Skip to main content

A slow release insemination that doubles the success rate of the most common first line treatment of infertility.

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una mayor tasa de embarazo con un dispositivo que imita la migración natural de los espermatozoides

El tratamiento de inseminación artificial para parejas que no pueden concebir tiene una elevada tasa de fracaso. Sin embargo, un proyecto financiado con fondos europeos ha demostrado que un dispositivo que imita más fielmente el marco temporal natural de la concepción da como resultado una mayor tasa de embarazos.

Salud

Aproximadamente una de cada seis parejas en todo el mundo tiene problemas de infertilidad. En la actualidad, la tecnología de reproducción asistida más habitual, pero también la más cara e invasiva, es la fecundación «in vitro» (FIV). Sin embargo, antes de someterse a este arriesgado procedimiento de extraer óvulos de los ovarios y unirlos con espermatozoides para crear un pre-embrión que se vuelve a colocar en el útero, se realizan entre tres y seis intentos de inseminación intrauterina (IIU), más sencilla, inyectando semen directamente en el útero mediante una jeringa y un catéter con globo. «Desafortunadamente, la tasa de éxito de la IIU no es muy alta, dado que se sitúa entre el 6 y el 12 % dependiendo de la edad de la paciente», explica Amnon Weichselbaum, coordinador del proyecto, y cofundador y director científico de Fertiligent, una empresa israelí que ha desarrollado un nuevo dispositivo de inseminación con financiación de la Unión Europea en el marco del proyecto EVIE 2.0. Las investigaciones previas concluyeron que los espermatozoides normalmente tardan unas cuatro horas en desplazarse desde la cavidad uterina hasta el óvulo de destino, pasando por las trompas de Falopio. «En lugar de bombardear el útero con espermatozoides, pensamos que sería posible aumentar la tasa de éxito con una sencilla IIU combinada con nuestro concepto de liberación lenta. Nuestro concepto consistía en colocar el semen lo más cerca posible del óvulo de destino y emular el intervalo natural de cuatro horas que tarda en desplazarse por el cuello uterino y entrar en la cavidad uterina liberando los espermatozoides de forma gradual durante este período», explica Weichselbaum. Las tasas de embarazo mediante el sencillo dispositivo de primera generación desarrollado por el equipo son 2,5 veces superiores que las de la IIU estándar, lo que puede reducir el número de ciclos repetidos de FIV. «El éxito de este procedimiento se debe en gran medida al hecho de aumentar el número de espermatozoides que llegan a las trompas de Falopio», continúa Weichselbaum. Durante los ensayos clínicos se ha observado que la inseminación de liberación prolongada es superior a la técnica «de bolo», que consiste en inyectar el semen de una sola vez.

Un dispositivo más optimizado

Según Weichselbaum, el dispositivo de primera generación, conocido como EVIE 1.0 utiliza una jeringa dentro de una bomba inteligente que va liberando de forma lineal el semen en el útero a través de un catéter específico. El dispositivo EVIE 2.0 de segunda generación, desarrollado con financiación de la Unión Europea, es más pequeño y resulta más fácil de usar, además de estar más optimizado y ser más robusto que la versión anterior. Utiliza un catéter con globo más avanzado que puede dirigir el semen hacia las entradas de las trompas de Falopio, reduciendo así la distancia entre los espermatozoides y el óvulo. «El nuevo catéter permitirá mejorar las tasas de éxito», explica Weichselbaum. También evita el cuello uterino, cuya mucosa puede atrapar los espermatozoides e impedir su migración. Esto aumenta la probabilidad de fecundación del óvulo.

Un kit sencillo

«Se trata de un kit de un solo uso: la propia bomba con una jeringa estéril que se utiliza para la IIU estándar y nuestro catéter con globo específico», añade Weichselbaum. «La belleza del sistema se encuentra en su simplicidad. Todo lo que tiene que hacer el ginecólogo es introducir el catéter en el útero, inflar el globo, fijar el dispositivo con una correa a la pierna de la paciente y pulsar el botón. El resto del proceso se realiza de manera automática». El dispositivo EVIE 2.0 de liberación prolongada ha obtenido unos buenos resultados en las pruebas de laboratorio. «Observamos que el modo lineal de liberación de espermatozoides en exactamente cuatro horas resulta mucho más preciso y fiable que con EVIE 1.0», subraya Weichselbaum. Mientras que el dispositivo mecánico anterior estaba formado por veinte piezas y componentes diferentes, la nueva versión cuenta con solo cuatro componentes, lo que hace que resulte más sencillo y barato de producir. El prototipo avanzado se utilizará en ensayos clínicos para afinar su diseño antes de llevarlo al mercado.

Palabras clave

EVIE 2.0, EVIE 1.0, fertilidad, inseminación, IIU, concepción, FIV, útero, ovario, trompas de Falopio, semen, catéter

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación