Skip to main content

Making our Workforce Fit for the Factory of the Future

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una formación codiseñada para los empleos de la fábrica del futuro

A medida que la digitalización remodela la mayoría de sectores, el impacto de las habilidades asociadas se percibe notablemente en la fabricación. Para conservar la competitividad de las empresas y sus empleados, FIT4FoF ha codiseñado un marco de formación que personaliza la mejora de capacidades para los profesionales que necesitarán las fábricas del futuro.

Sociedad

En la fabricación, las tecnologías digitales como el internet de las cosas, la inteligencia artificial, la computación perimetral/en la nube, la realidad virtual y los robots colaborativos están impulsando una automatización inteligente. Para muchas empresas, esto no solo requiere adaptar urgentemente los procesos, sino también conseguir el reciclaje profesional de su personal. El proyecto FIT4FoF, respaldado por la Unión Europea, ha desarrollado un marco de formación para el sector manufacturero, codiseñado con los propios trabajadores. «Los datos que hemos recopilado sobre las tendencias tecnológicas de la industria 4.0 junto con las habilidades asociadas necesarias, nos han permitido desarrollar una herramienta de análisis de mejora de las habilidades que identifica aquellas que ayudarían a los trabajadores a adoptar nuevas tecnologías», afirma Jacqueline Kehoe, coordinadora del proyecto y perteneciente a la Universidad Tecnológica de Munster, entidad anfitriona del proyecto. Ya se ha publicado una serie de artículos de investigación.

Adaptado a las fábricas del futuro

Diversos estudios e informes han destacado la gran necesidad de mejorar las habilidades de la mano de obra a escala mundial. Un informe de la consultoría de gestión McKinsey calcula que: «Entre 75 y 375 millones [de trabajadores] podrían tener que cambiar de categoría profesional y adquirir nuevas habilidades». Según Kehoe: «Paulo Leitão, del Instituto Politécnico de Braganza, ha comentado, en relación con las fábricas del futuro, que muchos de los empleos necesarios en la actualidad, como el de analista de datos masivos y especialista de servicios en la nube, no existían hace quince años, antes de la industria 4.0». Mediante un estudio, una investigación documental y talleres con expertos industriales y académicos, FIT4FoF primero determinó las tendencias tecnológicas que más estaban afectando a la fabricación y después identificó las habilidades necesarias. Así el equipo logró crear su marco de formación, codiseñado con los trabajadores. Al diseño final contribuyen las partes interesadas clave de diversas funciones empresariales (como de recursos humanos o finanzas), junto con un representante de los trabajadores que comprende las plantas de producción y un educador que aporta experiencia tecnológica específica. El proyecto llevó a cabo actividades piloto del marco de formación en organizaciones de diferente tamaño y tipo, lo que incluye la producción automovilística avanzada en España, la fabricación y los productos inteligentes en Italia, una fábrica inteligente de dispositivos médicos en Irlanda y la fabricación inteligente de electrodomésticos en Rumanía. En cada actividad piloto se utilizó el marco para diseñar e impartir una formación adaptada a su organización específica y se valoraron cuestiones como las siguientes: los factores de impulso de la mejora de las habilidades (como el aumento de la productividad o la reducción de los costes), el mejor modo de determinar las habilidades necesarias, el diseño de la formación y su impartición. «Actualmente estamos comparando el impacto de nuestra formación con métodos más tradicionales, que no buscan la opinión de los participantes», añade Kehoe. FIT4FoF también puso en marcha una comunidad de práctica para cada actividad piloto con el fin de facilitar los intercambios entre las plantas de producción y los participantes corporativos para comprender mejor la función profesional de cada cual. «El marco de formación es un logro fantástico que permite a las partes interesadas reunirse, en persona o en línea y diseñar un programa de formación en horas», comenta Kehoe. «La participación de los trabajadores en el diseño superó las expectativas de los empleadores. Las opiniones sobre los resultados del marco han sido muy positivas y todos los socios de la fase piloto afirman que seguirán utilizándolo».

Una responsabilidad colectiva

Mientras que los trabajadores más jóvenes han crecido como nativos digitales, una parte considerable de la mano de obra debe mejorar sus habilidades para el uso de las tecnologías más recientes. Kehoe pide a los responsables políticos que mejoren la sensibilización y los conocimientos sobre las ventajas de la digitalización, y a los empleadores que aumenten la participación del personal en la gestión del desarrollo de sus propias habilidades. Kehoe sugiere que esto se puede complementar con el apoyo a iniciativas de intercambio de mejores prácticas de formación en la industria, especialmente las versiones modulares y más cortas. Con tal fin, los socios del proyecto ahora están trabajando para seguir ampliando el marco e incorporar más habilidades, además de incluir el diseño de microcredenciales.

Palabras clave

FIT4FoF, habilidades, fábricas, industria 4.0, inteligencia artificial, computación perimetral, nube, formación, robots, realidad virtual, digitalización

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación