Skip to main content

Living Lab research concept in Rural Areas

Article Category

Article available in the folowing languages:

Ayudar a las empresas rurales a adaptarse a la economía circular

Reconsiderar su modelo de negocio puede ser la clave para que las empresas establecidas en zonas remotas aprovechen nuevas oportunidades. El proyecto LIVERUR les proporciona un conjunto de herramientas práctico para cambiar la forma en que trabajan (en red), orientando así sus negocios hacia la economía circular y mejorando la calidad de vida en las zonas rurales.

Alimentos y recursos naturales

Con frecuencia, los emprendedores rurales se enfrentan a una desconexión doble: de los grandes mercados y de otros agentes locales. Si se cierran estas brechas, pueden acceder a mercados nuevos y, al mismo tiempo, impulsar la economía circular. El proyecto financiado con fondos europeos LIVERUR (Living Lab research concept in Rural Areas) ayuda a los agentes rurales a establecer las conexiones adecuadas ofreciéndoles una serie de herramientas concretas para que sus negocios sean más sostenibles. Estas herramientas forman parte del concepto de modelo de negocio Regional Circular Living Lab Business Model Concept (RAIN), que actualmente se está aplicando en trece regiones pilotos de toda Europa. Las regiones establecen «laboratorios vivientes», donde los usuarios, incluidos científicos y profesionales, conectan en entornos reales a fin de identificar soluciones innovadoras a desafíos a través de la cocreación.

Diferentes retos

«LIVERUR involucra a regiones que afrontan diferentes retos, como las comunidades insulares o de montaña, a través de actividades que van del agroturismo y la producción artesanal de alimentos a la artesanía tradicional. Se abarcan diferentes idiomas, culturas y tradiciones, pero todas comparten el mismo objetivo de proteger y mejorar su forma de vida en un entorno rural», comenta Pablo Cano, director de la Oficina de Proyectos Internacionales de la Universidad Católica San Antonio de Murcia y coordinador de LIVERUR. El concepto RAIN les ayuda a diseñar unos modelos de negocio sostenibles e innovadores que se adaptan a sus retos individuales. «Esto ha sido especialmente importante en el contexto de la pandemia, que ha obligado a los emprendedores rurales a buscar soluciones innovadoras», señala Cano. El proyecto ha resaltado la importancia de establecer nuevas conexiones: «Muchos agentes de las regiones piloto de LIVERUR están físicamente cerca, pero no colaboran más allá de sus actividades empresariales o redes de proveedores tradicionales», explica. LIVERUR contribuye a cerrar estas brechas involucrando a agentes locales en la cocreación de soluciones.

Una nueva estrategia para los lácteos ecológicos

¿Cómo funciona esto en la práctica? Tomemos el ejemplo de la isla Terceira, en Azores (Portugal), una de las regiones piloto. La explotación de ganado lechero representa un 30 % de la producción láctea nacional y desempeña un papel fundamental en la economía local de las Azores. Al mismo tiempo, la región hace frente a desafíos como la vulnerabilidad ante el cambio climático y el uso escaso de tecnología. El laboratorio viviente piloto, que involucra a una amplia gama de socios coordinados por el parque tecnológico y científico TERINOV, tiene por objeto aumentar la calidad y la sostenibilidad de la cadena de suministro local de leche. BioAzórica, una cooperativa de productos lácteos ecológicos y socio del proyecto, utilizó las herramientas de RAIN para registrar los puntos fuertes y los desafíos, y definir las actividades para abordar estas cuestiones. Ahora, como parte de una estrategia regional para impulsar la agricultura ecológica, los socios trabajan para presentar un piloto de producción de lácteos ecológicos que propondrá un nuevo modelo de negocio para la producción de lácteos ecológicos y abarcará todos los aspectos tecnológicos del proceso.

Una comunidad en línea

Para que las partes interesadas puedan unirse a los laboratorios vivientes o crear unos propios, se ha establecido una plataforma en línea. RAIN Platform les permitirá conectar unos con otros, acceder al conjunto de herramientas y obtener apoyo para desarrollar soluciones adaptadas a sus necesidades concretas. «Esperamos establecer una comunidad más amplia de emprendedores rurales y conseguir acercarlos a los responsables políticos», concluye Cano. RAIN Platform seguirá siendo una herramienta muy valiosa para emprendedores y empresas rurales tras la finalización del proyecto LIVERUR en 2021.

Palabras clave

LIVERUR, zonas remotas, RAIN Platform, economía circular, laboratorio viviente, emprendedor rural, modelo de negocio, conjunto de herramientas

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación