Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una autopista digital de la educación secundaria a la universidad

El entorno de aprendizaje digital de próxima generación ha empezado a adentrarse en las escuelas de secundaria gracias al proyecto Up2U. El objetivo: facilitar a los estudiantes la aclimatación a las herramientas y metodologías universitarias.

Economía digital
Sociedad

Aunque el entusiasmo generado por los sistemas de gestión del aprendizaje (SGA) no se ha extinguido, los educadores ya están esperando el siguiente gran avance: el entorno de aprendizaje digital de próxima generación (NGDLE, por sus siglas en inglés). A diferencia de los SGA, que se crean principalmente en torno a las necesidades de los instructores, un NGDLE es un ecosistema educativo en el que todos los aspectos y agentes de la educación virtual están perfectamente interconectados. De hecho, un NGDLE podría ser un avance tan positivo para los estudiantes, que el proyecto Up2U (Up to University – Bridging the gap between schools and universities through informal education), financiado con fondos europeos, lo está usando como base para intentar acortar la brecha entre la escuela de secundaria y la educación superior. «Observamos que la falta de competencias digitales es una de las principales razones por las que los estudiantes abandonan la universidad. Tras graduarse, acceden a la educación superior sin la formación necesaria para manejarse en su nuevo entorno educativo. El objetivo de Up2U es ayudarles a desarrollar competencias digitales y facilitarles la transición de la educación secundaria a la universidad», comenta Erik Kikkenborg, director de los servicios de comunicación en NORDUnet y coordinador del proyecto. Así, Up2U tiene por objeto acortar la brecha tecnológica y metodológica existente entre las escuelas de secundaria y las universidades. Esto se consigue a través de un ecosistema de NGDLE que permite codiseñar, cocrear y utilizar de forma más abierta, efectiva y eficaz contenidos, herramientas y servicios digitales. Este ecosistema se ha construido específicamente para ofrecer un aprendizaje personalizado, colaborativo o experimental. Con Up2U, el SGA ya no es la herramienta principal. El ecosistema funciona como un mercado en el que los usuarios pueden elegir los SGA que necesitan, sabiendo que todos se integran con todos y que los logros y progresos se pueden transferir de uno a otro sin comprometer jamás la experiencia del usuario. El contenido es abierto y reutilizable, tanto para profesores como para estudiantes. Tal como señala Gyongyi Horváth: «Up2U es un ecosistema digital portátil y abierto basado en la pedagogía que se ha construido con la comunidad de la enseñanza en mente».

Probado en cinco Estados miembros a los que seguirán otros

El enfoque del mercado es especialmente valioso en lo que respecta a la adaptación a diferentes contextos. Las escuelas de los países que participan en nuestro piloto de Up2U (Alemania, Grecia, Hungría, Italia, Lituania, Polonia y Portugal) tienen niveles diferentes de uso de la tecnología y de acceso a la misma. Por lo tanto, una de las condiciones previas para el éxito del proyecto era proponer un sistema en el que todos los componentes necesarios se integrasen en una única plataforma y, al mismo tiempo, permitir que algunas escuelas utilizasen solo las partes de las que no disponen. «Así, se requiere que los componentes de "software" estén escasamente acoplados, pero que sigan estando integrados desde una perspectiva de experiencia del usuario», comenta Horváth. «El siguiente reto fue convencer a los profesores de que trabajasen con el ecosistema Up2U y que lo utilizasen con sus alumnos en el aula. Para lograrlo, desarrollamos la metodología de desarrollo profesional continuo (DPC)». El DPC se divide en tres módulos: uno de formación del profesorado por parte del equipo nacional de formación, otro para que los profesores presenten Up2U a los estudiantes y, por último, otro para que los profesores del nivel 2 compartan conocimientos con profesores del nivel 1. «Gracias a esta metodología de DPC, se acelera la adaptación profunda al ecosistema de Up2U en las escuelas piloto», señala Horváth. La mayoría de los países en que se han desarrollado los pilotos ya se han comprometido a poner en marcha un programa nacional para el ecosistema Up2U tras la finalización del proyecto. Mientras tanto, Israel y Reino Unido han empezado a poner en marcha una educación en línea basada en la metodología de DPC y, en Eslovenia, ha comenzado el primer piloto de un socio que no participa en el proyecto. «Otros países europeos como Armenia y Finlandia han mostrado interés por iniciar pilotos en sus países. Respaldamos estos pilotos con Get Started!, un curso de formación en línea basado en la metodología DPC», explica Horváth. Se prevé que Up2U finalice a finales de mayo de 2020. La fase final del proyecto se centrará en el análisis de los resultados de los pilotos y en la puesta en práctica del plan de sostenibilidad posterior al fin del proyecto.

Palabras clave

Up2U, universidad, transición, educación secundaria, metodología, NGDLE, LMS, competencias digitales, ecosistema

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación