Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Obtención de mejores insectos

Con el objetivo de posicionar a los insectos como fuente viable de pienso, una empresa escocesa dedicada a la cría de insectos está desarrollando moscas soldado negras de alto rendimiento.

Alimentos y recursos naturales

Ya sea forraje o hierba, el pienso es una gran industria que es esencial para la producción de alimentos para humanos. Sin embargo, debido a factores como el aumento de la población, la expansión de la clase media en los países en desarrollo, así como la tierra y los recursos limitados, se prevé que el mercado mundial del pienso experimente una escasez de 60 millones de toneladas en 2030. Salvo que se encuentre una alternativa a la soja y a la harina de pescado que habitualmente se utiliza para alimentar al ganado, dicha escasez tendrá una significativa repercusión en la producción mundial de alimentos. Los insectos son una posible alternativa. Según Beta Bugs, una empresa escocesa dedicada a la cría de insectos, la mosca soldado negra (MSN) se ha posicionado particularmente como el principal candidato. Con el apoyo del proyecto PLATYPIS, financiado con fondos europeos, la empresa ha desarrollado un sistema nuevo e innovador para incrementar la productividad y el rendimiento de las MSN. Thomas Farrugia, coordinador del proyecto, además de director general y fundador de Beta Bugs, comenta: «Los insectos, al haber sido domesticados recientemente, a diferencia de otras especies agrarias, están lejos de ser optimizados para un uso industrial A fin de mejorar la eficiencia, la calidad y facilitar el cultivo de las MSN, Beta Bugs ha desarrollado programas de mejora genética vanguardistas, además de probar y comprobar biotécnicas».

Preparación de los insectos

Beta Bugs se propone ofrecer los rápidamente emergentes insectos como sector de alimentación animal a través de las razas de MSN que necesitan a fin de incrementar la productividad y competir con ingredientes insostenibles para el pienso animal. El proyecto PLATYPIS ayudó a que la empresa lograra dicho objetivo examinando la viabilidad de establecer la primera empresa mundial especializada en genética de insectos capaz de suministrar a la industria razas de insectos de alto rendimiento. Y Farrugia explica: «En el marco de este proyecto, queríamos entender los principales requisitos y actividades necesarias para garantizar el éxito comercial, aunque también queríamos eliminar los riesgos en cuanto a los aspectos técnicos de la empresa. Confirmamos que sí existe demanda en el mercado para la genética de insectos de alto rendimiento». A fin de satisfacer dicha demanda, la empresa ha desarrollado una serie de biotécnicas que, cuando se combinan con un programa genético de reproducción, han llevado a un conjunto de cepas de MSN con un mejor rendimiento que las cepas naturales. Según Farrugia, Beta Bugs selecciona determinadas cepas para las necesidades específicas del cliente y, posteriormente, las cruza para crear un insecto exclusivamente optimizado para una instalación concreta. «Posteriormente le ofrecemos al cliente un nuevo surtido a intervalos regulares y cada surtido es cada vez más productivo que el último, por lo que se garantiza un incremento anual del 2 % en la productividad, como mínimo», añade Farrugia. «Eso garantiza que nuestros clientes sigan beneficiándose del uso de nuestras cepas».

En marcha

Para apoyar la comercialización a gran escala de esas cepas de MSN, Beta Bugs también ha estado ocupada creando relaciones estratégicas. Por ejemplo, a lo largo del proyecto PLATYPIS, la empresa trasladó todas sus operaciones de Inglaterra a Edimburgo (Escocia). Ello situó a la empresa cerca del Roslin Institute, un socio fundamental y un líder mundial en genética animal. A pesar de que el proyecto ya ha finalizado, Beta Bugs sigue avanzando hacia la comercialización a través de la ampliación de su equipo y la solicitud de más financiación. «El proyecto PLATYPIS ha sido una parte fundamental del plan de acción de la empresa y nos posicionó para poder interactuar con organismos de financiación pública y partes interesadas dentro de la industria agroalimentaria», afirma Farrugia. «En resumen, ha sido un elemento determinante».

Palabras clave

PLATYPIS, Beta Bugs, pienso, insectos, mosca soldado negra, producción de alimentos, mercado del pienso, ganado, genética animal

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación