Skip to main content

Unlocking the potential of EU cultivated quinoa through the production of protein-rich quinoa flour and functional quinoa starch

Article Category

Article available in the folowing languages:

Aprovechamiento del potencial proteico de la quinua

La avanzada tecnología de fraccionamiento desarrollada por la empresa neerlandesa de producción alimenticia ayuda a situar a la quinua como una fuente viable de proteína.

Alimentos y recursos naturales

Según un informe encargado por las Naciones Unidas los esfuerzos para disminuir las emisiones de carbono no servirán de nada si los seres humanos no cambian sus hábitos alimenticios. Dado que las dietas basadas en carne se asocian a varios riesgos para la salud y a una serie de problemas medioambientales, existe una creciente demanda de proteínas vegetales alternativas. Casi todos los productos de proteína vegetal que se encuentran en el mercado se basan en la soja y el trigo, los cuales tienen sus limitaciones. Por ejemplo, la soja es un alérgeno y se importa en gran medida de fuera de la Unión Europea, a menudo de países en que se permiten los cultivos modificados genéticamente y que tienen normas medioambientales menos rigurosas. Además, dado que el trigo contiene gluten, el mercado de la proteína del trigo está limitado. Puesto que los fabricantes de alimentos europeos buscan fuentes alternativas de proteína vegetal para sus productos alimentarios enriquecidos, la quinua se ha posicionado como uno de los principales candidatos. «La quinua es renombrada por ser un cultivo excelente que ofrece una extraordinaria calidad proteínica», afirma Marc Arts, fundador y director general de GreenFood50, una empresa neerlandesa dedicada a la producción y a la comercialización de ingredientes con gran valor añadido derivados de la quinua. «La quinua no solo puede crecer en condiciones de salinidad y sequedad, sino que también es una importante fuente de fibra, ácidos grasos poliinsaturados, vitaminas y minerales». La producción de quinua en la Unión Europea se ha incrementado significativamente a lo largo de la última década. Sin embargo, dada la escasez de tecnología adaptada, su aceptación como proteína alternativa sigue siendo baja. No obstante, eso está a punto de cambiar, gracias a la avanzada tecnología de fraccionamiento desarrollada por GreenFood50, con el apoyo del proyecto QUINNOVA, financiado con fondos europeos.

Ingredientes funcionales y saludables

GreenFood50 diseñó su avanzada tecnología de fraccionamiento específicamente para la naturaleza especial de las semillas de quinua. La tecnología, que genera una fracción altamente proteínica, utiliza un innovador proceso de fraccionamiento en seco que es respetuoso con el medio ambiente y consume menos energía y agua que las tecnologías alternativas. Arts explica: «Durante el proyecto QUINNOVA, evaluamos la viabilidad financiera, comercial y técnica de ampliar esta tecnología. A partir de dicha evaluación, aprendimos que nuestra tecnología de fraccionamiento es económicamente viable para la producción a gran escala de ingredientes a base de quinua». El proyecto también incluye un análisis en profundidad del mercado, a partir del cual la empresa identificó la creciente sensibilización del consumidor sobre los beneficios de las proteínas vegetales y el impacto negativo que tiene el consumo de carne, tanto para la salud como para el medio ambiente. El análisis también mostró que un creciente número de personas tiene necesidades dietéticas específicas. «Nuestros productos a base de quinua se consideran ingredientes funcionales y saludables que no solo se pueden utilizar como substitutos de la carne, sino también en productos de nutrición deportiva y sin gluten», afirma Arts. «Todo eso son muy buenas noticias para la comerciabilidad de la cartera de QUINNOVA».

Un gran paso adelante

Actualmente, con el proceso de producción racionalizado y ampliado, GreenFood50 está preparada para acelerar la introducción de los productos QUINNOVA en el mercado. En enero de 2020, la empresa dio un gran paso hacia su objetivo con la adquisición de Dutch Quinoa Group, así como sus capacidades y conocimientos especializados en quinua. Según Arts, dicha adquisición fortalece aún más el liderazgo de la empresa en el mercado y permite satisfacer la creciente demanda de ingredientes vegetales de alta calidad. «Esta adquisición, junto con los conocimientos obtenidos a través del proyecto QUINNOVA, aprovechará todo el potencial de la quinua, lo cual supone un sistema alimentario sostenible y capaz de alimentar a una población mundial en aumento», afirma.

Palabras clave

QUINNOVA, GreedFood50, tecnología de fraccionamiento, producción alimenticia, quinua, proteína, hábitos alimenticios, proteína vegetal, fabricantes de alimentos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación