías de búsqueda de vídeos dependen de anotaciones semánticas, es decir, los vídeos se etiquetan de forma manual con palabras ...

Cada vez es mayor la cantidad de vídeos que se suben a Internet. Pero ¿cómo encuentran los usuarios lo que están buscando? En la actualidad las tecnologías de búsqueda de vídeos dependen de anotaciones semánticas, es decir, los vídeos se etiquetan de forma manual con palabras clave y para encontrarlos se realizan búsquedas basadas en texto, un proceso que resulta caro y laborioso. Un equipo de investigadores financiados con fondos comunitarios está a punto de cambiar esta situación. El proyecto DIVAS («Buscador directo de contenidos audiovisuales»), financiado con 1,94 millones de euros mediante el área temática «Tecnologías de la Sociedad de la Información» del Sexto Programa Marco (6PM), ha desarrollado un buscador multimedia basado en algoritmos avanzados de búsqueda de vídeo y audio denominados «huellas de medios digitales». El consorcio DIVAS, dirigido por el grupo griego dedicado a las tecnologías de la información Archetypon, se ha centrado en el desarrollo de tecnologías capaces de indexar y localizar archivos de vídeo sin quebraderos de cabeza para el usuario. «Nuestra intención fue la de desarrollar una forma de elaborar índices y realizar búsquedas de archivos comprimidos de vídeo que fuera rápida y sencilla, independientemente del formato de compresión y de dónde o cómo estuvieran almacenados», explicó Nick Achilleopoulos, director de desarrollo tecnológico de DIVAS. El equipo de DIVAS desarrolló con éxito dos programas de búsqueda avanzados: el primero crea huellas digitales a partir de archivos de vídeo o sonido comprimidos y el segundo emplea identificadores únicos para realizar búsquedas basadas en contenidos en material audiovisual. Lo que hace especial al software de indización de DIVAS es que no es necesario que el vídeo esté descomprimido para que aquél funcione. Por lo tanto, se reducen la potencia de computación y el espacio de almacenamiento y aumenta la velocidad de indexación. «El programa de extracción de huellas define las características de audio y vídeo de forma semejante a como un humano percibe los elementos audiovisuales», informó el Sr. Achilleopoulos. «Crea la huella basándose en características visuales como cambios de escena, cortes de edición, estilo de realización, niveles de brillo y movimiento de personas y objetos en la imagen.» El equipo de DIVAS añadió que las características sonoras como la música y el diálogo forman parte de la huella. Las huellas audiovisuales se almacenan en archivos XML junto con el estándar de descripción de contenidos multimedia MPEG-7, con lo que se consigue un acceso sencillo y rápido a un índice de vídeos entre los que se puede buscar. «Pongamos por caso que ha visto un fragmento de una serie de televisión y le gustaría ver más, pero no conoce el título de la misma», indicó el Sr. Achilleopoulos. «Podría cargar fácilmente el corte en un motor de búsqueda de DIVAS y utilizarlo para encontrar no sólo el título de la serie, sino también el año de emisión, la temporada, el episodio y el minuto exacto al que pertenece el fragmento.» El principal inconveniente radica en que el buscador deberá poseer una base de datos indexada de contenidos vídeo con la que contrastar el vídeo marcado con la huella, según los investigadores. En lo referente a la comercialización, el equipo afirmó que su producto sería una alternativa más barata a los productos que hay en el mercado hoy en día. «Muchas empresas están interesadas en vigilar la programación televisada para asegurarse de que los canales y emisoras de radiotelevisión emiten sus anuncios en los momentos y con la frecuencia que han contratado», informó el gestor del proyecto DIVAS. «En la actualidad graban las emisiones en equipos muy costosos e incluso contratan a gente para que vea la televisión, pero resultaría mucho más barato grabar vídeos comprimidos y hacer que un programa los escaneara y creara huellas correspondientes a los contenidos», añadió. «Éstas podrían compararse con el contenido de los anunciantes para conocer en qué preciso momento y de qué forma se muestran sus anuncios.» Los socios del proyecto DIVAS han abierto negociaciones con una empresa de publicidad interesada en comercializar la tecnología para controlar las emisiones televisivas. Otras empresas se han interesado en ella con el fin de mejorar las búsquedas por Internet en sus bases de datos de vídeo. Los socios de DIVAS proceden de Austria, Bélgica, Francia, Alemania, Grecia, Israel y Rusia.

Artículos conexos