Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Encontrar el ingrediente secreto de las bioterapias del futuro

Para avanzar en la producción de medicamentos biológicos, un equipo de investigadores desarrolló un proceso innovador con el que recolectar y procesar su material originario.

Salud

Los medicamentos bioterapéuticos, que representan casi la mitad de todos los fármacos nuevos aprobados, son el futuro de la medicina. También conocidos como medicamentos biológicos, los biofármacos son tratamientos farmacológicos en los que el principio activo se extrae o se produce a partir de una fuente biológica, como la proteína celular. Estos productos van desde proteínas recombinantes y hormonas, hasta genoterapia, vacunas y tratamientos con células madre. «Antes de que se pueda inyectar una proteína a un paciente, primero debemos asegurarnos de que esté limpia y pura, lo cual es todo un desafío, —confiesa Tzachi Pilpel, investigador del Instituto Weizmann de Ciencias—. Para que los medicamentos bioterapéuticos alcancen su máximo potencial, debemos encontrar un método más eficaz y rentable para recolectar y purificar una proteína». El proyecto SECReTE apoyado por el Consejo Europeo de Investigación trabaja para superar este desafío. Liderado por Pilpel, el proyecto tiene como objetivo avanzar en la producción de medicamentos biológicos a través de la mejora del proceso de obtención de las células originarias. Según el Instituto Weizmann de Ciencias, los biofármacos producidos a partir de proteínas ya se han utilizado para tratar a 350 millones de pacientes con cáncer, diabetes y enfermedades raras. Aunque esto pueda parecer una cantidad elevada, en realidad es solo la punta del iceberg.

Un descubrimiento importante

El proyecto realizó un descubrimiento importante que podría mejorar significativamente el proceso de obtención y purificación, al tiempo que reduce los costes de producción de medicamentos. «Descubrimos un motivo de secuencia de ADN que aumenta la secreción celular de una proteína —explica Pilpel—. Cuando se adjunta a un medicamento biológico, puede facilitar enormemente la producción de muchos productos farmacéuticos». El proceso emplea células biológicas que producen las proteínas deseadas a partir de un gen que se implanta en el genoma de la célula. Una vez que la proteína se produce dentro de la célula, la proteína se envía al medio líquido. Según Pilpel, la innovación del proyecto radica en la codificación de la proteína con una etiqueta basada en ARN. «Cuando se une al gen de interés, la etiqueta hace que la célula productora secrete la proteína codificada al medio —agrega—. Como resultado se genera un proceso de obtención y purificación más eficaz».

Potencial revolucionario

El motivo secuencial del proyecto tiene el potencial de revolucionar las industrias farmacéutica y biotecnológica. «La industria farmacéutica está luchando con un bajo retorno de la inversión —señala Pilpel—. Al posibilitar un desarrollo de fármacos más rápido y rentable, la tecnología de SECReTE podría facilitar el descubrimiento de nuevos fármacos y garantizar que se comercialicen rápidamente». Utilizando un sistema experimental innovador, los investigadores están probando actualmente decenas de miles de versiones del motivo SECReTE. «Nuestro objetivo con estas pruebas no solo es demostrar la viabilidad de nuestra tecnología sino, lo que es más importante, identificar la mejor fórmula para la producción y secreción de proteínas —concluye Pilpel—. Estas fórmulas ejercerán en última instancia de ingrediente secreto de los productos bioterapéuticos del futuro».

Palabras clave

SECReTE, medicamentos bioterapéuticos, medicamentos biológicos, medicina, biofármacos, tratamientos farmacológicos, motivo de secuencia, productos farmacéuticos, gen, ADN, biotecnología, industria farmacéutica

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación