Skip to main content

Improved trustworthiness and weather-independence of conditional automated vehicles in mixed traffic scenarios

Article Category

Article available in the folowing languages:

Allanar el camino a los vehículos automatizados fiables y de confianza

La tecnología de los vehículos automatizados podría cambiar radicalmente la experiencia de conducción, desde reducir la congestión hasta disminuir los niveles de estrés. Los obstáculos de esta transformación y sus beneficios son la falta de confianza y aceptación de los vehículos automatizados.

Transporte y movilidad

Los consumidores y la sociedad en general solo adoptarán los vehículos automatizados si son fáciles de utilizar, totalmente fiables, predecibles y seguros en cuanto a las maniobras planeadas y su ejecución. Un reto fundamental es garantizar la seguridad en la manipulación del vehículo cuando el conductor no está totalmente atento y está ocupado en otras labores. La interacción eficaz entre el conductor y el vehículo automatizado desempeña un papel importante, especialmente para los sistemas de conducción automatizada de nivel 3 (L3AD, por sus siglas en inglés). Estos sistemas realizan todas las labores de conducción dinámicas, como el frenado de emergencia, por cuenta del conductor en situaciones de tráfico concretas. Así, los conductores pueden centrar su atención de forma segura en otras actividades como enviar mensajes. Sin embargo, siempre deben estar preparados para intervenir y tomar el control del vehículo. L3AD ofrece una automatización condicionada, que representa el primer paso hacia vehículos totalmente autónomos.

El papel de los usuarios en el desarrollo de los vehículos automatizados

Tal y como explica Daniel Watzenig, coordinador del proyecto financiado con fondos europeos TrustVehicle: «Se deben diseñar sistemas L3AD con un enfoque centrado en el usuario. La aceptación del usuario es particularmente importante para el diseño de las interfaces del conductor que facilitarán una transición segura a una conducción totalmente automatizada». Además, los sistemas de conducción automatizados deben ser resilientes ante los errores del conductor y del sistema, así como garantizar una solidez y fiabilidad adecuadas en cada una de las situaciones en tráfico real. Los socios del proyecto desarrollaron y demostraron diferentes conceptos para incrementar la fiabilidad y la confianza en los vehículos automatizados para cuatro clases diferentes: turismos, camiones pesados (como remolques), autobuses eléctricos y vehículos comerciales ligeros. Tuvieron en cuenta a los usuarios finales mediante estudios de aceptación del usuario y de simulación de la conducción que evaluaron el comportamiento y la confianza del conductor.

Optimizar las funciones de conducción automatizadas

El equipo de TrustVehicle elaboró soluciones técnicas para la conducción automatizada a fin de evaluar mejor las situaciones críticas en escenarios de tráfico mixto e, incluso, en condiciones ambientales adversas, como lluvias intensas y nieve. «Esas innovaciones mejorarán la seguridad y la aceptación del usuario final mucho más allá de los niveles actuales», destaca Watzenig. Para el apoyo y la monitorización del conductor, ya están disponibles las funcionalidades de sensores basados en cámaras y tiempo de viaje, como el reconocimiento y la identificación faciales, y la medición del pulso. Una característica para maniobras de aparcamiento marcha atrás fluidas y totalmente autónomas impulsa la seguridad y reduce el estrés. Los sensores autolimpiantes recuperan o mantienen la habilidad de los sensores durante condiciones meteorológicas adversas. Los nuevos métodos determinarán la disponibilidad de sensores durante la limpieza y en escenarios de carretera críticos. Por ejemplo, estas técnicas pueden ayudar a entender el efecto de la lluvia, la nieve y los aerosoles en el campo de visión de un sensor. Una interfaz hombre-máquina especialmente diseñada monitoriza si se conduce un autobús eléctrico en modo automático de forma segura y precisa hasta una estación de carga. Los sistemas de fusión de sensores y controladores abordan circunstancias viales variables, inciertas y complejas. Los algoritmos de fusión de sensores han sido desarrollados para realizar maniobras en calles estrechas y aparcar marcha atrás. «Al considerar la interacción de las personas con todos los aspectos de los sistemas de transporte por carretera automatizados, TrustVehicle logró ofrecer soluciones que aumentaron notablemente la fiabilidad en los vehículos automatizados y contribuyeron a su aceptación —concluye Watzenig—. En el futuro próximo, los conductores confiarán en los vehículos autónomos y sus correspondientes tecnologías».

Palabras clave

TrustVehicle, vehículo, conductor, vehículo automatizado, conducción, conducción automatizada, confianza, aceptación, L3AD

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación