Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una aplicación para teléfonos inteligentes capaz de diagnosticar un corazón alterado

Tan solo escuchando los pitidos de un pulsómetro, este «software» puede distinguir entre dos trastornos cardíacos que se confunden con facilidad.

Salud

Existen más de dos docenas de tipos diferentes de arritmia cardíaca. Un cardiólogo formado puede diferenciar la mayoría de ellas con facilidad, pero distinguir entre una fibrilación auricular y un aleteo auricular puede ser difícil. Ambos presentan un patrón muy similar en los electrocardiogramas (ECG) y se confunden en hasta el 80 % de los casos a pesar de que requieren tratamientos muy diferentes.

Ayuda al diagnóstico

El proyecto MODEST, financiado con fondos europeos, tenía como objetivo desarrollar modelos matemáticos que pudieran ayudar a los médicos a realizar los diagnósticos y elegir los programas de tratamiento para los pacientes. Para abordar esta cuestión, Sebastian Sager, coordinador del proyecto MODEST, y su equipo recopilaron datos de 380 ECG realizados por el cardiólogo Eberhard Scholz y su equipo en cooperación con el proyecto en el Hospital Universitario de Heidelberg (Alemania). Mediante modelos de aprendizaje automático, pudieron identificar la fibrilación auricular con una sensibilidad del 81 % y una especificidad del 87 %. Sager afirma: «Intentamos encontrar entre la bibliografía modelos matemáticos que describieran con precisión qué ocurre, pero al final tuvimos que crear uno propio. El segundo paso fue la optimización. Había muchas disciplinas implicadas: matemáticas, medicina, informática, biología y aprendizaje automático».

Programa de tratamiento

El equipo creó una aplicación para teléfonos inteligentes que puede analizar el resultado de los ECG escuchando los pitidos del pulsómetro, o utilizando visualmente el reconocimiento de patrones para identificar los picos y valles en el electrocardiógrafo. También pueden introducirse en la aplicación los datos de los ECG. El trabajo fue realizado en la Universidad Otto von Guericke en Magdeburgo (Alemania). En un proyecto relacionado, el grupo estudió los análisis de sangre tomada de pacientes en quimioterapia. Normalmente, los pacientes con leucemia severa se someten a varias sesiones de terapia de inducción, seguidas de cuatro sesiones de terapia de consolidación. La programación de los tiempos y las dosis de las sesiones de quimioterapia suele depender de la intuición del médico. «Siempre tienes ese equilibrio entre matar células, por un lado, y el problema de dañar el sistema inmunitario, por otro lado», explica Sager. «¿Cómo de crítico es el período de tiempo entre sesiones de quimioterapia? ¿Es mejor una, dos o tres semanas? ¿Es mejor tres ciclos que cuatro?».

Empresa derivada

A través del estudio de los datos de los análisis de sangre, su equipo consiguió obtener un modelo que puede ayudar a los médicos a tomar esas decisiones. El proyecto contó con el respaldo del Consejo Europeo de Investigación. «Nos ayudó mucho. Tuvimos mucha libertad en cuanto a lo que podíamos hacer, lo que apreciamos mucho», señala Sager. Derivada de este proyecto, la empresa emergente mathe.medical GmbH recibió la ayuda de una subvención para prueba de concepto de Horizonte 2020 para estudiar el lanzamiento y la difusión comercial de las tecnologías. «Hablamos con empresas especializadas. Es una herramienta bastante avanzada que aborda una necesidad de los sanitarios expertos en un mercado muy complicado y regulado», añade Sager.

Palabras clave

MODEST, corazón, aleteo, arritmia cardíaca, fibrilación auricular, aplicación, teléfono inteligente, sonido, quimioterapia

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación