Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un dispositivo láser revolucionario para heridas crónicas

Las heridas crónicas afectan a millones de personas en todo el mundo y llevan aparejadas un alto coste socioeconómico. El dispositivo innovador LASER-HEAL emplea una combinación de láseres para matar bacterias sin dañar las células humanas, lo que ayuda eficazmente al proceso natural de cicatrización.

Salud

Las heridas crónicas que no han cicatrizado en tres meses son extremadamente propensas a infecciones de bacterias resistentes a antibióticos, que forman biopelículas y obstaculizan el proceso de cicatrización mediante la secreción de factores antiinflamatorios. Es más, las heridas crónicas pueden propagarse al tejido sano circundante, lo que requiere medidas más drásticas, como la amputación, para garantizar la supervivencia del paciente.

Un láser robótico para tratar heridas crónicas

Los tratamientos existentes para las heridas crónicas no han cambiado mucho en el último medio siglo y los métodos más nuevos han demostrado ser ineficaces. Para abordar esta cuestión, el proyecto financiado con fondos europeos LASER-HEAL desarrolló un dispositivo que ofrece una tecnología láser patentada para eliminar bacterias resistentes y favorecer el proceso de cicatrización. La tecnología depende de la terapia láser de baja potencia (TLBP), una solución basada en la luz empleada con anterioridad para estimular los mecanismos de reparación hística en las heridas. «La innovación de nuestro método de tratamiento es una configuración patentada de luz láser muy focalizada y optomecánica que proporciona esterilización térmica», explica Janus Beierholm, coordinador del proyecto y director general de VULCUR MEDTECH. El dispositivo es pequeño (aproximadamente 0,029 metros cúbicos) e incluye un brazo robótico de seis ejes capaz de mover una herramienta con entre cuatro y ocho puntos de emisión láser. Equipado con dos cámaras infrarrojas y un conjunto de láseres de medición de distancia, el dispositivo puede detectar automáticamente los bordes y la profundidad de la herida, lo que requiere una mínima intervención del operador. El dispositivo puede tratar heridas de fácil o difícil acceso sin entrar en contacto con el paciente. El método es seguro y barato, y cada sesión dura tan solo media hora. A partir de las entrevistas con los clientes, los científicos esperan que se requiera un promedio de diez administraciones durante diez semanas.

Perspectivas de cara al futuro de la tecnología propietaria de LASER-HEAL

Beierholm recalca: «Las bacterias tienen una temperatura límite para sobrevivir; no basta con calentar la biopelícula en una herida crónica». El equipo de LASER-HEAL determinó el tiempo y la energía necesarios para matar las bacterias y dejar intactas las células humanas. Gracias a un modelo para heridas crónicas que imita de manera rigurosa el entorno de una herida crónica, LASER-HEAL ha demostrado una eficacia elevada (99 %) en la eliminación de las especies bacterianas «Escherichia coli», «Pseudomonas aeruginosa» y «Staphylococcus aureus», que normalmente aparecen en las biopelículas. Una sola administración bastó para matar a las bacterias y no se detectó ningún daño en las células humanas adyacentes. La tecnología patentada de LASER-HEAL brinda, por primera vez, la limpieza de la herida crónica en tres dimensiones. Es más, el método no emplea apósitos o factores de crecimiento: es un tratamiento integral que puede realizar una sola enfermera. Además, no ataca a las bacterias con antibióticos y agentes antibiopelículas, por lo que evita la aparición de farmacorresistencia. Tras la aprobación por el Organismo para el Control de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos en 2020, los socios planean probar la tecnología en tres centros clínicos de curación de heridas de California. Con la financiación adecuada, comenzarán el desarrollo del producto para su comercialización en los próximos cuatro años. De cara al futuro, Beierholm confía en que esta «opción de tratamiento dedicada y segura para las heridas crónicas aliviará a los pacientes de un gran dolor, ahorrará a los hospitales mucho dinero y evitará amputaciones».

Palabras clave

LASER-HEAL, láser, herida crónica, biopelícula, cicatrización, cuidado de heridas

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación