Skip to main content

Article Category

Results Pack

Article available in the folowing languages:

Cáncer de mama: financiación europea para nuevas herramientas y soluciones

El cáncer de mama se cobra la vida de más mujeres europeas que cualquier otro tipo de cáncer: una de cada ocho mujeres de la Unión Europea (UE) desarrollará un cáncer de mama antes de los 85 años. Según los datos del Sistema Europeo de Información del Cáncer (ECIS, por sus siglas en inglés), se diagnosticaron más de 400 000 casos nuevos en 2018. Con la mejora de la calidad de los servicios oncológicos para el cáncer de mama en Europa, la iniciativa de la Comisión Europea para el cáncer de mama (ECIBC, por sus siglas en inglés) tiene como objetivo reducir la carga del cáncer y las diferencias evitables en la incidencia, prevalencia, mortalidad y supervivencia de este tipo de cáncer.

Salud

El cáncer es una prioridad importante en la siguiente fase del programa de investigación e innovación de la UE, Horizonte Europa, que estará en marcha desde 2021 hasta 2027 con un presupuesto propuesto de 100 000 millones de euros. Por primera vez, el programa está creando «misiones» que: «Potenciarán el impacto de la investigación e innovación financiadas con fondos europeos movilizando las inversiones y los esfuerzos de toda la UE en torno a objetivos medibles y con plazos concretos sobre cuestiones que afectan las vidas cotidianas de los ciudadanos». La investigación sobre el cáncer será liderada por una de las cinco misiones.

Mejoras, pero todavía con camino por recorrer

La tasa de mortalidad del cáncer de mama ha caído casi un 12 % en toda la UE a lo largo de la última década, señala el estudio, y se prevé que 13,36 mujeres de cada 100 000 sucumban a esta enfermedad en 2019, cifra que supone un descenso respecto a las 16,44 mujeres de cada 100 000 del período 2005-2009. Los investigadores determinaron que seis de los mayores países del bloque poseen ahora unas medias que rondan las 13-14 muertes por cada 100 000 mujeres. Es más, el pronóstico general para las pacientes europeas con cáncer de mama ha mejorado notablemente, pero todavía queda mucho trabajo por hacer. Esto se refleja en la gran variedad de investigaciones financiadas con fondos europeos, que abarcan desde proyectos a gran escala hasta becas individuales. Sacar las investigaciones del laboratorio y convertirlas en herramientas que utilicen los sistemas sanitarios es el objetivo del apoyo de la UE a empresas de biociencia y diagnóstico innovadoras a través del instrumento dirigido a las pymes de la UE. La mejora del cribaje de la población para fomentar una detección y diagnóstico tempranos, junto con los nuevos métodos, están desempeñando un papel clave en la reducción del número actual de fallecimientos en toda Europa. El apoyo de la UE a proyectos como los que se presentan en este Results Pack está aportando soluciones de nueva generación para reducir las cifras de mujeres que pierden la vida debido a esta enfermedad.

El apoyo de la UE salva vidas

Los proyectos financiados con fondos europeos que se presentan en este Results Pack de CORDIS muestran la diversidad de la investigación que recibe el apoyo de la UE. Grandes consorcios que trabajan conjuntamente para acceder a datos transfronterizos con el fin de obtener una visión real sobre la enfermedad, científicos que trabajan de forma independiente con el apoyo de una beca para alcanzar sus objetivos de investigación, pymes financiadas para convertir prototipos en herramientas: la Unión Europea está explorando todas las vías para salvar vidas. El proyecto BRECASTEM espera lograr avances en nuevos tratamientos y más terapias específicas, gracias a la comprensión de las características moleculares de las células madre. EpiPredict ha mapeado el comportamiento de sistemas de células de cáncer de mama después de tratamientos hormonales. Sus hallazgos muestran cómo los tumores cambian su «aspecto» para eludir los tratamientos para el cáncer empleando mecanismos epigenéticos. Entretanto, el proyecto INTHER desarrolló un dispositivo innovador para administrar termoterapia con láser intersticial inmunoestimulante (imILT) mínimamente invasiva. La terapia funciona atacando directamente al tumor y estimulando el sistema inmunitario de la paciente para que combata otros tumores (del mismo tipo de cáncer). Tradicionalmente, los médicos han basado sus decisiones sobre el tratamiento del cáncer de mama en cuestiones de patología clínica, como el estado del receptor hormonal del tumor, la edad, el tamaño del tumor, el grado y la afectación de los ganglios linfáticos. Sin embargo, este enfoque no determina el riesgo de recidiva del cáncer, lo que hace que las pacientes reciban un tratamiento excesivo o insuficiente. El proyecto MammaPrint, que siguió a dos proyectos anteriores del 6PM y del 7PM, se propuso analizar todo el genoma de las pacientes y seguir validando una firma molecular que pudiera asociarse con la recidiva del cáncer. El proyecto MATADOR se centra en desarrollar un nuevo ensayo basado en células para el cribado farmacológico capaz de identificar los compuestos que mejor interfieren con la transición epitelial-mesenquimal. Sin embargo, el cribaje basado en células no hará que algunas de las enfermas puedan evitar las operaciones. Y por último, ONCOscanner es una solución innovadora que permite el reconocimiento intraoperatorio de los tejidos obtenidos durante la extirpación quirúrgica del tejido mamario canceroso. Con ello, el escáner puede detectar el tejido mamario canceroso durante las intervenciones, lo cual mejora la tasa de conservación de tejido sano y los resultados del tratamiento local.