Skip to main content

Wall insulation novel nanomaterials efficient systems

Article Category

Article available in the folowing languages:

Renovación del aislamiento de paredes con nanomateriales avanzados

Gracias a la reducción de la demanda de energía y las emisiones de carbono, el uso de nuevas paredes innovadoras puede mejorar la huella ecológica europea en edificios antiguos y nuevos.

Tecnologías industriales

Todavía existen muchísimos edificios sin aislamiento en Europa, y hasta el 35 % de las pérdidas de calor de un edificio se deben a paredes sin aislar. Es necesario disponer de nuevos productos y sistemas para aislamiento tanto para la renovación térmica como para la creación de edificios nuevos. El proyecto Wall-ACE, financiado con fondos europeos, ha trabajado en el diseño de un sistema de paredes con herramientas complementarias que utilizan nanomateriales para lograr un aislamiento eficiente. Según explica Tina Oertel, directora de desarrollo de sistemas de recubrimiento en Sievert (anteriormente Quick-mix Putztechnik, hasta enero de 2020) y coordinadora del proyecto Wall-ACE: «Wall-ACE llena el vacío científico existente entre la demanda de nuevos productos y sistemas de aislamiento avanzado para cubrir los requisitos de rendimiento energético establecidos por la Directiva relativa a la eficiencia energética de los edificios (2010/31/UE) y la situación del mercado». En el marco del proyecto se trabajó en varias iniciativas clave, más allá de la reducción del consumo energético y las emisiones de CO2, como el desarrollo de materiales energéticamente eficientes a base de minerales, la mejora de la calidad del aire en los interiores, el aumento de la durabilidad y sostenibilidad de los edificios europeos, y la creación de soluciones asequibles y fáciles de reproducir en todos los países europeos. Todos los productos y sistemas se probaron en la escala de edificios en condiciones reales. Además, el proyecto Wall-ACE evaluó las rutas de comercialización más viables, junto con la certificación y normalización de estos nuevos sistemas de alta eficiencia. Los cinco nuevos productos incluidos en las paredes alcanzaron los objetivos de rendimiento térmico, según se demostró, en parte, a partir de las propiedades de los productos y, en parte, en la práctica. Las pruebas de los nuevos diseños de paredes en la vida real mostraron mejoras en las propiedades aislantes de al menos el 25 % en distintos componentes, con una mejora del 15 % en los ladrillos.

Innovaciones de Wall-ACE para las paredes

El nuevo sistema de paredes se conoce como sistema energéticamente eficiente a base de nanomateriales optimizados de alto rendimiento (HONEST, por sus siglas en inglés). El conjunto de tecnologías incluidas son un acabado mediante recubrimiento térmico aislante, enlucido aislante de altas prestaciones para interiores, masilla de relleno aislante para interiores, revestimiento aislante de altas prestaciones para exteriores y ladrillos de cerámica aislante. Oertel añade: «Más allá de las expectativas, el acabado con recubrimiento térmico aumenta el confort en el interior». Todos los desarrollos contienen un aerogel de sílice Kwark© obtenido a base de nanotecnología. Los materiales son casi totalmente minerales y, por este motivo, son especialmente resistentes al fuego y permeables al vapor de agua. Esta permeabilidad permite respirar a las paredes, ya que estas pueden absorber el vapor de agua y transportarlo a través de ellas. Esto tiene un efecto positivo en el confort el aire del interior frente a productos «no transpirables» a base de plásticos. Los materiales aislantes ayudan a disminuir el consumo energético en los edificios y es posible aplicar las capas aislantes con distintos grosores. Esto es especialmente útil al renovar edificios clasificados como históricos, que son esenciales para conservar la herencia cultural europea y se crearon, probablemente, sin pensar en la eficiencia energética.

Construir el futuro

Las paredes se probaron en varios lugares de demostración situados en Francia, Italia, Suiza y el Reino Unido para demostrar la viabilidad de la instalación «in situ» en distintas condiciones climáticas y poder realizar mediciones sobre el terreno. Oertel añade: «La supervisión de los productos en condiciones de envejecimiento permitió definir recomendaciones para futuras mejoras». Los productos de Wall-ACE tienen un potencial elevado de reproducción, tanto en construcciones nuevas como en renovaciones, en Europa y todos los materiales y sistemas son aplicables en edificios de uso doméstico y no doméstico, tanto por separado como en forma de sistema completo. «El aspecto más importante de utilizar los productos como sistema es que se ha probado y verificado la compatibilidad entre ellos a lo largo del proyecto», concluye Oertel.

Palabras clave

Wall-ACE, pared, construcción, aislamiento, eficiente, calidad del aire, nanotecnología, pérdida de calor, complementario

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación