Skip to main content

InDx - an innovative implant that restores natural motion to patients with thumb base joint arthritis

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un implante de pulgar trata de aliviar a los pacientes con artritis incapacitante

La rizartrosis es una afección discapacitante que afecta a una gran parte de la población, especialmente en edades avanzadas. Un nuevo implante para la articulación carpometacarpiana del pulgar, diseñado en el marco de un proyecto financiado con fondos europeos, podría aliviar el sufrimiento de millones de personas.

Salud

Es posible que no se dé cuenta de lo útiles que son los pulgares hasta que no pueda utilizarlos. Los pulgares nos dan una gran destreza, ya que nos ayudan en tareas como sujetar objetos, girar las llaves en una puerta, vestirnos y también usar teléfonos inteligentes. La articulación carpometacarpiana del pulgar es extraordinariamente compleja y bastante susceptible al desgaste. A medida que los seres humanos envejecen, muchos se ven afectados por la rizartrosis, que puede causar problemas discapacitantes y dolor intenso. La rizartrosis es una enfermedad progresiva e incapacitante que se produce cuando se desgasta el cartílago de los extremos de los huesos que forman la articulación metacarpiana del pulgar y que afecta a millones de personas mayores de sesenta y cinco años. En la actualidad, la forma más común de tratamiento es la cirugía: cada año, se realizan unas doscientas mil operaciones de este tipo en la Unión Europea (UE) y los Estados Unidos. Sin embargo, los resultados clínicos son desiguales y los médicos suelen esperar a que el dolor de los pacientes sea tan intenso que cualquier resultado se considere positivo. «El tratamiento quirúrgico más común es la extirpación de un hueso de la articulación y, aunque esto mejora el dolor, lleva asociados un tiempo de recuperación largo y una pérdida permanente de gran parte de la función de la mano», explica Brendan Boland, director general de Loci Orthopaedics (Irlanda). El equipo de un proyecto financiado con fondos europeos, InDx, ha ideado una solución adaptada al siglo XXI: el primer implante del mundo diseñado para imitar la biomecánica de la articulación carpometacarpiana del pulgar. «En el transcurso del proyecto, el equipo completó todas las pruebas preclínicas necesarias para obtener la autorización reglamentaria estadounidense y europea, y se inició el primer ensayo clínico», comenta Boland.

Imitar la movilidad del pulgar

El equipo de InDx colaboró con tres de los principales cirujanos de la mano del mundo y con los investigadores más destacados en el campo de la biomecánica del pulgar y la mano para crear el implante de pulgar. La articulación carpometacarpiana del pulgar rota sobre dos ejes, lo que proporciona flexibilidad y permite que el pulgar se mueva en diferentes direcciones. El nuevo implante es el primero que reproduce esta función importante, restaurando así los movimientos naturales del pulgar original tras la implantación. El diseño único del implante está patentado en la UE, los Estados Unidos y otros países y se fabrica en Irlanda. La fabricación del implante se ajusta a los procesos de fabricación estándar, lo que permitirá ampliar la producción comercial cuando el producto salga al mercado.

Ensayos clínicos en curso y una ruta de comercialización

El primer ensayo clínico del implante se inició en Bélgica en 2021. Tras obtener la autorización reglamentaria, Loci Orthopaedics tiene previsto poner en marcha su plena comercialización en la UE y los Estados Unidos, y se estima que la comercialización en la UE comenzará en 2024. «A diferencia de otros implantes, como las prótesis articulares de cadera y rodilla, no existen normas reconocidas internacionalmente para los ensayos preclínicos de los implantes para la articulación carpometacarpiana del pulgar», señala Boland. «Por ello, trabajamos con socios del consorcio, expertos en biomecánica, líderes en pensamiento clínico y la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos a fin de realizar ensayos preclínicos suficientes para demostrar la seguridad del implante», añade. Tal como sucedió en muchas industrias, la pandemia de COVID-19 afectó a las operaciones. La financiación europea fue esencial para mantener el proyecto en marcha, explica Boland. «Sin la subvención, la empresa habría tenido grandes problemas para mantener la continuidad de la financiación y el apoyo técnico», afirma.

Palabras clave

InDx, pulgar, carpometacarpiana, articulación, implante, patentado, diseño, único, flexibilidad

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación