Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una profundidad de perforación de récord mundial señala el potencial para lograr la neutralidad de carbono en Europa

Los sistemas geotérmicos mejorados podrían favorecer que la energía geotérmica deje de ser una marginada y se posicione como un contribuyente de primera para lograr la neutralidad de carbono en Europa. El éxito de las pruebas de perforación del proyecto DEEPEGS constituye un paso de gigante hacia esa meta.

Energía

La energía geotérmica es ecológica, infinita y prácticamente ubicua. Con todo, el aprovechamiento pleno de su potencial exige nuevas tecnologías capaces de explotar yacimientos con calor natural pero que carecen tanto de agua como de una permeabilidad suficientemente alta de la roca. Aquí es donde entran en juego los sistemas geotérmicos mejorados (SGM) y, más concretamente, el proyecto DEEPEGS. En abril de 2017, DEEPEGS encabezó los titulares de los medios de comunicación gracias al éxito de su perforación de 4 659 m de profundidad en un campo geotérmico de Islandia. La primera aventura de este tipo brindó una gran cantidad de oportunidades de aprendizaje para el sector geotérmico y sigue siendo un récord mundial a día de hoy. Gudmundur Ómar Fridleifsson, coordinador de DEEPEGS, comenta: «La altísima permeabilidad del yacimiento supercaliente de Reykjanes por debajo de los 3 km de profundidad fue una grata sorpresa. Ningún fino de perforación o fluido de refrigeración de perforación alcanzó la superficie por debajo de una profundidad de 3,2 km. La perforación a una profundidad de 4 650 m en sistemas geotérmicos de alta temperatura no se había logrado nunca antes en un entorno con temperaturas confirmadas de 600 °C en los yacimientos». La baja permeabilidad es uno de los obstáculos al desarrollo del mercado de los SGM que el proyecto DEEPEGS pretendía superar. El equipo del proyecto se propuso inicialmente llevar a cabo sus experimentos de mejora de permeabilidad en el sur de Francia, donde se preveían temperaturas superiores a los 200 °C por debajo de los 4 km de profundidad. Sin embargo, las cosas no salieron según lo planeado: se acumularon retrasos en los tres campos de prueba que el proyecto tenía previsto utilizar y «conforme pasaba el tiempo, nos dimos cuenta de que ninguno de estos tres campos podría seguir adelante», explica Sigurdur G. Bogason, jefe de proyectos de DEEPEGS.

El siguiente hito: ganarse la confianza de la Europa continental

Para proseguir con su trabajo, el consorcio tuvo que sustituir los tres campos previstos originalmente por el yacimiento geotérmico de Vendenheim, en Alsacia, donde actualmente se está probando una mejora de la permeabilidad en varios tramos (drenaje múltiple). Si tiene éxito, podría tener un impacto inmediato en la futura utilización de los SGM en Europa. Bogason destaca: «Ya se han perforado granitos calientes de más de 200 °C, mientras que la mejora de la permeabilidad sigue en curso». Uno de los principales problemas que tuvo que abordar el consorcio en Francia fue la actitud escéptica de las comunidades y autoridades francesas hacia los SGM, a pesar de que la tecnología es respetuosa con el medio ambiente. La empresa francesa de energía Fonroche Géothermie tuvo que realizar un enorme esfuerzo de comunicación para obtener la autorización en Vendenheim. Tal como señala Fridleifsson, todos los proyectos próximos a zonas urbanas en Europa continental necesitarán un alto nivel de comunicación para que los ciudadanos y las autoridades locales se sumen a ellos. Los socios del proyecto esperan que el éxito del proyecto en Islandia repercuta en el mercado en un plazo de diez años. Hasta entonces, seguirán difundiendo los resultados positivos del proyecto DEEPEGS a fin de convencer a la industria geotérmica de que perfore en sistemas supercalientes para aumentar la producción de energía. «Las lecciones aprendidas tienen un gran valor y ya han dado lugar a mejoras tecnológicas punteras como las tuberías de conducción profundas y la prueba de acoplamientos flexibles que se están planificando, todo ello basado en la experiencia adquirida en DEEPEGS», concluye Fridleifsson.

Palabras clave

DEEPEGS, geotérmica, SGM, Reykjanes, Islandia, Vendenheim, Francia, perforación, alta temperatura

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación