Skip to main content

Diversification through Rotation, Intercropping, Multiple cropping, Promoted with Actors and value-Chains Towards Sustainability

Article Category

Article available in the folowing languages:

Aumento del uso de la diversificación de cultivos en toda Europa

Para tener éxito, deben seleccionarse las variedades de cultivo que se adapten a las condiciones locales. Los investigadores del proyecto DiverIMPACTS, financiado con fondos europeos, trabajaron con agricultores para elaborar estrategias de diversificación a medida.

Alimentos y recursos naturales

La agricultura actual suele caracterizarse por la existencia de grandes campos en los que se cultiva un número limitado de especies vegetales. Aunque este modelo ha contribuido a aumentar la eficiencia económica del sector, también ha hecho que la agricultura sea menos resistente y que dependa cada vez más del uso de fertilizantes y plaguicidas químicos. La falta de diversidad de cultivos, combinada con el uso de fertilizantes y plaguicidas, ha dado lugar a menudo a una elevada incidencia de plagas y enfermedades, erosión y pérdida de fertilidad del suelo, contaminación, así como una disminución de la biodiversidad. Según Antoine Messéan, director de investigación en el INRAE, el Instituto Nacional de Investigación para la Agricultura, la Alimentación y el Medio Ambiente de Francia: «Lo que en un principio debía servir de apoyo al sector agrícola amenaza ahora su propia existencia. De este modo la agricultura moderna se ha vuelto insostenible». Para investigadores como Messéan, la solución al problema de la sostenibilidad de la agricultura pasa por la diversificación. «La diversificación de cultivos tiene potencial para mejorar la agrobiodiversidad y apoyar los procesos ecológicos necesarios para la producción sostenible de productos agrícolas», explica. Como coordinador del proyecto DiverIMPACTS (Diversification through Rotation, Intercropping, Multiple cropping, Promoted with Actors and value-Chains Towards Sustainability), Messéan lidera una iniciativa para aumentar el uso de la diversificación de cultivos en toda Europa.

Colaboración con los agricultores

Tal y como explica Messéan, la diversificación de cultivos consiste en aumentar la diversidad de especies cultivadas en un campo, tanto en el espacio como en el tiempo. «Significa abandonar los sistemas de cultivo actuales, muy simplificados, y avanzar hacia sistemas de cultivo diversificados, caracterizados por rotaciones más largas, el cultivo de múltiples especies, los cultivos intercalados o una combinación de estos», aclara. La diversificación de cultivos ofrece numerosas ventajas, como la reducción de la dependencia de los fertilizantes y los plaguicidas, un uso más eficiente de los recursos y un aumento de la producción y la nutrición. «Esta práctica puede reducir los riesgos y aumentar la resistencia a los cambios en el medio ambiente al diversificar las fuentes de ingresos, restaurar la biodiversidad y la calidad del suelo, y proteger los cultivos contra los efectos del cambio climático», añade Messéan. Aunque la transición hacia la diversificación de cultivos puede parecer sencilla, Messéan opina que es más fácil decirlo que hacerlo. «Los beneficios de esta diversificación varían en función de las condiciones locales, lo que significa que no hay una solución única para todos», puntualiza. Messéan explica que también hay una serie de barreras tecnológicas, organizativas e institucionales a lo largo de las cadenas de valor y dentro del sistema sociotécnico (políticas, educación, investigación, regulación). «Los agricultores locales tienen que entender el proceso y recibir el apoyo que necesitan para hacer la transición hacia la diversificación de cultivos», comenta. Aquí es donde entra en juego el proyecto DiverIMPACTS. Trabajando de la mano con los agricultores locales y las partes interesadas en la agricultura, los investigadores apoyaron veinticinco estudios de caso con múltiples agentes y una serie de experimentos de campo de agroecología. Por ejemplo, un estudio de caso en Alemania analizó cómo la diversificación de cultivos puede aumentar la estabilidad de la calidad del agua, mientras que en Rumanía los investigadores estudiaron cómo los agricultores podían diversificar las rotaciones basadas en cereales en condiciones adversas. «Al diseñar conjuntamente soluciones con los agentes locales y evaluar la sostenibilidad de la diversificación de los cultivos a diferentes niveles, pudimos identificar los puntos críticos para ayudar a crear estrategias de diversificación adaptadas a las necesidades locales y, al mismo tiempo, satisfacer las necesidades apremiantes de sostenibilidad de la agricultura», señala Messéan.

Ayuda para que los agricultores realicen la transición hacia la diversificación de cultivos

Con los conocimientos adquiridos durante estos estudios de caso y experimentos, el proyecto ha elaborado estrategias para los agricultores y el sector agroalimentario. Dichos conocimientos también han servido de base para varios informes de políticas con el objetivo de ayudar a los responsables políticos a comprender la importancia de la diversificación de cultivos y a crear mecanismos para apoyar a los agricultores en esta transición. Messéan concluye: «Puede que el proyecto DiverIMPACTS haya terminado, pero nuestro trabajo no ha hecho más que empezar. Aprovechando el impulso creado durante este proyecto, ahora estamos aplicando lo aprendido a otros proyectos e iniciativas financiados con fondos europeos».

Palabras clave

DiverIMPACTS, agroecología, diversificación de cultivos, agricultores, agricultura, cultivos, fertilizantes, plaguicidas, agrobiodiversidad, biodiversidad, cambio climático

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación