Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Piscinas y parques acuáticos más seguros

El proyecto SafeWaterpark, centrado en la seguridad, ha creado recientemente herramientas y servicios diseñados para ayudar a que las instalaciones de piscinas públicas cumplan con las normativas de seguridad.

Sociedad
Seguridad

Cada año en Europa, unas 37 000 personas se ahogan en piscinas y otras 236 000 sufren lesiones no mortales. Dado que muchos de estos incidentes pueden achacarse a unas piscinas inseguras, la Unión Europea ha tomado medidas. De acuerdo con las nuevas normativas, todos los operadores turísticos, hoteles y agencias de viajes están obligados legalmente a demostrar que la infraestructura de sus piscinas cumple con los requisitos de seguridad pública. Para ayudar a que los operadores y propietarios de piscinas cumplan con esos nuevos requisitos reglamentarios, el proyecto financiado con fondos europeos SafeWaterpark ha desarrollado herramientas para realizar evaluaciones de seguridad integrales y certificar de manera eficaz las instalaciones de piscinas públicas. «Cerca del 90 % de todas las piscinas entrañan riesgos de seguridad, lo cual simplemente resulta catastrófico y absolutamente inaceptable», afirma Michael Spönlein, fundador, director general, y coordinador del proyecto SafeWaterpark. «Al ofrecer los métodos digitales y los instrumentos de evaluación necesarios para realizar inspecciones de calidad, ayudamos a mejorar la seguridad de las piscinas y los parques acuáticos de todo el mundo».

Creación constante de nuevos servicios

Darnos cuenta de que muchas de las soluciones de gestión de seguridad disponibles actualmente para piscinas son ineficaces, demasiado caras y no están ubicadas cerca de las instalaciones fue lo que inspiró el proyecto. También estaba la cuestión de la importante falta de concienciación sobre los peligros de las piscinas públicas. Por ese motivo, SafeWaterpark elaboró una cartera de servicios de asesoramiento y pruebas, tales como inspecciones sobre el terreno, evaluaciones y análisis de riesgos, pruebas de materiales, auditorías a proveedores y la aceptación final de la infraestructura (es decir, trampolines, toboganes de agua, piscinas con olas, etc.). Todos esos servicios cumplen las normas de la Unión Europea y Estados Unidos. «Ofrecemos estos servicios no como un instituto de normas o pruebas, sino como un socio que asesora, asiste y contribuye al éxito de nuestros clientes en materia de seguridad», explica Spönlein. «Empezamos cada proyecto con una reunión preliminar, donde determinados las necesidades del cliente y, en base a eso, creamos una solución a medida». Para seguir mejorando su oferta de seguridad, SafeWaterpark desarrolla constantemente nuevos servicios y soluciones. Por ejemplo, actualmente trabaja en una aplicación de análisis de seguridad colaborativa. La aplicación, denominada Pool-Reporter, permite que los operadores turísticos y el público general revisen piscinas y señalen potenciales problemas de seguridad. Los investigadores también utilizan tecnología de aprendizaje automático y supervisión de datos para desarrollar sensores automáticos. Cuando se haya completado, el sistema recopilará automáticamente datos de seguridad, realizará supervisiones en tiempo real y activará inspecciones de seguridad preventivas. Además de estas nuevas herramientas digitales, SafeWaterpark trabaja para incrementar la concienciación ciudadana sobre la seguridad en las piscinas mediante relaciones públicas y una campaña en las redes sociales.

¡Luchemos contra las estadísticas de los accidentes!

En tan solo cuatro años, SafeWaterpark ya ha verificado instalaciones de 10 000 piscinas en toda la Unión Europea. Eso incluye Rulantica, uno de los parques acuáticos más grandes del mundo, en el que SafeWaterpark actuó como socio de seguridad durante la fase de construcción. Dado que SafeWaterpark sigue creciendo, está planeado crear cincuenta puestos de trabajo directos y más de doscientos puestos indirectos. La empresa prevé que su volumen de negocio superará los veinte millones de euros en 2025. «A través de nuestros singulares desarrollos tecnológicos seguiremos expandiendo nuestros servicios por todo el mundo y podemos reducir el número de accidentes relacionados con las piscinas», afirma Spönlein. «A su vez, gracias a nuestras labores de concienciación, también garantizamos que los mismos visitantes se conviertan en promotores de la seguridad».

Palabras clave

SafeWaterpark, piscinas, parques acuáticos, piscinas públicas, seguridad pública, Rulantica

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación