Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Reconocimiento de la expresión facial para predecir la respuesta a los antidepresivos

Aproximadamente uno de cada diez ciudadanos europeos sufrirá depresión en algún momento de su vida. Identificar un tratamiento eficaz puede suponer varios meses, por lo que existe una necesidad urgente de encontrar una tecnología capaz de predecir la respuesta al tratamiento.

Salud

La depresión es una de las principales causas de discapacidad: más de trescientos cincuenta millones de personas en el mundo tienen una capacidad reducida para trabajar y funcionar socialmente. Casi el 50 % de los enfermos no responde al primer antidepresivo recetado, lo que prolonga el período de negatividad sobre las actividades diarias.

Una herramienta web para reconocer emociones

El proyecto financiado con fondos europeos PReDicT ha empleado tecnologías digitales para diagnosticar mejor problemas de salud mental. i-spero® es una herramienta digital web que incluye un conjunto de funcionalidades como la evaluación diagnóstica y el triaje, la supervisión continua de los síntomas y la emisión de alertas sanitarias en tiempo real para pacientes y médicos. La plataforma i-spero® incluye la prueba PReDicT que aprovecha la potencia del aprendizaje automático para cuantificar las actitudes y percepciones negativas de un paciente. Funciona pidiendo a los pacientes que reconozcan una expresión facial que ven en su teléfono inteligente, tableta u ordenador, por ejemplo, de felicidad, tristeza o preocupación. Dado que los pacientes deprimidos pueden identificar mejor las expresiones relacionadas con emociones negativas, el reconocimiento de expresiones faciales sutiles antes y después de un tratamiento a corto plazo puede predecir si el estado del paciente mejorará o si se requiere un cambio en su tratamiento clínico. «Nuestro objetivo era que los pacientes recibieran el tratamiento adecuado antes que con los métodos existentes», explica Rebecca Dias, coordinadora del proyecto. Para evaluar la eficacia de PReDicT, los socios del proyecto llevaron a cabo un estudio clínico internacional a gran escala que seleccionó a más de novecientos pacientes con depresión en los cinco principales países europeos. El estudio cuantificó de manera sistemática si la medicación antidepresiva modificaba la forma en que los pacientes percibían las expresiones faciales. A los pacientes que no mostraron ninguna mejora se les recetó una dosis más alta del antidepresivo o un medicamento diferente dentro de los siete días posteriores al inicio del tratamiento. El grupo de control recibió un tratamiento convencional y su médico esperó de cuatro a seis semanas tras la finalización del tratamiento para evaluar la eficacia de la medicación. Además, PReDicT midió las tasas de cumplimiento del tratamiento, tanto en lo que respecta a la adhesión de los pacientes a su tratamiento y plan de estudio, como en lo que respecta a la utilización de evaluaciones digitales y la prueba como parte de su cuidado ordinario. PReDicT mejoró los resultados principales de los pacientes, específicamente al reducir los niveles de ansiedad y acelerar la recuperación funcional en seis meses, en comparación con el grupo de control. «Nuestro método de reunir información para respaldar la toma de decisiones clínicas proactivas en lugar de reactivas recibió comentarios abrumadoramente positivos tanto por parte de los pacientes como de los médicos», recalca Dias.

Repercusión del proyecto y perspectivas de futuro

PReDicT consistió en una colaboración internacional que integró satisfactoriamente la tecnología digital en la atención primaria en toda Europa. Al mismo tiempo, el proyecto ha revelado las diferencias en el tratamiento, las pautas de prescripción y las medidas del desenlace clínico de la depresión en distintos países europeos. Actualmente no existe una herramienta similar que ofrezca la especificidad y la sensibilidad de PReDicT. Los resultados preliminares muestran ya un ahorro de costes para la sociedad y, junto con la mejora del bienestar de los pacientes, se espera que faciliten la rápida integración de PReDicT en la práctica clínica habitual. Los socios ya están probando el dispositivo en centros de salud del Reino Unido y, además, quieren incorporar i-spero® como una herramienta de diagnóstico complementario para las empresas farmacéuticas que desarrollan nuevas terapias para el tratamiento de la depresión.

Palabras clave

PReDicT, tratamiento, depresión, expresión facial, tecnología digital, i-spero®

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación