Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

De Europa a Australia: una investigación sin fronteras genera herramientas innovadoras para la gestión de los incendios forestales

Un equipo multidisciplinario de investigadores de seis países europeos y Australia ha unido sus fuerzas a las de los organismos de lucha contra los incendios para crear nuevas herramientas que permitan hacer frente al desafío mundial de los incendios forestales.

Cambio climático y medio ambiente
Alimentos y recursos naturales

En 2019, se alcanzó una cifra sin precedentes de incendios forestales en Europa: la temporada de incendios, que comenzó pronto, ya había superado en mayo las cifras de todo el año 2018. Países de todo el mundo luchan contra los incendios forestales todos los años, y se necesita investigación exhaustiva para desarrollar herramientas que permitan predecir, evitar y mitigar sus efectos devastadores en el medio ambiente, la sociedad y la economía. El proyecto GEO-SAFE era consciente del potencial del intercambio de conocimientos para hacer frente a este desafío mundial y por ello creó una red de investigación sobre incendios forestales en la que participan investigadores europeos y australianos y organismos de lucha contra los incendios. Con el apoyo del programa acciones Marie Skłodowska-Curie, el proyecto logró importantes avances en materia de cartografía de riesgos, planificación de evacuaciones y modelos de toma de decisiones para la prevención y la mitigación.

Nuevos modelos de cartografía de riesgos, evacuación y toma de decisiones

Con el objetivo de mejorar la calidad y utilidad de las cartografías de riesgo para los incendios forestales, el proyecto desarrolló un método con el que extraer representaciones del paisaje a partir de imágenes tomadas por drones, aviones y satélites. Las imágenes recogidas por drones son especialmente significativas, ya que tienen una alta resolución y son capaces de capturar detalles de áreas más pequeñas. «A partir de estas imágenes, se pueden calcular cartografías en 3D así como las probabilidades de inicio y propagación de incendios, un avance importante en apoyo a la modelización de los incendios forestales y la toma de decisiones sobre el terreno», explica el coordinador del proyecto, Edwin Galea. La modelización de las evacuaciones era otra de las prioridades fundamentales del proyecto. Los responsables del proyecto se basaron en el modelo previo denominado urbanEXODUS para generar una herramienta de evacuación que, por primera vez, vincula los modelos de peatones y vehículos y los de incendios forestales, lo que permite simular evacuaciones interactivas de grandes comunidades a pie o en vehículos. Esto contribuye a la toma de decisiones sobre el terreno por parte de los responsables de la evacuación, ya que les ayuda a decidir cuándo puede evacuarse con seguridad una región concreta.

El equipo internacional multidisciplinario es la clave del éxito

El proyecto contó con 107 investigadores y usuarios finales de 20 socios en 6 países europeos (España, Francia, Italia, Países Bajos, Reino Unido y Suiza) y Australia. Los investigadores participantes representaban una amplia gama de distintas disciplinas (matemáticas, modelización, seguridad contra incendios y psicología del comportamiento, entre otras) y colaboraron en todas los ámbitos de especialización y con los usuarios finales para comprender las necesidades de planificación, logística y tiempo disponible para hacer frente a los incendios forestales. «Gestionar cualquier proyecto con tantos científicos, de tantas organizaciones en tantos países diferentes es siempre un desafío», informa Galea. Además de las complicaciones de la coordinación de un gran proyecto en diez husos horarios, durante el mismo se produjeron algunas de las peores temporadas de incendios jamás experimentadas en Europa y Australia. Esto dificultó la participación de los usuarios finales, ya que estaban muy comprometidos con la lucha en primera línea contra los incendios. A pesar de esos problemas, el proyecto GEO-SAFE logró un importante intercambio de conocimientos entre los socios europeos y australianos. En total, el proyecto presentó 107 publicaciones, organizó 10 talleres internacionales y contó con la participación de 21 estudiantes de doctorado cuyo trabajo abrirá nuevas líneas de investigación y ayudará a mejorar la seguridad de la vida, la propiedad y el medio ambiente en el futuro.

Perspectivas prometedoras para futuras investigaciones

Galea, que ve con optimismo el futuro de la investigación sobre los incendios forestales, explica lo siguiente: «Los avances en este ámbito son muy emocionantes, porque demuestran que la sociedad no está indefensa cuando se enfrenta al asombroso poder y ferocidad de los incendios forestales. Y lo más importante, pueden adoptarse medidas decisivas para reducir las consecuencias de los incendios forestales mucho antes de que el fuego se inicie». Los socios ya planifican nuevos proyectos que aprovechen los resultados de GEO-SAFE. Si bien esto es prometedor para la investigación de los incendios forestales en particular, Galea señala que también se desarrollarán herramientas informáticas, como urbanEXODUS, para aplicarlas en otros tipos de catástrofes a gran escala, como la evacuación asociada a inundaciones, terremotos, erupciones volcánicas, vertidos químicos y terrorismo.

Palabras clave

GEO-SAFE, incendio forestal, Europa, Australia, evacuación, toma de decisiones, modelización, lucha contra incendios, cartografía de riesgos, urbanEXODUS, intercambio de conocimientos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación