Skip to main content

CONTROL OF CLASSICAL SWINE FEVER BY MOLECULAR DIAGNOSIS AND EPIDEMIOLOGY

Article Category

Article available in the folowing languages:

Avances en las pruebas de fiebre porcina clásica

A pesar de todos los esfuerzos para erradicar la fiebre porcina clásica de las piaras de cerdos, la prevalencia continua de este virus con gran poder de contagio sigue siendo una amenaza en toda Europa. Aunque no es peligrosa para los seres humanos, esta enfermedad puede agotar los recursos porcinos en una proporción alarmante. Se necesitan métodos nuevos para identificar la enfermedad rápidamente y asegurar que se pueda contener y erradicarla antes de que alcance proporciones de epidemia.

Salud

La fiebre porcina clásica (FPC) se contrae principalmente a través del contacto con manadas contaminadas, aunque la exposición en los establos a excrementos de cerdo e incluso a portadores humanos también puede transferir la enfermedad. Dependiendo de la gravedad de la cepa, la FPC puede ser sumamente difícil de detectar y contener. En el caso de FPC aguda, desde el comienzo de la enfermedad hasta la muerte pueden transcurrir menos de 14 días. La forma más difícil de descubrir es la forma ligera de FPC que sin embargo puede ser recurrente durante varios años y se caracteriza por periodos cortos de enfermedad y recuperación. En todos los casos, es inevitable la muerte del cerdo. Por consiguiente, es de vital importancia detectar la FPC. Se requieren pruebas de detección sensibles, específicas y rápidas. De ahí que el Organismo de Laboratorios de Veterinaria de Inglaterra haya desarrollado una variedad de pruebas basadas en la reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa que satisfacen estas necesidades. Sus tests simplifican el procedimiento completo y reducen el riesgo de intercontaminación de los ensayos por lotes y además proporcionan medios para realizar de forma rápida las pruebas a cada cerdo individualmente y a toda la piara. Este cribaje masivo demuestra ser muy ventajoso cuando se realiza a manadas en tránsito o procedentes de zonas donde los métodos de comprobación no son fiables. Cuando la detección precoz es de gran importancia, se necesita que las muestras masivas sean analizadas en un periodo de tiempo muy corto. Las actuales pruebas basadas en la reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa implican procesos con múltiples fases que consumen mucho tiempo y frecuentemente se corre el riesgo de obtener conclusiones falsas. El test de reacción en cadena de la polimerasa con transcripción inversa recién desarrollado reduce el número de pasos de la prueba a un solo proceso. Los tests de transcripción inversa y reacción en cadena de polimerasa incluyen ahora la utilización de sondas fluorescentes que proporcionan una lectura automatizada de los resultados, incrementan la especificidad de la prueba y reducen el riesgo de resultados positivos falsos. Debido a la simplicidad que ahora tiene la prueba es posible incorporar el procedimiento al procesamiento robótico de muestras para su uso a gran escala. Esta nueva prueba, con su rapidez, sensibilidad, especificidad, simplicidad y capacidad potencial para efectuar ensayos masivos, proporciona una ventaja importante para proteger las manadas de cerdos de la contaminación. Puede ser el avance necesario para erradicar una vez por todas la enfermedad de las granjas de cerdos europeas. Los diseñadores han patentado la tecnología y están buscando ayuda para proseguir la investigación y desarrollo.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación

Avances científicos
Salud

20 Septiembre 2021