Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Cómo los regímenes autocráticos utilizan internet para reforzar su control del poder

Una nueva investigación destaca cómo internet, y las plataformas de participación electrónica en concreto, permiten la represión autoritaria en China.

Sociedad

En muchos modos, el aumento rápido del poder de China no tiene sentido. Sus reformas comerciales han sido de todo menos socialistas, pero el Partido Comunista de China (PCCh) sigue manteniendo el control firme. Entonces, ¿qué está pasando en China? Según los investigadores del proyecto RESPONSIVENESS, financiado con fondos europeos, la clave para desvelar el enigma de este país es internet. Christian Göbel, profesor de Estudios sobre China en la Universidad de Viena, comenta: «Entre otros factores, internet ha facilitado el desarrollo de las plataformas de participación electrónica, lugares en los que los ciudadanos pueden airear sus peticiones y reclamaciones». Según Göbel, estas plataformas en línea son una vía de doble sentido. Göbel lo explica: «No solo los ciudadanos se comunican con su Gobierno, sino que el Partido Comunista puede responder e interactuar con el público de una forma que los ciudadanos chinos asocian con los Gobiernos democráticos. De hecho, la puntuación de China en el Índice de las Naciones Unidas de participación electrónica es superior a la media europea».

Permitir la represión autoritaria

El proyecto RESPONSIVENESS, que recibió el respaldo del Consejo Europeo de Investigación, se sumergió de lleno en el efecto de internet en las relaciones Estado-sociedad en China, con un especial interés en cómo la participación electrónica afecta a la estabilidad social y la política del Gobierno. Göbel añade: «Este proyecto nos proporciona una comprensión única de la compleja relación entre participación, represión y capacidad del Estado en China». Uno de los hallazgos más sorprendentes surgidos de este trabajo es cómo la participación electrónica habilita, si no la causa, la represión autoritaria. Remarca: «Antes de internet, el Gobierno tendía a tolerar las protestas, el activismo y las críticas hasta cierto punto, ya que les proporcionaba información valiosa sobre cómo lo estaba haciendo el partido». «Pero ahora que esta información puede comunicarse, procesarse y vigilarse rápidamente a través de los canales oficiales, es más probable que el Gobierno castigue la disidencia ilegal y semilegal». Los investigadores también descubrieron una correlación entre la participación electrónica y el castigo. Göbel apunta: «El Partido Comunista aprovecha la información reunida a través de internet para castigar comportamientos que antes se toleraban, como la corrupción y la captura del Estado».

Dependencia de los medios de comunicación sociales

A la hora de realizar esta investigación, Göbel comenta que tuvo que ser especialmente cuidadoso para no poner en peligro a ningún ciudadano chino y afirma: «Para evitar la tecnología de vigilancia del Estado, utilicé varios medios de comunicación sociales para conseguir la información que necesitaba». Los investigadores también utilizaron algoritmos de aprendizaje automático de vanguardia para ayudar en el análisis de documentos, publicaciones en redes sociales y quejas de ciudadanos. Göbel añade: «Estoy especialmente orgulloso de una plataforma que creamos y que nos permite descargar, clasificar y visualizar información de varias fuentes en tiempo real». «Si alguien publica información acerca de una protesta en las redes sociales, es muy probable que nos enteremos de esta información en menos de una hora». Göbel publicó recientemente un artículo en el que utilizaba datos de redes sociales para predecir la posibilidad de afrontar represión en función del tema de la protesta, la intensidad y la ubicación.

Reforzar su control del poder

El proyecto tuvo éxito a la hora de señalar cómo los regímenes autocráticos utilizan la participación electrónica para reforzar su control del poder. Göbel concluye: «Las relaciones Estado-sociedad en las autocracias suelen considerarse como juegos de suma cero. Pero nuestro trabajo demuestra cómo la participación puede ayudar realmente al Gobierno a convencer a algunas partes de la sociedad a la vez que reprime a otras». En la actualidad, Göbel se ocupa de resumir los resultados del proyecto, con el fin de publicar artículos en varias revistas de prestigio y en un libro académico. También está estudiando la posibilidad de facilitar los resultados de RESPONSIVENESS a través de un sitio web fácil de usar.

Palabras clave

RESPONSIVENESS, regímenes autocráticos, internet, participación electrónica, China, Partido Comunista, PCCh, redes sociales, aprendizaje automático

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación