Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un futuro sostenible para el sector de la baldosa europeo

Un nuevo método de fabricación de baldosas que ahorra recursos y es eficiente en materia de energía podría ayudar a los productores a reducir costes y formar parte del futuro industrial sostenible de Europa.

Tecnologías industriales

Las baldosas cerámicas se emplean en hogares, fábricas y lugares de trabajo de todo el mundo. Siguen siendo populares entre los consumidores, en parte porque son duraderas, elegantes y muy fáciles de mantener. Solo en Italia, los fabricantes producen cientos de millones de baldosas de cerámica cada año. Sin embargo, la escasez de recursos y la creciente sensibilización ambiental están obligando a los fabricantes a adoptar métodos de producción más respetuosos con el medio ambiente. El proceso húmedo estándar, ampliamente utilizado en todo el mundo, consume grandes cantidades de agua y sustancias químicas. «La energía usada para procesar materias primas representa aproximadamente un 20 % de los costes de producción de las baldosas en la Unión Europea (UE)», señala Giuseppe Cavani, coordinador del proyecto MIGRATECH 4.0 y director de I+D en LB (Italia). «Este alto consumo de energía conlleva una liberación de grandes cantidades de CO2 a la atmósfera». La empresa italiana LB se propuso perfeccionar un nuevo proceso de fabricación de baldosas cerámicas que requiere una cantidad considerablemente menor de agua y energía. Con ayuda del proyecto MIGRATECH 4.0 financiado con fondos europeos, la empresa ha conseguido probar un método basado en la tecnología de molienda vía seca. «Queríamos lograr el mismo nivel de calidad que los procesos actuales de molienda vía húmeda», comenta Cavani. «Este es un sector muy competitivo y ninguna empresa desea sacrificar la calidad». Al mismo tiempo, Cavani y sus compañeros observaron que el sector era cada vez más consciente de que el agua acabaría siendo un bien cada vez más escaso y valioso. Si los fabricantes invierten ahora en procesos de fabricación eficientes en materia de energía, estos podrían contribuir a mitigar el impacto de la escasez de recursos en el futuro.

Una producción eficiente en materia de energía

El proyecto MIGRATECH 4.0 permitió a la empresa demostrar su maquinaria en situaciones reales. «En este sentido, el proyecto de la UE fue crítico», añade Cavani. «Hasta este punto, solo disponíamos de un prototipo de laboratorio. Lo que necesitábamos era industrializar nuestro concepto en colaboración con los productores de baldosas. Esto es lo que pretendemos lograr». Cavani señala que, en comparación con el proceso húmedo estándar del sector, la nueva tecnología de la empresa puede reducir en un 56 % el uso de agua y sustancias químicas y en un 66 % el consumo de energía. «Esto es posible cambiando los pasos que utilizan más agua y energía del proceso húmedo», explica. En su lugar, la empresa ha introducido tecnologías patentadas de molienda vía seca y microgranulación. Dicho de manera sencilla: en lugar de dispersar las partículas en una suspensión líquida y, a continuación, molerlas, unos rotores las rompen hasta obtener el tamaño deseado. «Esto significa que no se necesita ningún paso de producción que elimine el agua», comenta Cavani. «En la molienda vía húmeda, normalmente el agua suele retirarse al final, lo que requiere calor. Al eliminar este paso, se necesita menos gas y, por lo tanto, se reducen las emisiones de CO2».

Un futuro sostenible

La principal ventaja de este nuevo proceso para los fabricantes es la disminución de los costes de procesamiento. Estos ahorros pueden repercutir en el consumidor, lo que garantiza que las baldosas cerámicas sigan siendo un producto competitivo en el mercado. En particular, la tecnología de molienda vía seca permite la producción de lo que en el sector se conoce como polvos cerámicos con poco contenido de agua. Este aspecto es clave para producir baldosas cerámicas de alta calidad para paredes y suelos. Estas baldosas son productos enormemente comercializables y, con frecuencia, los artículos más rentables para los fabricantes. «El ahorro energético que obtiene gracias a nuestra tecnología puede ayudar al sector de las baldosas europeo a seguir siendo reconocido mundialmente», comenta Cavani. «En los últimos años, países como China e India se han convertido en productores importantes. Una producción de baldosas sostenible que genere productos de la mejor calidad puede ayudar a Europa a ser aún más competitiva.

Palabras clave

MIGRATECH 4.0, cerámica, baldosas, fábricas, ecológico, agua, energía, molienda, CO2

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación