Skip to main content

New Methods to PRevent, Investigate and Mitigate COrruption and TAX Crimes in the EU

Article Category

Article available in the folowing languages:

Reforzar la cooperación europea en la lucha contra los delitos fiscales

Comprender cómo se investigan y procesan los delitos fiscales en los distintos países es fundamental para la cooperación transfronteriza. Un proyecto europeo ha buscado fortalecerla brindando los conocimientos y las herramientas necesarios a quienes están en primera línea.

Seguridad

Unos sistemas tributarios eficientes ayudan a garantizar que los servicios públicos, como la sanidad y la educación, reciben una inversión adecuada. Tal y como señala el coordinador del proyecto PROTAX, Umut Turksen, catedrático de Derecho en la Universidad de Coventry (el Reino Unido): «Los impuestos pagan todo lo que es responsabilidad del Estado. Son un componente fundamental en la relación entre los ciudadanos y su Gobierno». Por lo tanto, los delitos fiscales (y las pérdidas resultantes para los ingresos públicos) pueden tener un gran impacto en la sociedad y, aunque los impuestos siguen siendo en gran parte responsabilidad de los Estados miembros, la Unión Europea está facultada para tratar algunas cuestiones transfronterizas como el fraude en materia de IVA. «Las dificultades para abordar y procesar los delitos fiscales transfronterizos constituyen un ámbito poco estudiado —afirma Turksen—. Cada país tiene normativas diferentes y utiliza distintos términos al hablar de delitos fiscales. Estas diferencias pueden parecer triviales, pero pueden impedir la cooperación transfronteriza». Los países también usan criterios diferentes para calcular qué impuestos se deben y decidir qué sanciones imponer. Esto puede complicar las comparaciones transfronterizas. Además, los delitos fiscales suelen verse como crímenes sin víctimas, a pesar de que todo el mundo paga cuando alguien engaña al sistema.

Mapear los delitos fiscales

Todas estas cuestiones fueron abordadas por el proyecto financiado con fondos europeos PROTAX, que reunió al mundo académico, servicios de seguridad, jueces, investigadores y expertos en inteligencia financiera. «Un aspecto único de este proyecto fue que implicamos a profesionales desde el principio —añade Turksen—. Esto ayudó a garantizar que el proyecto tuviera repercusión y que pudiéramos crear algo significativo». El equipo del proyecto utilizó diecisiete países como estudios de caso para mapear las formas en que se abordan los delitos fiscales. Se identificaron varios métodos jurídicos y de cumplimiento de la ley. «Descubrimos que las estadísticas de delitos fiscales suelen recopilarse de forma diferente —destaca—. Parte de nuestro proyecto trataba la identificación de problemas, como una falta de datos armonizados, y la presentación de sugerencias para mejorar la situación». Otro hallazgo interesante fue la importancia de los denunciantes de irregularidades y los periodistas de investigación. Turksen comenta: «En el 80 % de los estudios de caso que observamos, había denunciantes de irregularidades o periodistas implicados en el descubrimiento de delitos. Esto subraya la importancia de las leyes europeas que protegen a los denunciantes de irregularidades».

Herramientas financieras en línea

A partir de estos hallazgos, el equipo del proyecto elaboró herramientas y directrices políticas y las puso a libre disposición en el portal en línea del proyecto. «Queríamos que este portal proporcionara una ventanilla única para ayudar a las personas a encontrar qué organismos son responsables de qué delitos fiscales en un país concreto», señala. La herramienta de evaluación de riesgos del proyecto puede ser usada, por ejemplo, por administradores, responsables políticos o ciudadanos, para ayudarlos a evaluar su ecosistema tributario. «Los usuarios pueden utilizar esta herramienta para identificar dónde hay lagunas», explica Turksen. «Puede ser algo tan simple como no proporcionar una forma fácil para que las personas rellenen su declaración tributaria». Los éxitos conseguidos en PROTAX sirven de base en la actualidad para el proyecto financiado con fondos europeos TRACE. «En este proyecto, estamos intentando rastrear dinero ilegal utilizando la inteligencia artificial», añade Turksen. «Queremos crear una herramienta de rastreo e investigación que pueda descifrar qué está sucediendo a través del análisis de miles de correos electrónicos». Mientras tanto, muchos resultados del proyecto han llegado a cursos de posdoctorado sobre delitos fiscales. Estos cursos proporcionan un camino para que los hallazgos del proyecto arrojen luz sobre la cuestión de los delitos fiscales en toda Europa y el resto del mundo.

Palabras clave

PROTAX, fiscal, delito, sanidad, educación, financiero, ley, jueces, IVA

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación