Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un suplemento probiótico para el síndrome del colon irritable con potencial también para tratar el síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica (también conocido como encefalomielitis miálgica) es incapacitante. Las personas que lo padecen suelen estar postrados en cama y son incapaces de realizar tareas básicas. Incluso si se les diagnostica, actualmente no existe ningún tratamiento. Sin embargo, el proyecto Help4Me ha desarrollado un probiótico que parece prometedor.

Salud

La encefalomielitis miálgica (EM), también denominada síndrome de fatiga crónica (SFC), es una enfermedad debilitante que cursa con una fatiga persistente inexplicable. Los enfermos experimentan dolor muscular o articular, dolores de cabeza, ansiedad, depresión y malestar posesfuerzo. Dado que a menudo los sistemas sanitarios no los reconocen y que no cuentan con opciones de tratamiento, los pacientes dependen del apoyo de la familia. A través del proyecto Help4ME, la empresa sueca ImmuneBiotech Medical Sweden ha desarrollado GutMagnific®. Se trata de un complemento alimenticio probiótico con cinco cepas de lactobacilos diseñado para contrarrestar los mecanismos biológicos responsables del síndrome del colon irritable (SCI) por sí solo, o en la medida en que coexista con otras afecciones, como la EM. GutMagnific® provoca una inhibición de patógenos y una acción antiinflamatoria, y normaliza la permeabilidad intestinal, con lo que se reduce la cantidad de bacterias que se filtran al torrente sanguíneo. El apoyo de la Unión Europea permitió al equipo recopilar información de pacientes de EM que habían usado GutMagnific®. Estos estudios de casos han arrojado unos datos iniciales positivos. Existe una mejora en todos los síntomas del SCI y, para los enfermos de EM, una gran mejora respecto a la falta de energía o astenia grave, la obnubilación y la alteración del sueño. Los usuarios también informaron de un efecto positivo en el malestar posesfuerzo y una leve mejoría del dolor (articulaciones y dolor de cabeza). Los resultados han permitido al equipo preparar un próximo estudio aleatorizado con noventa pacientes divididos en tres grupos, en el que se probará GutMagnific® en dos dosis y en forma de placebo, durante tres meses, con un mes de seguimiento. La primera patente nacional se ha concedido en Sudáfrica y está pendiente en doce países más. GutMagnific® ya es una marca registrada en Europa, y está pendiente de registro en los Estados Unidos y China. Actualmente, está disponible en la tienda electrónica especializada de GutMagnific. El equipo está recopilando opiniones de los clientes y planea ampliar su comercio electrónico.

El vínculo entre el intestino y la EM

Se estima que el intestino humano está colonizado por unos cien billones de bacterias (la microbiota), que han evolucionado conjuntamente a través de una relación simbiótica. Se calcula que, en una microbiota saludable, habitan mil especies microbianas. Sin embargo, el uso de antibióticos, el parto por cesárea y los factores de estilo de vida, como los hábitos alimentarios y los altos niveles de estrés, suelen alterar el equilibrio y causar disbiosis. Cada vez se llevan a cabo más investigaciones científicas sobre cómo esto podría influir en una serie de trastornos del sistema inmunitario, el sistema nervioso autónomo y neurológicos. Se sabe que la disbiosis está relacionada con la EM, por ejemplo con patógenos elevados (por ejemplo, un alto nivel de «E. coli») y la hiperproliferación bacteriana intestinal (SIBO, por sus siglas en inglés). Dado que entre el 35 y el 90 % de los pacientes con EM también sufren SCI, la hipótesis del próximo ensayo clínico es que si GutMagnific® puede mejorar el SCI, entonces también podría aliviar los síntomas de la EM. «Con GutMagnific® estamos concibiendo una nueva categoría de productos probióticos diseñados con precisión farmacéutica, donde el punto de partida es la afección específica, no la cepa probiótica», dice Karin Larsson, directora comercial de ImmuneBiotech.

Satisfacer las necesidades de una población desatendida

A pesar de que afecta a más personas que la esclerosis múltiple, el lupus y muchos tipos de cáncer, la EM recibe muy poca financiación para su investigación. Al tratarse de una enfermedad relativamente «nueva» con escaso apoyo médico, su prevalencia es difícil de determinar, pero se ha estimado en 17-24 millones de personas. La enfermedad afecta tres veces más a las mujeres que a los hombres y suele presentarse a los 40-50 años o en la adolescencia. Con tasas de recuperación muy bajas, el coste para los sistemas sanitarios es enorme. Después de analizar los resultados del estudio clínico, el equipo desarrollará un producto específico para la EM y llevará a cabo estudios clínicos multicéntricos más grandes antes de ampliar el negocio al nivel internacional. «GutMagnific® también podría ser un tratamiento eficaz para otras afecciones relacionadas con el intestino, como la infección por “Clostridioides difficile”, y tiene potencial para enfermedades que coexisten con el SCI, como la fibromialgia o la esclerosis múltiple», indica Larsson.

Palabras clave

Help4ME, intestino, encefalomielitis miálgica, síndrome de fatiga crónica, síndrome del colon irritable, microbiota, bacterias, disbiosis, sistema inmunitario, sistema nervioso autónomo, trastornos neurológicos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación