Skip to main content

The best wearable heating system on the market. Together with strong clothing brands.

Article Category

Article available in the folowing languages:

La ropa calefactable ofrece a los consumidores nuevas opciones

Las antiguas formas de ropa calefactable no resultaban prácticas. Un nuevo sistema elimina los problemas y facilita que pueda utilizarse prácticamente cualquier tejido para prendas con calefacción controlable.

Tecnologías industriales

Los europeos siempre han lidiado con el frío, principalmente mediante ropa gruesa. Sin embargo, esto no siempre es conveniente, sobre todo si se circula con frecuencia entre el exterior y el interior. La ropa calefactable no es una idea nueva, pero su creación ha sido problemática. Las primeras formas de ropa calefactable eléctrica presentaban bucles de cables pesados, de forma muy parecida a las mantas eléctricas, y este tipo de prendas son pesadas, voluminosas e incómodas. Además, las generaciones de baterías anteriores a las modernas de litio funcionaban mal con el frío. Algunos sistemas de calefacción más nuevos salvan algunos de estos inconvenientes, pero son de baja calidad y poseen una huella ambiental deficiente. Con todo, los principales fabricantes poco a poco se interesan cada vez más por la ropa calefactable para los mercados del ocio y el deporte, aunque su comercialización dependerá de si se solucionan los problemas y limitaciones tradicionales de la ropa calefactable.

Nueva plataforma de calefacción vestible

El proyecto MAXHEAT, financiado con fondos europeos, desarrolló un sistema totalmente nuevo para ropa calefactable eléctrica con el nombre de Inuheat Wearable Heating Platform. El nuevo sistema es técnicamente superior a los anteriores. Unos nuevos hilos calefactores especiales eliminan los voluminosos cables calefactores y pueden bordarse, coserse o tejerse en todos los tipos de tejidos. Los investigadores del proyecto crearon y comprobaron un sistema de producción de hilos y una plataforma de datos con una aplicación, y empezaron a prepararse para la fabricación en serie. El sistema es respetuoso con el medio ambiente, robusto y fácil de incorporar a los procesos existentes de fabricación. Las baterías desarrolladas especialmente pueden funcionar hasta los -50 °C y presentan una larga vida útil. La ventaja de la ropa calefactable eléctrica es que puede apagarse. «Recomendamos que los usuarios de nuestro sistema se vistan con capas de ropa fina, adecuada para su carga máxima de ejercicio —explica Rickard Rosendahl, coordinador del proyecto— para que no pasen calor ni suden si llevan demasiada ropa. Después, cuando se relajan y baja la temperatura del cuerpo, nuestro sistema se inicia y garantiza que el usuario no se congele». El sensor de movimiento integrado detecta el movimiento del usuario y ajusta automáticamente el calor, de forma que ayuda a maximizar el rendimiento deportivo o laboral.

También control manual

Los acumuladores se accionan fácilmente con un botón inteligente, de forma que las prendas reciben un calor controlado y confortable. El acumulador lee el «software» de la prenda y optimiza su rendimiento. Los usuarios también pueden controlar las prendas mediante la aplicación que se suministra, la cual aporta funciones ampliadas que incluyen el pleno control del tiempo de liberación de calor. Los usuarios conocen al minuto cuánto durará la carga restante. La aplicación también proporciona una función «boost», para un calentamiento rápido. Los fabricantes de prendas emplearán versiones personalizadas de la aplicación con fines de investigación y comerciales. Actualmente la fabricación está orientada a producir calcetines y guantes para el sector del deporte y de las actividades al aire libre, pero se ampliará a otros tipos de prendas y se aumentará la producción. «El coronavirus tuvo un impacto importante en nuestra planificación y nos retrasó en algunos aspectos —comenta Rosendahl—, pero hemos trabajado arduamente para ponernos al día. La producción ahora tardará más porque los proveedores tienen menor capacidad y nos ha resultado difícil viajar». Sin embargo, a finales de 2020, el equipo lanzó sus primeros productos comerciales y prevé alcanzar la máxima velocidad de fabricación a principios de 2021. Las entregas de gran volumen empezarán antes de otoño de 2021.

Palabras clave

MAXHEAT, calefacción, ropa, prendas, ropa calefactable, hilos, Inuheat Wearable Heating Platform, ropa calefactable eléctrica

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación