Skip to main content

ComFyt, the revolution in compression therapy. A novel Electro-Active Polymers technology applied to a smart stocking that mimics rhythmic calf muscle contractions and stimulates the blood flow.

Article Category

Article available in the folowing languages:

Músculos artificiales inteligentes contra las enfermedades venosas

La circulación sanguínea es vital para la fisiología humana, puesto que asegura la distribución de nutrientes y de oxígeno por todo el cuerpo. Para hacer frente a los casos de circulación deficiente que provocan enfermedades venosas, el proyecto ComFyt desarrolló un cómodo dispositivo que imita la contracción muscular normal.

Tecnologías industriales
Salud

La deficiencia en la circulación sanguínea es responsable de enfermedades venosas (EV), tales como edema, varices, linfedema y varias lesiones deportivas, las cuales son dolorosas e influyen negativamente en la calidad de vida de los pacientes. Las medias de compresión son el tratamiento de referencia para las EV y se usan para aplicar una presión constante en las extremidades inferiores. Sin embargo, son muy difíciles de poner, son incómodas y tienen una eficacia limitada, lo que genera un escaso cumplimiento. Los dispositivos de compresión neumática son una alternativa mucho más cara. Estos dispositivos utilizan un manguito inflable (prenda) para realizar un masaje en las piernas del paciente que imita las contracciones rítmicas del músculo de la pantorrilla. Las prendas actuales son complicadas y tienen compresores ruidosos y bombas de aire pesadas, los cuales limitan la movilidad del paciente y generan incomodidad.

Nuevos materiales que imitan la contracción muscular

Para hacer frente a estas deficiencias, el proyecto ComFyt, financiado con fondos europeos, diseñó un producto único que ofrece un tratamiento de compresión eficaz que permite una movilidad completa, es muy cómodo y fácil de usar. Tal y como explica Omer Zelka, fundador y director general de ELASTIMED, que desarrolló el dispositivo ComFyt: «Nuestro dispositivo se basa en tecnología patentada que hace uso de materiales innovadores que masajean continuamente las piernas a lo largo del día para estimular la circulación». Los socios emplearon polímeros electroactivos (PEA), también conocidos como músculos artificiales, y que son materiales que pueden cambiar de forma y de tamaño al ser estimulados por un campo eléctrico. Desarrollaron un proceso ampliable que permitió la producción de componentes de PEA delgados para numerosos dispositivos sanitarios. ComFyt integra estas bandas de músculo artificial en un dispositivo activo de compresión que envuelve la pierna e imita las contracciones rítmicas del músculo de la pantorrilla para fomentar el movimiento de fluidos en la pierna. Las contracciones secuenciales activas controladas constituyen un tratamiento clínico altamente eficaz. Esto se demostró en un estudio clínico en once pacientes sanos, en el que el dispositivo ComFyt mostró un aumento promedio de la velocidad de flujo máxima en la vena poplítea del 141 % tras utilizarlo media hora. La segunda generación del dispositivo cuenta con el doble de rango de presión, así como con un grosor y peso reducidos.

Ventajas y perspectivas de futuro

El dispositivo ComFyt demostró unos resultados comparables a los de la compresión neumática habitual. Sin embargo, su diseño complicado y sus compresores ruidosos limitan la movilidad del paciente y generan incomodidad. Por el contrario, el actuador de PEA de ComFyt es pequeño y flexible y presenta un bajo consumo, lo cual hace que la tecnología resulte ideal para aplicaciones médicas y no médicas. Cabe destacar que los cuestionarios de experiencia de usuario durante el ensayo clínico demostraron un nivel de comodidad mucho mayor en comparación con los dispositivos de compresión neumática. Millones de personas de todo el mundo sufren dolor e hinchazón en las piernas debido a una circulación deficiente. En casos extremos, la insuficiencia crónica de la circulación puede provocar, incluso, trombosis venosa profunda. Se espera que las capacidades únicas de ComFyt, junto con su diseño elegante, alimentado con batería, fácil de llevar y cómodo, mejoren la calidad de vida de las personas que sufren de enfermedades venosas y linfáticas. Además, los innovadores músculos artificiales pueden aplicarse en varias aplicaciones adicionales en el futuro, incluidos los dispositivos de compresión para diferentes partes del cuerpo. Zelka enfatiza: «En esta empresa de gran potencial, pero de alto riesgo, la subvención de Horizonte 2020 permitió superar la incertidumbre tecnológica de ComFyt». La empresa ha comenzado el proceso de recaudación de su próxima ronda de financiación para realizar un estudio clínico en pacientes, solicitar la aprobación reglamentaria y comercializar ComFyt a principios de 2022.

Palabras clave

ComFyt, músculo artificial, piernas, enfermedad venosa, circulación sanguínea, EV, tratamiento de compresión, extremidades inferiores, polímeros electroactivos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación